ECONOMíA › NUEVAS ZONAS DEL CONURBANO Y BARRIOS CERRADOS DE TODO EL PAíS RECIBIRáN EL FORMULARIO DE RENUNCIA

Avanza quita de subsidios a barrios acomodados

Más usuarios de ingresos altos fueron incorporados al grupo que deberá justificar el subsidio al consumo de luz, gas y agua. Son 71.723 clientes por un total de 227 millones de pesos.

El Gobierno extendió el envío de formularios para renunciar o conservar los subsidios a nuevas zonas del conurbano y a barrios cerrados de todos el país. Las cartas comenzarán a llegar con las facturas de los servicios de electricidad, gas y agua, a partir del primero de marzo. La decisión fue adoptada por el “Grupo de trabajo para el análisis y estudio de la incidencia en los distintos sectores de los subsidios”, que conforman los ministerios de Economía y Planificación. Las nuevas zonas incluyen a Vicente López, San Isidro, Tigre, San Fernando, Hurlingham, Ituzaingó y Almirante Brown. Teniendo en cuenta el nuevo esquema de envíos, se llegará a 21.723 usuarios, mientras que los barrios cerrados de todo el país involucrarán a 50.000 viviendas. En total, se enviarán 71.723 nuevos formularios para realizar las declaraciones juradas. El ahorro estimado podría alcanzar los 227,81 millones de pesos anuales en transferencias directas, que si se suman a los que ya están recibiendo los formularios, la suma ascendería a 557 millones de pesos, y 255.558 usuarios involucrados.

“Esta medida se enmarca en la política de redireccionamiento de los subsidios, desde aquellos que no los necesitan a quienes todavía no pudieron acceder a los servicios universales”, informó el Ministerio de Planificación a través de un comunicado. El Gobierno ya aplicó una quita directa de subsidios a 275.504 usuarios (entre ellos grandes empresas, countries y barrios capitalinos de alto poder adquisitivo), con un ahorro calculado en 4896,3 millones de pesos.

Las nuevas zonas incluidas por el Ejecutivo para redefinir su situación en cuanto a los subsidios abarca Zona Norte, llegando a los distritos de Vicente López (La Lucila y Olivos); San Isidro (Club Pueyrredón, Martínez y Béccar); Tigre (Benavídez, General Pacheco y Don Torcuato); y San Fernando (Punta Chica y Victoria). En total son 16.270 usuarios, que producirían un ahorro estimado en 71,53 millones de pesos.

Luego está la zona oeste, que abarcará los distritos de Hurlingham e Ituzaingó (Parque Leloir y Barrio 33). Los usuarios que recibirán las declaraciones juradas ascienden a 2511 y de renunciar al subsidio producirían un ahorro al fisco calculado en 11,04 millones pesos. En zona sur, se enviarán cartas a los usuarios de Almirante Brown, aproximadamente 2942 personas, con un ahorro estimado en 12,93 millones de pesos.

Al igual que se hizo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Ministerio de Planificación efectuó una división precisa de las manzanas que estarán alcanzadas por el nuevo envío de las declaraciones juradas y determinar también las zonas exentas. Para conocer las calles exactas, puede consultarse el sitio web de Planificación (www.minplan.gov.ar).

El procedimiento de las declaraciones juradas será igual al que ya se venía aplicando en otras zonas. Las cartas llegarán con las boletas de luz, gas y agua, a partir del 1º de marzo, y al igual que en los envíos anteriores, los usuarios tendrán 30 días para responder. De no hacerlo en la primera notificación, recibirán una segunda comunicación certificada que en caso de no ser contestada luego de 5 días hará que se quiten los subsidios de manera directa.

Además de la declaración jurada, los usuarios también podrán renunciar a los subsidios a través de un troquel en la factura de los servicios correspondientes. También continúa la excepción para aquellos que consideren que deben continuar recibiendo el beneficio del Estado. En este caso existe un instructivo con doce preguntas que orientan sobre los motivos contemplados para seguir recibiendo el beneficio. Por ejemplo, estarían incluidos aquellos que acrediten una enfermedad crónica que implique un mayor consumo del servicio; los que tienen como único ingreso la jubilación mínima, pensiones no contributivas o algún plan social, o aquellos que cobran asignaciones familiares. Otra de las preguntas permite excluir de la quita de subsidios a quienes tengan un domicilio afectado por actividades de índole social (institutos, comedores comunitarios, centros de recuperación, etc.), o que estén exentos del pago de ABL o convivan múltiples hogares en la misma vivienda. También están contemplados aquellos que tengan un certificado de discapacidad.

La quita de subsidios para grandes consumidores residenciales y empresas, así como también la readecuación de los mismos, forma parte de la “sintonía fina” propuesta por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Además, constituía un reclamo sostenido desde diferentes sectores de la oposición, quienes solían criticar el actual esquema de subsidios, tanto a la energía como al transporte.

El nuevo esquema de subsidios comenzó en noviembre, alcanzando primero a las compañías más importantes de agroquímicos, refinamiento de combustible, gas natural, biodiésel y aceites de exportación. En este caso fueron 3749 millones de pesos. Luego se incluyó a 223.000 usuarios de countries, que recibían 385,5 millones de pesos en subsidios. Más tarde se agregó a los usuarios residenciales de altos ingresos de las zonas de Puerto Madero, Palermo y Recoleta, aproximadamente 9000 usuarios, lo que produjo un ahorro estimado en 15,5 millones de pesos.

Los que renunciaron de manera voluntaria fueron 22.339 usuarios, lo que equivale a un ahorro de 40 millones de pesos. En total, la quita directa de subsidios alcanzó hasta el momento a 275.504 usuarios, lo que implicó una reducción del orden de los 4896,3 millones de pesos.

Compartir: 

Twitter
 

La quita de subsidios a los barrios cerrados de todo el país involucrará a 50.000 viviendas.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.