ECONOMíA › EL GOBIERNO CUESTIONó DURO AL CEO DE TELECOM, FRANCO BERTONE

El teléfono volvió a arder

El empresario reconoció que la eliminación de los subsidios a algunos servicios públicos puede impactar en el mercado telefónico. “Habla claramente de su espíritu mezquino y concentrador”, dijo De Vido. El reparto de dividendos, en la mira.

 Por Fernando Krakowiak

El titular de Telecom Argentina, Franco Bertone, recibió el viernes a un grupo de periodistas en la torre que la firma tiene en Puerto Madero. El objetivo fue dar detalles sobre el resultado económico del grupo, que logró una utilidad neta de 2422 millones de pesos el año pasado, un 33 por ciento más que en 2010. Ya avanzada la conferencia, a Bertone se le preguntó si la quita de subsidios que impulsa el Gobierno en servicios públicos podría afectar su negocio. “Los hogares destinan una parte de su ingreso a una canasta de servicios donde se incluyen la luz, el gas, el agua, el teléfono fijo, el celular y el cable. Una suba en los tres primeros va a impactar. La tasa de crecimiento se va a reducir, pero igual tenemos una visión de 2012 bastante positiva, con una mejora de dos dígitos en todos los rubros”, respondió. El diario Clarín destacó este punto el sábado y horas después el ministro de Planificación, Julio De Vido, difundió un duro comunicado. “El presidente de Telecom tiene una actitud mezquina y vocación concentradora”, afirmó. Además subió la apuesta y le recordó a Bertone que Telecom “tiene una investigación en curso en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia por concentración monopólica” y que van a “vigilar atentamente que las inversiones que realicen guarden relación con lo que ganaron”.

Telecom Argentina difundió una aclaración a través de la agencia estatal Télam donde remarcó que “el artículo (de Clarín) destaca desde su titular una cuestión secundaria, que fue un comentario realizado en el marco de una rueda de prensa” y que “de ninguna manera expresa la opinión del CEO ni de la empresa”. En ese texto, Telecom remarcó también que la compañía espera una tasa de crecimiento de dos dígitos este año, algo que había resaltado Bertone en el encuentro con los periodistas, pero que no fue mencionado en el artículo de Clarín que motivó la reacción de De Vido contra el CEO de Telecom.

De ese modo, la empresa intentó dejar atrás una polémica con el Gobierno que Bertone no buscó. De hecho, en la conferencia de prensa del viernes el empresario se mostró muy conforme con el resultado que logró la compañía en 2011 y en todo momento evitó confrontar. Cuando le preguntaron si la empresa no comercializa el iPhone por alguna restricción formal o informal establecida por el Gobierno, que no cerró un acuerdo con Apple, el ejecutivo dijo que la decisión era “puramente comercial”. “No veo el iPhone en Tierra del Fuego y el proceso de importación no tiene sentido encararlo”, respondió. Luego sostuvo que casi el ciento por ciento de las compras de terminales se estaban haciendo en la Argentina, salvo un porcentaje menor de Blackberry.

Cuando le preguntaron sobre la suspensión de la licitación de espectro radioeléctrico que había iniciado la secretaría de Comunicaciones, también evitó polemizar. “Estamos en una fase de pausa porque la secretaría suspendió el proceso para realizar algunas averiguaciones formales”, se limitó a responder. Incluso se mostró cauto al hacer referencia a la nueva reglamentación que estableció la Comisión Nacional de Valores referida al reparto de utilidades empresarias, un punto sobre el que el Gobierno puso la lupa. “Estamos evaluando la nueva reglamentación. Es un tema contable. Igual, todavía no hemos llevado una propuesta al directorio porque la asamblea se realiza en abril. Ahí va a estar nuestra propuesta de distribución de dividendos”, señaló.

Durante la conferencia de prensa, Bertone sólo pareció salirse del libreto cuando hizo la referencia al impacto que tendrá la quita de los subsidios, pero ni siquiera en ese punto quiso polemizar porque luego de reconocer que la empresa va a crecer menos, insistió con que seguiría siendo a una tasa de dos dígitos en todos los segmentos y se mostró satisfecho. El esfuerzo del empresario no alcanzó, pues el ministro De Vido lo castigó con dureza luego de leer la nota de Clarín, a la que hizo referencia en el comunicado. El funcionario dijo que el comentario de Bertone sobre los subsidios “habla claramente de su espíritu mezquino y concentrador”, y agregó que “está completamente fuera de lugar, teniendo en cuenta que la empresa, junto con Telefónica, tiene una investigación en curso en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia por concentración monopólica”.

La investigación a la que hizo referencia De Vido es la que abrió la CNDC en 2007 cuando Telefónica de España ingresó como accionista de Telecom Italia y, de manera indirecta, en su filial y principal competidora en el mercado local de telecomunicaciones. En agosto de 2009, la CNDC emitió un dictamen que obligaba a Telecom Italia a vender sus activos en el país debido a su vínculo con Telefónica, pero la decisión fue anulada por la Cámara de Apelaciones en lo Penal Económico, y el propio gobierno sorprendió en agosto de 2010 al aceptar un compromiso de los accionistas que no sólo les permitió a los italianos seguir en el país sino incluso incrementar su participación en la filial local. Ese compromiso de conducta conlleva una serie de prohibiciones para las partes y la concentración económica está subordinada a su cumplimiento, aunque no hay veedores oficiales en la empresa. Sólo es una carta en la manga que se guardó el Gobierno.

En el comunicado, De Vido también se refirió a las ganancias de la compañía. “Nos parece bien que las empresas obtengan buenos resultados, como en este caso Telecom (...). Pero vamos a revisar atentamente que las inversiones que realicen guarden relación con lo que ganaron”, remarcó. Esa relación entre ganancias e inversiones dependerá, en parte, del reparto de utilidades que decida la firma. Bertone aclaró que todavía no está resuelto cuánto dinero repartirá Telecom entre sus accionistas. Con su advertencia, el Gobierno dejó en claro que estará atento a esa decisión y que podría hacer valer la carta de la CNDC si lo que se resuelve no lo conforma.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

De Vido recordó que Telecom tiene una investigación en curso en la comisión antimonopolio.
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.