ECONOMíA › PLAN 1 POR 1 EN MOTOS

Sustituir es la meta

 Por Javier Lewkowicz

El equilibrio de la balanza comercial a nivel de cada empresa que impulsa el Gobierno a través de la compensación de importaciones con exportaciones generó entre las terminales radicadas de motos incentivos a producir, mientras que las empresas importadoras han perdido cuota de mercado o comenzaron a realizar exportaciones de commodities para poder adquirir unidades desde el exterior. Según los concesionarios, la política oficial está generando en el corto plazo cuellos de botella, ya que detectan problemas de abastecimiento. Muchas empresas optan por dejar de importar motos de alta gama para enfocarse sobre los modelos más económicos.

El crecimiento que ha tenido el mercado local de motos en los últimos años es muy importante. En 2009 se vendieron en total 364 mil unidades; en 2010, 561 mil y en 2011 se llegó a un record de 716.207 vehículos. Ese comportamiento se explica por el aumento del salario real, la dinamización de economías regionales (donde el transporte en moto es muy utilizado) y el abaratamiento relativo de la moticicleta. Según datos de la división de motovehículos de Acara (Asociación de Concesionarios de la República Argentina), para acceder a una moto en la actualidad alcanza con un salario promedio, cuando años atrás esa relación era más desfavorable para el trabajador. En tanto, la producción nacional creció un 59 por ciento entre 2008 y 2011, con una participación que pasó del 39 al 66 por ciento en el mercado local, según datos del Ministerio de Industria.

En el primer trimestre del año el aumento en las ventas de motos fue de uno por ciento, aunque los concesionarios son pesimistas para los próximos meses. “Nos estamos comiendo el stock porque hay problemas de oferta. Muchas empresas que no encararon una estrategia de sustitución de importaciones están teniendo trabas para importar, que repercute en el abastecimiento en el mercado interno”, explicó a este diario Diego Dinitz, secretario general de Acara. Según el empresario, firmas como Honda, Motomel y Corven, en cambio, vienen incrementando la producción y también su participación en el mercado. A comienzos de 2011, Motomel tenía una cuota de mercado de 14,3 por ciento y ahora muestra un 16,3 por ciento; Honda subió de 12,9 a 14,0 por ciento, mientras que Corven lo hizo desde 3,5 a 5,8 por ciento.

“Nosotros tenemos complicaciones con las importaciones, pero ganamos mercado porque somos industriales y el Gobierno pretende ir hacia esa meta. Sustituimos importaciones en el cuadro de la moto, amortiguadores, suspensiones y en algunas partes electrónicas. Ahora van a incorporarse entre 40 y 50 empleados”, indicó a este diario Leandro Iraola, presidente de Corven. También se han anunciado importantes inversiones de Honda, Yamaha y Suzuki para incrementar la producción nacional de motos.

Desde las firmas importadoras, la situación no es uniforme. Arturo Scalise, que adquiere motos Mondial y Kawasaki, aseguró a este diario que tiene el plan aprobado por Comercio Interior. Para poder importar motos, se asoció con exportadores de vino y alimento balanceado. Indica que “el abastecimiento de motos es normal, aunque puede estar faltando algo en el segmento de alta gama”. Otras empresas que no pudieron cerrar sus planes de compensación tienen mayores complicaciones para importar.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.