EL PAíS › DANIEL REPOSO, TITULAR DE LA SINDICATURA GENERAL DE LA NACIóN

El candidato del Ejecutivo

Tiene una larga carrera en el organismo que conduce. Estuvo en la Anses, donde se relacionó con Amado Boudou, y también en Economía. Fue síndico de Papel Prensa y participó activamente de la investigación sobre los accionistas privados de esa empresa.

 Por Tomás Lukin

Daniel Reposo es titular de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) desde noviembre de 2009. El abogado de 46 años realizó una larga carrera en el organismo y desembarcó como síndico de la mano de Amado Boudou. Se conoció con el vicepresidente en la Anses, donde Reposo fue gerente de prestaciones y luego lo acompañó brevemente como responsable de la auditoría interna del Palacio de Hacienda hasta que llegó a la Sigen. Allí fue designado como síndico en Papel Prensa y participó activamente de las distintas denuncias e investigaciones contra los accionistas privados de la empresa. En ese proceso forjó una estrecha relación con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. En las últimas semanas respaldó públicamente la denuncia de Boudou contra el Grupo Boldt y acusó a algunos medios de “tratar de desarticular un proyecto nacional”.

El funcionario que Cristina Kirchner propuso para reemplazar a Esteban Righi en la Procuración General de la Nación nació en Verónica, partido bonaerense de Punta Indio, estudió abogacía en la UBA y mientras cursaba ingresó a la Corporación de Empresas Públicas, que en 1994 se convirtió en la Sigen. Allí hizo la mayor parte de su carrera profesional hasta que, a comienzos de 2008, Claudio Moroni lo convocó para trabajar en la Anses. Allí conoció a Boudou, quien entonces era secretario general y construyeron un “vínculo excelente”, relatan colaboradores de ambos. Reposo es un apasionado de la tecnología e impulsó la sistematización de información de la Anses. Cuando Boudou se hizo cargo del organismo lo mantuvo en su puesto y luego lo llevó como síndico jurisdiccional al Ministerio de Economía. Ocupó ese cargo hasta que finalmente en noviembre de 2009 regresó a la Sigen para reemplazar a Carlos Alberto Pacios.

La Sigen es el organismo encargado de dictar y aplicar las normas de control interno del Estado. Antes de comenzar su carrera política, Reposo fue designado síndico en distintas empresas públicas y privadas donde el Estado posee participación. Fue, por ejemplo, síndico de Canal 7 cuando se realizaron las actuaciones sumariales a Gerardo Sofovich. Desde que volvió a la institución hace más de dos años, tomó notoriedad pública por su activa participación en las investigaciones y denuncias contra los accionistas privados de Papel Prensa: Clarín, La Nación y La Razón. En ese período “dejó en evidencia su compromiso con el proyecto”, explican en el equipo del vicepresidente y también le permitió establecer una muy buena relación con Moreno.

En Papel Prensa llevó adelante distintas denuncias contra los accionistas privados por asociación ilícita y detectó irregularidades en la auditoría interna de la firma. Para eso se designó junto con el síndico general adjunto Agustín Tarelli como síndico de la empresa donde mantuvo fuertes discusiones con los gerentes de la compañía. Reposo también colaboró en la recolección de datos para la elaboración de algunas partes del informe “Papel Prensa: La verdad”, a cargo de Beatriz Paglieri, directora por el Estado en la firma y secretaria de Comercio Exterior. Además, llevó adelante una investigación por la presunta licuación de deuda de los diarios Clarín y La Nación con Papel Prensa y cuestionó los sueldos “sobredimensionados” de los gerentes que superan los 100 mil pesos mensuales.

Durante su gestión en la Sigen tuvo algunos cortocircuitos con la Auditoría General de la Nación por pedidos de información. Muchos de los informes que realiza el organismo están disponibles online y otros se deben solicitar personalmente en el edificio de la Sigen en la esquina de Corrientes y Reconquista. La intervención de Reposo en una licitación del Ministerio de Economía para comprar autos fue investigada por la Justicia. El funcionario construyó matrices de riesgo, sistemas de información, de los distintos organismos estatales que le permiten hacer cruces de datos entre distintas áreas del Gobierno y colaborar desde su lugar con aspectos tan distintos como la reciente paritaria docente o la tragedia de Once.

Reposo se define como “un tipo de centroizquierda” y se confiesa “un judío que profesa fervientemente la religión”. Está casado y tiene dos hijos que todavía van a la escuela primaria. Desde mediados de 2010 debe conciliar su actividad predilecta de los sábados, el golf matutino, que practica en un predio de Hebraica en la provincia de Buenos Aires, con los partidos que juega en la segunda categoría del fútbol argentino su querido River Plate. En las elecciones del año pasado colaboró en la campaña del candidato del Frente para la Victoria de Punta Indio Hernán Yzurieta, quien se convirtió en el intendente.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.