ECONOMíA › LAS RESTRICCIONES PARA LA COMPRA DE DóLARES IMPULSARON EL MERCADO NEGRO

Los arbolitos florecen en otoño

 Por Cristian Carrillo

El dólar al público se mantuvo ayer en 4,46 pesos, con un volumen de negocios de apenas 264,1 millones de dólares, menos de una tercera parte de lo contabilizado en una rueda habitual. El endurecimiento de los controles para la compra de moneda extranjera retiró de la plaza minorista a un buen número de ahorristas, quienes desde el miércoles último se vieron imposibilitados de concretar operaciones con divisas. Esto también redujo la presencia de bancos, que compran a pedido de sus clientes. El Banco Central tuvo una participación neutra y las reservas cerraron en 47.505 millones. El costo del dólar en el mercado informal se disparó: el blue se negoció en 5,28 pesos, y el resultante del contado con liquidación, a 5,76.

El porcentaje de rechazos de operaciones formales por parte de la AFIP se elevó a más del 80 por ciento. Fuentes oficiales reconocen que el sistema de validación del organismo “entró en una zona gris”. Según coincidieron directivos del ente recaudador y de bancos del microcentro porteño, se encuentran congeladas todos las exenciones para la compra de divisas, como viajes, la venta de algún bien mueble o inmueble o tras el cobro de una indemnización. Es decir, operaciones en las que se puede demostrar la necesidad de la compra o la existencia de fuentes genuinas de pesos para adquirir dólares.

El Gobierno dispuso el 29 de octubre último –entró en vigencia el 1º de noviembre– un sistema de control para la compraventa de moneda extranjera que determina la capacidad económica de una persona o empresa para adquirir divisas. La fórmula utilizada por la AFIP para validar las operaciones nunca se difundió. Ahora, esa ecuación que busca balancear gastos e ingresos se endureció. La medida alcanza a todas las operaciones, salvo para el pago de importaciones. Estos casos requieren además la aprobación de la Secretaría de Comercio Exterior. Pero el sistema para minoristas contemplaba también algunas excepciones. Los casos más habituales eran los viajes al exterior, donde el interesado podía presentar su pasaje o la reserva para ser autorizado, o cuando los fondos provenían de alguna operación inmobiliaria o de la liquidación de algún activo.

Según indicó a Página/12 el responsable de la mesa de cambios del banco Puente, Carlos Lizer, “se eliminaron –en la práctica– todas esas excepciones que existían hasta hace unos días”. El directivo reconoció que se incrementó fuertemente el número de rechazos, mientras que la cantidad de ahorristas que asistieron a la entidad financiera se redujo. “Muchos consultan por Internet y si los rechazan, no vienen. Hay clientes que hasta el miércoles estaban habilitados y hoy no.” Los ahorristas rechazados por el sistema tienen la opción de ir a la dependencia de la AFIP donde están inscriptos para presentar la documentación que respalde el pedido. “Generalmente, en 24 horas la entidad validaba la operación y se habilitaba la compra”, señaló Lizer.

En la AFIP, la situación tampoco es demasiado clara. Desde la entidad que conduce Ricardo Echegaray mantienen total hermetismo sobre los cambios realizados en la fórmula. No obstante, según pudo saber este diario, existen algunos puntos a tener en cuenta que explicarían el rechazo. Por ejemplo, más allá del resultado de la ecuación entre ingresos y egresos, quien ya haya comprado este año moneda extranjera tiene escasas chances de ser aprobado por estos días para una nueva transacción. Fuentes oficiales reconocen que la AFIP recibió “numerosos llamados de banqueros quejándose porque nadie podía comprar”. En el caso de las excepciones, ya sea por venta de un activo, indemnización o seguro de vida, las fuentes consultadas aseguran que “entró todo en la misma bolsa”. “Es un escenario nebuloso, pero se irá aclarando con el transcurso de los días”, reconoció un colaborador de Echegaray.

En el mercado estiman que los controles podrían relajarse una vez que se intensifique la liquidación por parte de los exportadores, lo que permitirá al Central recomponer reservas de cara a los vencimientos de deuda que el organismo enfrenta este año. También es una medida preventiva en un escenario externo complicado. La apuesta es que el Central se posicione como principal comprador de dólares. “Todavía es prematuro aventurar una tendencia. El viernes compramos unos 130 millones, pero hoy (por ayer) la intervención fue neutra y el mercado se redujo mucho”, señalaron desde la entidad monetaria que conduce Mercedes Marcó del Pont.

Compartir: 

Twitter
 

Los exportadores están liquidando menos dólares de los esperados para esta parte del año.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.