EL PAíS › LOS GORDOS Y BARRIONUEVO BUSCAN DESCONOCER LA CONVOCATORIA DE MOYANO

“No vamos a participar”

Se volvieron a reunir ayer para consensuar una estrategia. Resolvieron desconocer la convocatoria de la CGT porque aseguran tener la mayoría de los congresales de la central. Pero hay diferencias con el sector de “independientes”.

 Por Julián Bruschtein

El antimoyanismo, que se mostraba como bloque para enfrentar al líder de la CGT en la elección del 12 de julio, empezó a mostrar algunas definiciones, aunque sin poder disimular ciertas fisuras internas. Después de una reunión entre los Gordos, el barrionuevismo y un sector de los no alineados, salieron a apurar a sus socios –el grupo de los denominados independientes– al anunciar que “ambos sectores decidieron no participar en el Confederal y tampoco en el Congreso de renovación de autoridades” convocados por Moyano, según confió un dirigente sindical a Página/12. Así, dan por tierra con la estrategia que habían delineado semanas antes de manera conjunta, cuando habían hablado de intentar convencer al camionero para que no se presente y priorizar una CGT sin fracturas. El gastronómico Luis Barrionuevo, por otro lado, puso ayer sobre la mesa la alternativa de que la CGT tenga un triunvirato como conducción.

“No concurriremos a hacerle número a Hugo Moyano cuando la mayoría de los congresales está de este lado”, señalaron los voceros al finalizar el encuentro en la sede del Smata, en Belgrano y Perú. No obstante, el antimoyanismo también mostró sus diferencias, por lo que se debió postergar la reunión que tenían prevista para hoy entre los sectores que se vieron ayer y los independientes. “La reunión de mañana (por hoy, en la Uocra) se cayó y decidimos volver a reunirnos el martes de la próxima semana”, aseguró el dirigente del gremio de los mecánicos, Ricardo Pignanelli, al finalizar el cónclave.

El distanciamiento entre ambos sectores comenzó luego de que los independientes –Andrés Rodríguez, de UPCN; José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias, y Gerardo Martínez, de la Uocra– mantuvieran una reunión a solas con el principal candidato del antimoyanismo, el metalúrgico Antonio Caló, en la sede de la UOM. Allí también estuvieron los ex moyanistas Omar Viviani, Omar Suárez (de los trabajadores portuarios), el municipal Amadeo Genta y el ferroviario Omar Maturano. Al enterarse del encuentro –del que los habían dejado afuera–, los Gordos comenzaron a trabajar para que se cayera la reunión que iban a mantener hoy en la Uocra todos los grupos para avanzar en la estrategia. Hasta ayer a la mañana los sindicatos antimoyanistas buscaban empujar al camionero fuera del escenario electoral, de cara a la elección del 12 de julio. Sin embargo, ya habían comenzado a objetar las reuniones de consejo directivo en las que se había realizado la convocatoria.

“Los dirigentes de ambos sectores decidieron en el Smata no participar en el Confederal y tampoco en el Congreso de renovación de autoridades, por lo que la fecha del encuentro propio se decidirá el martes en Uocra”, destacaron anoche distintos dirigentes gremiales que habían participado del encuentro. Puertas adentro manifestaron su enojo con los independientes y la reunión “en la que se cortaron solos”. Barrionuevo puso sobre la mesa la propuesta de que la CGT sea conducida por un triunvirato, tal y como se hizo cuando se fusionó el armado que tenía Moyano cuando se acercó finalmente a la CGT oficial. Pignanelli ya se había mostrado en contra, pero el dirigente lucifuercista Oscar Lescano destacó que su espacio quería “que Caló sea el candidato”. “Moyano debe ahora acompañar, tal como lo hemos hecho durante ocho años”, había señalado Barrionuevo antes de ingresar a la reunión.

Por otro lado, los gremios que eran antiguos aliados de Moyano decidieron unirse y mostrarse como otro espacio político gremial. Viviani realizó un almuerzo en el Sindicato de Peones de Taxis al que asistieron el dirigente de los docentes privados Horacio Ghillini, los municipales Genta y Alejandro Amor, el dirigente de personal legislativo Norberto Di Próspero y el secretario general de la UTA, Roberto Fernández. Allí lanzaron Unidad Sindical, espacio político gremial en el que decidieron agruparse. Viviani –otro nombre que comenzó a rodar como posible candidato– aparece como la cabeza del espacio gremial.

El antimoyanismo en su plenitud se verá las caras nuevamente el martes próximo, donde deberán limar diferencias y anunciar los pasos a seguir.

Compartir: 

Twitter
 

El gastronómico Luis Barrionuevo volvió a lanzar la propuesta de una conducción tripartita en la CGT.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.