ECONOMíA › INFORME DEL INDEC SOBRE LA BRECHA ENTRE EXTREMOS DE LA PIRáMIDE Y EL COEFICIENTE DE GINI

Mejoró la distribución del ingreso

 Por Roberto Follari *

El 10 por ciento de los hogares más pobres recibió el 1,9 por ciento de los ingresos totales en el primer trimestre del año, el mismo nivel que en el período enero-marzo de 2011. En el otro extremo, el 10 por ciento más rico concentró el 28,3 por ciento, 0,2 punto porcentual menos que en el mismo lapso del año pasado. Según la Encuesta Permanente de Hogares del Indec, durante el primer trimestre hubo una mejora del coeficiente de Gini, al pasar de 0,391 a 0,375, lo que implica una disminución de la desigualdad.

Entre 2009 y 2010 se observó un estancamiento en la distribución del ingreso, básicamente explicado por la crisis económica internacional. En el período 2010-2011 hubo una mejora. En términos de ingresos per cápita dentro del núcleo familiar, los sectores de menores recursos tuvieron una mejora de sus ingresos del 36 por ciento, mientras que en los más ricos fue del 25 por ciento. La mejora en el primer grupo da cuenta de la incidencia de la Asignación Universal por Hijo. Sin embargo, ahora se vuelve a evidenciar un estancamiento, en coincidencia con el menor ritmo económico mundial.

Según este informe del Indec, el ingreso promedio en los hogares de más altos ingresos subió un 26 por ciento y se colocó en 17.650 pesos, mientras que en el decil inferior subió un 28,3 por ciento (1178 pesos). La relación muestra que los ingresos en el 10 por ciento de los hogares más ricos es 15 veces más que en los que están en la base inferior de la escala.

Asimismo, el Indec indicó que la mediana del ingreso (valor que divide en dos partes iguales la escala) en todos los hogares de la Argentina es de 4950 pesos, un tres por ciento más que en el mismo período de 2011, cuando era de 3800 pesos. Por otro lado, la mediana de ingreso, según la ocupación principal, fue de 5000 pesos para los profesionales, 3400 pesos para los técnicos, 3000 pesos para los puestos operativos y 1500 pesos para los trabajadores no calificados.

Si bien en el trimestre analizado la distribución del ingreso se mantuvo estable en comparación con un año anterior, el Indec registró una mejora del coeficiente de Gini, que da cuenta de las situaciones de igualdad dentro de una sociedad cada vez que el número se acerca a cero. En el último trimestre fue de 0,397, cuando en 2011 se había ubicado en 0,399. En el mismo período de 2010 era de 0,413; en 2009, de 0,417; en 2008, de 0,435; en 2007 se ubicaba en 0,439; en 2006 fue de 0,448; en 2005 estuvo en 0,448, y en 2004, 0,452.

Un dato que hace a la mejora de la distribución de la riqueza tiene que ver con los niveles de empleo. En el primer trimestre del año, la tasa de desempleo se ubicó en 7,1 por ciento, una baja de 0,3 punto porcentual en relación con el mismo período de 2011. El dato saliente fue la merma de la subocupación, que se colocó en 7,4 por ciento, es decir una caída de 0,8 punto porcentual en comparación con el período enero-marzo del año pasado. La distribución geográfica del desempleo aumenta en aquellos distritos más densamente poblados. Por ejemplo, en los partidos del conurbano la desocupación se ubicó en 8,7 por ciento. Otros sectores más complicados fueron el cordón del Bajo Paraná, que corre desde Gran Rosario (9,8) hasta San Nicolás-Villa Constitución (10,1 por ciento).

Compartir: 

Twitter

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.