ECONOMíA › EL BANCO CENTRAL Y LA CNV RESPALDAN LA PESIFICACIóN DE DEUDAS DESTINADAS AL MERCADO LOCAL

Respuesta a la resistencia del mercado

La presión del mercado contra el pago en pesos de un vencimiento en dólares por parte de Chaco motivó la intervención del BCRA y la CNV. Los organismos avalaron esa salida y la extenderán a casos similares. La Nación seguirá cancelando en moneda extranjera.

 Por Cristian Carrillo

El Banco Central y la Comisión Nacional de Valores (CNV) decidieron intervenir frente a la resistencia del mercado por el pago en pesos de un vencimiento de deuda en dólares por parte de la provincia de Chaco. Según pudo saber Página/12, los funcionarios ordenarán a la Caja de Valores transferir a los titulares de esos bonos los pesos depositados por el distrito que conduce Jorge Capitanich. La decisión, que será regulada en la próximas horas, surgió a partir de una reunión que mantuvieron anoche la presidenta del BCRA, Mercedes Marcó del Pont; el titular de la CNV, Alejandro Vanoli, y el gobernador chaqueño. Esta respuesta servirá además como caso testigo para deudas similares de otras provincias y de empresas –con obligaciones negociables–, las cuales se podrán pagar en pesos al tipo de cambio oficial del Banco Nación. En cambio, el Estado nacional seguirá cancelando en dólares con el Fondo de Desendeudamiento y se mantendrán las mismas condiciones para todo lo que sea considerado deuda externa, pública y privada.

La resolución surge en respuesta a una ola de rumores y pedidos de explicación por el pago en pesos que hizo Chaco el último viernes, al no conseguir los dólares para hacer frente al vencimiento. La provincia depositó pesos en la Caja de Valores por los servicios de amortización de los Bonos de Saneamiento Garantizado, Series 1 y 2, emitidos en noviembre de 2006. El vencimiento era por 263.651 dólares. “La provincia depositó la suma de pesos 1.244.436,30 pesos. En virtud de las regulaciones cambiarias existentes no se ha podido efectuar la conversión de pesos a dólares, pero se advierte el cumplimiento efectivo de la obligación”, señala la nota enviada a la Bolsa que se publicó ayer durante la mañana.

Las autoridades de la Bolsa de Comercio solicitaron a la gobernación de Chaco mayores explicaciones y ayer reiteraron el pedido, incluyendo al BCRA. “Teniendo en cuenta que existe en el mercado incertidumbre respecto de las autorizaciones por parte de ese organismo para la compra de moneda extranjera a efectos del pago de los servicios financieros de los valores negociables, le agradeceré se sirva informar a esta institución, a la brevedad posible, el alcance de las autorizaciones y los requisitos exigidos para ellas”, señala la carta remitida al gerente principal de Estadísticas y Cambio del Central, Jorge Rodríguez. Mientras tanto, el dinero continúa depositado en la Caja de Valores, sin remitirlo a los tenedores de los bonos, con lo cual se presionaba al gobierno del Chaco con devolverle los pesos. Capitanich pidió apoyo al BCRA y a la CNV, quienes respondieron que obligarán a la Caja a transferir los fondos.

Los papeles más castigados fueron los bonos provinciales. El Discount de Largo Plazo en dólares de la provincia de Buenos Aires (BDED) perdió el 4,1 por ciento y el Par Largo Plazo (BLPD) bonaerense cayó 4,2 por ciento. Los bonos soberanos se alinearon con la caída generalizada, al igual que varios papeles privados. El MerVal retrocedió 2,0 por ciento. Las más afectadas fueron las acciones del Banco Macro (bajó 4,6 por ciento), Banco Francés (-3,9) y Grupo Financiero Galicia (-2,9). De todos modos, los volúmenes trocados para ambos segmentos fueron marginales.

La caída generalizada fue justificada por la posibilidad de que la misma situación de Chaco se replique en otras emisiones, tanto públicas como privadas. Estos bonos chaqueños –son tres emisiones con vencimientos en 2015, 2023 y 2026– no cumplen con los requisitos para ser considerados deuda financiera externa (legislación externa y cotización internacional) y, por lo tanto, hasta julio de este año, los emisores accedían al mercado de cambios a través del concepto “atesoramiento” para conseguir los dólares necesarios para atender los servicios de la deuda. “Como quedó suspendido este concepto, y al no existir un código para la compra de moneda extranjera, no pudieron comprar los dólares. Es lo mismo que sucede con una deuda privada”, explicaron desde el Central.

Actualmente, sólo dos provincias comparten la problemática de Chaco. Las provincias de Tucumán (con sus TUCS15 y TUCS20) y Formosa (FOMRS20) suman en total 155 millones de dólares de emisión. “A nivel privado, no hallamos papeles de montos significativos que cumplan con estas características”, señala un informe privado. De hecho, YPF emitirá bajo una modalidad que fue extendiéndose en los últimos meses, denominado dólar-linked. Se trata de papeles que se pagan en pesos, pero que se indexan por los movimientos del tipo de cambio.

Están excluidas de las restricciones a la compra de dólares para pagar deuda “todas las emisiones con legislación extranjera y destino internacional, los bonos nacionales, que se pagan con reservas y los fideicomisos financieros para infraestructura”, aclaró a este diario el presidente de la CNV. De hecho, las elucubraciones respecto de una pesificación recibieron reveses interesantes. Un informe financiero del Citibank recuerda que el 3 de octubre el Gobierno pagó en billetes unos 200 millones de dólares del Boden 2015, luego de la restricción a la compra de divisas. “Esto sugiere que, al menos por el momento, es probable que el gobierno federal continúe pagando su deuda denominada en divisas en debida forma”, señala el informe del banco estadounidense.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Capitanich, gobernador del Chaco, pidió la colaboración de Marcó del Pont y Vanoli.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.