ECONOMíA › QUEJAS DE LA MESA DE ENLACE, ASAMBLEAS Y AMENAZAS DE LOCKOUT

Para no perder la costumbre

Con una concurrencia deslucida, las entidades agropecuarias protestaron por el quite de beneficios a la Federación Agraria y el intento de anular la transferencia del predio de Palermo a la Sociedad Rural. Vendrán 45 días de asambleas regionales.

La Mesa de Enlace realizó ayer una asamblea en Pehuajó con la presencia de no más de mil productores. Las expectativas del encuentro radicaban en la supuesta presión de las “bases” para realizar nuevas medidas de fuerza. Sin embargo, los dirigentes patronales sólo apostaron por proponer una serie de asambleas en distintos puntos del país durante los próximos 45 días. En sus discursos, los ruralistas defendieron su propio statu quo. Tanto el titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, como el presidente de la Sociedad Rural, Luis Etchevehere, cuestionaron la decisión del Gobierno de recuperar el predio de la Rural, como así también la eliminación de los formularios de inscripción de operaciones granarias, que para FAA representaba un negocio anual de 10 millones de pesos, y la disolución del ex Renatre, que era manejado por Gerónimo “Momo” Venegas y las propias entidades. Mientras tanto, desde el Ministerio de Agricultura, que conduce Norberto Yauhar, insistieron en que recibirán a todas las entidades, por separado.

“Tendimos un puente el 20 de diciembre, cuando dijimos que somos parte de la solución y no del problema, y nos respondieron al día siguiente con dos medidas, la estatización del predio de la Rural y la eliminación del formulario que emitíamos desde FAA con algunas rurales y la Federación de Acopiadores”, sostuvo Buzzi durante su discurso. Y agregó: “Hubo un modelo de crecimiento en la Argentina que se inauguró en 2002, que ya terminó. La Argentina ya no tiene competitividad. Los pequeños y medianos productores nos hemos caído del mapa”.

Sin embargo, la situación descripta por el ruralista contrasta con un informe presentado en diciembre del año pasado por la propia dirigencia patronal, en base a un análisis realizado por Aacrea. Según los ruralistas, durante el año pasado el sector agropecuario realizó inversiones por 236.317 millones de pesos, un 27 por ciento superiores al 2011.

“Somos perfectamente conscientes de la fuerza de organización que demostramos durante 2008, y esto nos hizo ser responsables como dirigentes. A lo largo de 2012, desde la Mesa de Enlace pedimos diálogo, consenso y, en enero de 2013, hicimos un llamado a la paz social cuando vimos peligrosamente nerviosa a la Presidenta. ¿Cómo nos contestaron? Primero, nos confiscaron el Renatre. Después, intentaron confiscar el predio de la SRA en Palermo y le quitaron a Federación Agraria Argentina (FAA) la potestad de emitir el formulario 1116”, sostuvo Etchevehere en sintonía con las palabras de Buzzi.

Para el titular de la SRA hubo 2000 personas, mientras que para el titular de FAA fueron 3000. Sin embargo, a la Asamblea que prometía ser multitudinaria no concurrieron más de 1000 personas. “El interior profundo de nuestro país sabe que si le va bien al campo, le va bien al país. Producimos lo que el mundo necesita, así que sólo falta que cada uno de los sectores pueda beneficiarse con ello. No queremos confrontar, queremos sumar para mejorar la vida de los argentinos, queremos presentar nuestras propuestas, nuestras ideas”, alegó Carlos Garetto, titular de Coninagro.

Las distintas entidades agropecuarias fueron convocadas por el Ministerio de Agricultura en al menos dos oportunidades durante el año pasado, pero por separado. Según los funcionarios del área, cada entidad representa a un tipo de productor que demanda una solución puntual, ya que no todos están en las mismas condiciones. Prueba de ello es que dirigentes de Federación Agraria, que hoy son oposición a Buzzi, han mantenido múltiples reuniones en Agricultura, situación que es cuestionada por el federado.

Antes de la realización de la asamblea de ayer, desde Agricultura dejaron trascender que Yauhar comenzaría a convocar a los ruralistas, nuevamente, a partir de marzo y de manera individual. Tal situación ya fue rechazada por las patronales que integran la Mesa de Enlace. Los dirigentes acordaron que realizarán varias asambleas en los próximos 45 días para luego anunciar posibles medidas de fuerza. En enero de este año, la Mesa de Enlace también había amenazado con la posibilidad de realizar un nuevo lockout granario, que quedó en la nada. De todas maneras, sí realizaron un lockout simbólico para protestar por el intento del Estado nacional de recuperar el predio de la Rural.

Compartir: 

Twitter
 

Los presidentes de las entidades del sector rural se juntaron en Pehuajó.
Imagen: CEEA
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.