ECONOMíA › CóMO IMPACTARíA EL CERTIFICADO DOLARIZADO EN LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIóN Y EL SECTOR INMOBILIARIO

Lo que puede pasar con los Cedin

A medida que pasan los días, van trascendiendo detalles sobre la potencialidad de este nuevo instrumento. Según los empresarios, ayudará a reactivar el mercado de propiedades y será una opción para el que quiera ahorrar en dólares.

Empresarios del bloque inmobiliario-construcción esperan que el Cedin genere un fuerte impacto en sus negocios, aunque reconocen que la operatoria todavía no termina de definirse. Algunos de los mecanismos que explicarían la expansión son sencillos. Entre esos se destaca el caso de la persona que blanquea sus dólares con el fin de realizar la operación de compraventa de una propiedad, lo que incorpora nueva demanda en el mercado para estimular la actividad. En cambio, existe otro escenario en el que la persona que blanquea no lo hace con el fin de invertir. Lo que pretenden es adquirir el instrumento para pasar su patrimonio al circuito formal y luego venderlo en un mercado secundario para recuperar la liquidez. La duda que aparece es si ese paso de manos puede tener un volumen relevante, pues no están claros los incentivos por los que van a aparecer compradores de Cedin en la segunda rueda.

Distintos analistas consideran que el impacto sobre la demanda agregada, más allá de una cierta recomposición para las inmobiliarias, no va a ser tan elevado. El punto central es que no queda del todo claro que exista un impacto directo en las obras de construcción, sino que aceita el negocio de compraventa. No obstante, reconocen que si el mercado secundario del Cedin alcanza masividad, el Banco Central recupera herramientas para manejar el valor del tipo de cambio financiero. Eso ahora se encuentra en manos de unos pocos especuladores que operan en el mercado paralelo. También agregan que en ese caso existiría cierta formalización del circuito ilegal del dólar debido a que la gente recupera los mecanismos para atesorar moneda extranjera de forma oficial a través de los Cedin.

Roberto Arévalo, de la Cámara Inmobiliaria, explicó a Página/12 que el recurso propuesto por el Gobierno para introducir dólares ociosos en actividades productivas (como el ladrillo) es una salida inteligente debido a que reactiva el sector, generando empleo y encadenamientos sobre otras industrias. Entre los rubros que salen beneficiados por la medida se destaca el de la compraventa de propiedades. Eso se debe a que se incorpora una nueva fuente de demanda efectiva en el mercado a partir del ingreso del dinero no declarado. El problema del sector en los últimos tiempos fue el retroceso de las operaciones debido a la falta de compradores que convalidaran los precios en dólares o en pesos ajustados a la cotización del mercado paralelo.

Ese caso del sector inmobiliario posibilita observar un mecanismo sencillo a partir del que el Cedin se transforma en un impulsor de la expansión de la economía. La persona que exterioriza su patrimonio con el fin de adquirir un inmueble recibe el documento, lo que luego aplica para la compra de una propiedad. El punto relevante es que eso resuelve el problema para los propietarios que se mostraban reacios a vender a menos que la escritura se firmara en dólares (o en pesos a la cotización del paralelo). Existen además otras operatorias que, si bien son un poco más sofisticadas, aceitan la compraventa de inmuebles. Gustavo Weiss, de la Cámara de la Construcción, explicó a este diario que otra posibilidad es que el dueño de un Cedin de 100.000 dólares los intercambie directamente con alguien que busca comprar una casa por ese valor pero tenga sólo 90.000. El primero (si bien paga cierto costo) vuelve a tener billetes, mientras que el segundo puede acceder a la compra del inmueble.

La operatoria que genera dudas entre los analistas es la posibilidad de que exista un mercado secundario de Cedin (en pesos). Muchos empiezan a pensar que en ese caso la cotización debería parecerse a la del blue, mientras que otros opinan que puede ubicarse por debajo y restarle algo de presión al mercado paralelo. Lo que no queda claro es el incentivo para que aparezcan compradores en la segunda ronda. El punto relevante es que aquellos que no convalidaron la compra de una propiedad en pesos a la cotización del blue, tampoco aceptarían comprar ahora un instrumento (similar a la moneda extranjera) a valores muy por encima de tipo de cambio oficial. De todas maneras, están lo que creen que el Cedin, al igual que los otros instrumentos financieros derivados del blanqueo, permiten volver a atesorar en moneda extranjera y por ese motivo tendrán el interés del público.

Informe:Federico Kucher

Compartir: 

Twitter
 

El mercado inmobiliario prácticamente se paralizó luego de las restricciones a la compra de dólares.
Imagen: Alejandro Elías
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.