ECONOMíA › LA UIF APLICó SANCIONES POR 93,9 MILLONES EN 2012, PERO SóLO COBRó 100 MIL PESOS

Multas duras de cobrar para el Estado

En los tres últimos años, las multas suman 210,8 millones y fueron cobrados sólo 110 mil pesos. Las cifras muestran la resistencia que oponen las empresas, con la cobertura de una Justicia lenta.

La Unidad de Información Financiera aplicó el año pasado multas por 93,9 millones de pesos, pero sólo logró cobrar 100 mil pesos de ese total, según consta en la memoria anual del organismo. A su vez, en los tres últimos años, las multas suman 210,8 millones, habiendo cobrado apenas 110 mil pesos. Las cifras dejan en evidencia la resistencia que oponen las empresas, en su mayoría bancos. Las sanciones no se han podido efectivizar porque las entidades apelaron y desde entonces los expedientes permanecen en la Justicia sin resolución.

La ley antilavado habilita a la UIF a aplicar sanciones. A efectos de garantizar el debido proceso, antes de decidir una multa el organismo realiza sumarios para investigar los hechos que pueden dar lugar a posibles infracciones y determinar responsabilidades. Los incumplimientos suelen ser por no reportar operaciones sospechosas, por deficiencias en la debida diligencia, y/o por no cumplir con las obligaciones de información previstas en la ley antilavado. El primer tipo surge a partir de las investigaciones iniciadas en la UIF; mientras que los dos restantes son puestos de manifiesto a raíz de las fiscalizaciones, supervisiones y/o requerimientos efectuados por la UIF o por los organismos supervisores que colaboran periódicamente con el organismo.

A comienzos de 2012 se encontraban en trámite 32 sumarios, de los cuales 14 se concluyeron ese año, casi el 50 por ciento del total. Nueve de ellos ya se encuentran con resolución del presidente de la UIF, José Sbattella: en ocho casos se dispuso la aplicación de multas, mientras que en sólo uno se resolvió el archivo de las actuaciones. Esas ocho multas sumaron los 93,9 millones de pesos mencionados.

Por otra parte, durante el año 2012 se iniciaron 17 nuevos sumarios. De este total, 15 correspondieron a entidades financieras y tuvieron origen en posibles incumplimientos al deber de reportar operaciones sospechosas. De los dos restantes, uno pertenece a una compañía de seguros y otro a una sociedad de Bolsa. Estos sumarios tuvieron origen en supervisiones de órganos de control, en colaboración con la UIF.

Si se consideran los sumarios pendientes de años anteriores y los iniciados en 2012, ello arroja un resultado de 49 expedientes tramitados durante 2012. Al finalizar el año, el número de sumarios en trámite era de 35, de los cuales más de un 80 por ciento se hallaba en la etapa de elaboración del informe final.

El principal obstáculo para cobrar las multas es la demora de la Justicia, que suele ser funcional a los intereses de las empresas. Por ejemplo, el 14 de septiembre de 2010, la UIF sancionó al BBVA Francés con 9,2 millones de pesos por no haber emitido un Reporte de Operación Sospechosa. El 13 de octubre de 2010, un mes después de la primera sanción, el organismo multó con otros 39,4 millones al mismo banco. La entidad apeló la primera sanción ante la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Federal, y la segunda ante la Sala IV de la misma cámara. Desde entonces, ambas sanciones quedaron en suspenso, habiendo transcurrido dos años y medio.

Compartir: 

Twitter
 

José Sbattella, titular de la Unidad de Información Financiera.
Imagen: Pablo Piovano
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.