ECONOMíA › EL GOBIERNO PRESENTó LOS PARáMETROS DE VALIDACIóN PARA LA COMPRA DE MONEDA EXTRANJERA

Verdes en blanco con autorización de la AFIP

El sistema habilita a los trabajadores con un ingreso superior a los 7200 pesos por mes, que podrán destinar hasta el 20 por ciento de sus sueldos con un tope de compra de 2000 dólares mensuales. Se autorizaron 126 mil operaciones por 60 millones de dólares.

 Por Tomás Lukin

El Gobierno presentó los parámetros del sistema de validación para la compra de moneda extranjera para tenencia. Los trabajadores en relación de dependencia, autónomos, monotributistas con un ingreso mensual neto que supere los 7200 pesos podrán destinar el 20 por ciento de su remuneración a la adquisición de dólares. El monto máximo habilitado para la compra asciende a 2000 dólares por mes. El sistema debutó autorizando 126 mil operaciones por un total de 60 millones de dólares. Las personas habilitadas cuentan con tres días hábiles para concretar la compra. Las entidades bancarias y cambiarias que ayer alistaron sus mecanismos para cursar las transacciones fueron pocas. En total, se realizaron apenas 235 ventas por aproximadamente 110 mil dólares.

La rehabilitación de la venta de divisas para tenencia fue implementada a través de una comunicación del Banco Central y una resolución de la AFIP. Las precisiones fueron informadas ayer desde Casa Rosada por el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el titular del organismo recaudador, Ricardo Echegaray. Las compras deberán realizarse contra débito en una cuenta bancaria. El jefe de Gabinete informó que quienes decidan dejar depositados durante un año los dólares adquiridos para ahorro no deberán pagar el anticipo a cuenta del pago del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales. Las compras de divisas para turismo y consumos con tarjetas en el exterior continuarán abonando una percepción del 35 por ciento, tal como adelantó Página/12 el domingo.

El equipo económico habilitó la posibilidad de comprar moneda extranjera para ahorro en medio de una intensa y prolongada puja en el mercado cambiario. La decisión llegó después de convalidar una importante aceleración en el ritmo de devaluación que dejó el precio oficial del dólar en alrededor de ocho pesos, lo que amenaza con impactar en precios (ver página 7). La reapertura del mecanismo generará una mayor demanda de divisas pero también, estiman en Economía, una mayor oferta. En ese sentido, permitir la compra de dólares para “ahorro”, suspendida en julio de 2012, pretende desarticular los mercados cambiarios paralelos –legales e ilegales– e impulsar a los exportadores, fundamentalmente el sector agropecuario, para que liquiden la cosecha retenida.

“En Argentina existió un proceso de atesoramiento de 143 mil millones en los últimos diez años. La metodología está pensada para el pequeño ahorrista. Vamos a hacer una administración racional y prudente”, expresó Capitanich en referencia a la fuga de capitales. La disputa por las divisas continuará, con la reapertura del mecanismo pero desde el Gobierno consideran que los 28.889 millones de dólares de las reservas internacionales permitirán hacer frente a los movimientos especulativos. Para ponerles un freno la Comisión Nacional de Valores estableció además la obligación para que todos los actores del mercado financiero informen en detalle las operaciones efectuadas día a día (ver aparte).

“El que cumple los requisitos podrá adquirir dólares para tenencia”, aseguró el jefe de Gabinete. El sistema que se puso en marcha ayer y flexibilizó las restricciones sólo permite convertir en dólares una porción del flujo de ingresos mensuales del trabajador. Como se trata del ingreso “habitual y permanente” excluye “eventos excepcionales” como bonos de fin de año, premios o herencias. Tampoco se tienen en cuenta, aunque estén declarados, los depósitos en cuentas bancarias.

El ingreso mínimo que debe tener un individuo para adquirir divisas es de 7200 pesos por mes. La cifra, según enfatizó AFIP, equivale a dos salarios mínimos y se estima que alcanza a alrededor del 30 por ciento de los empleados registrados . En el equipo económico confirmaron a este diario que el piso establecido busca evitar la emergencia de “coleros” y “prestanombres” en el mercado cambiario. Con ese piso, los trabajadores en relación de dependencia podrán comprar el equivalente al 20 por ciento de la remuneración neta mensual (el promedio de los últimos doce meses): quien gane 10.000 pesos netos podrá destinar 2000 a la compra de divisas.

Los autónomos podrán ahorrar en dólares la misma porción, pero de sus ingresos netos mensuales promedio declarados en la última presentación. En tanto, los monotributistas el equivalente al 20 por ciento del monto máximo de facturación mensualizado (o sea, a partir de la categoría “D”). “Si el comprador deposita los dólares en una caja de ahorro o plazo fijo en dólares, no se aplica el anticipo del 20 por ciento a cuenta del impuesto a las ganancias”, explicó Capitanich. Si tiene éxito, el “incentivo” financiero para dejar depositadas las divisas en un banco en lugar de fugarlas redundaría en un leve incremento de las reservas del Banco Central. Eso se debe a que las entidades están obligadas a encajar (inmovilizar) una porción de esos depósitos en la autoridad monetaria. “Para las compras por turismo y para gasto con tarjetas no hay cambios, en virtud del éxito que tuvo para el turismo interno en esta temporada, la percepción a cuenta del Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales sigue en 35 por ciento”, indicó el funcionario. En ese sentido, Echegaray consideró que “el sistema para turismo no fue derogado y está vigente” y recordó que “los importes que se dan al turista equivalen a 104 dólares por día”.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dio los detalles del sistema junto al titular de la AFIP, Ricardo Echegaray.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.