ECONOMíA › EL DOLAR COTIZO A 7,82, Y EL ILEGAL, A 12,10

Otro día de leve suba de reservas

La cotización del dólar oficial cerró ayer a 7,82, para mantener el mismo nivel durante las últimas tres ruedas. El tipo de cambio sigue en los valores que prometió el Gobierno para incentivar el ingreso de divisas al país a través de la exportación del campo. A su vez, las reservas internacionales registraron por segunda jornada consecutiva un incremento, lo cual no ocurría desde finales de diciembre. Este desempeño es nueva señal de que el equipo económico pudo frenar la corrida cambiaria. El stock de divisas de la autoridad monetaria finalizó en 27.774 millones de dólares, para aumentar 19 millones. La cotización del dólar ilegal ascendió a 12,10 pesos. El rebote del tipo de cambio implícito en la compra de dólares a través de la Bolsa pudo haber influido en el alza de la divisa paralela.

El mercado cambiario recuperó la calma tras las fuertes tensiones de las primeras semanas de 2014, cuando las reservas del Central sufrieron la mayor caída mensual desde 2006. En enero, la entidad que conduce Juan Carlos Fábrega perdió cerca de 2800 millones de dólares, a un promedio de 140 millones de dólares diarios. A diferencia de este desempeño, la autoridad monetaria logró moderar la caída durante los primeros días de febrero, al tiempo que sumó divisas por 36 millones de dólares en las últimas dos jornadas hábiles. Los menores pagos de importación de combustible, el incremento de la cotización de los activos que conforman las reservas y la compra neta de divisas en el mercado mayorista permitieron esta performance. Por su parte, el Central vendió ayer 7,4 millones de dólares para ahorro minorista, con 13.463 individuos que hicieron operaciones a través de la AFIP.

La recomposición de los dólares del Central resulta una política clave para garantizar la estabilidad del mercado de cambios. Eso se debe a que, cuanto mayor es el nivel de reservas del país, menor es la posibilidad de que una corrida cambiaria provoque un incremento brusco del dólar. Esto quedó en evidencia en enero. A diferencia de otras corridas cambiarias, las cuales se registraron de forma permanente a partir del 2007, el Gobierno se encontró con un nivel menor de reservas y tuvo que convalidar ajuste del tipo de cambio. Esto implica que las distorsiones externas de la economía provocaron la devaluación de 20 por ciento mensual para frenar las expectativas (fuga del mercado hacia el dólar).

A su vez, la literatura especializada muestra que los países en desarrollo con una posición externa sólida (alto nivel de reservas y bajo endeudamiento en moneda extranjera) tienen mayor margen de acción para que el Estado intervenga en la economía a través de la política fiscal, con el objetivo de impulsar el empleo y la producción.

Informe: Federico Kucher.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.