CIUDAD › MAñANA COMIENZA EL JUICIO DE LA DENOMINADA CAUSA FECED 2

Con los que estaban libres, detenidos

 Por Sonia Tessa

Todos los represores de la patota de Feced que serán juzgados a partir del viernes, a las 10, estarán presos mientras dure el proceso. El Tribunal Oral Federal número 2 de Rosario, integrado por los jueces Roberto López Arango, Noemí Berros y María Ivón Bella ordenó la detención de Ricardo José Torres, Julio Héctor Fermoselle, Pedro Travagliante y Eduardo Dugour, quienes se encontraban en libertad. La medida se tomó "a fines de garantizar el comienzo y continuidad de la audiencia con la presencia de los imputados, como así también la integridad física de los testigos e imputados". El viernes comienza el juicio conocido como Feced 2, que tiene acusados también a Lucio Nast, Ovidio Olazagoitia, Ramón Telmo Alcides Ibarra, Ernesto Vallejo, José Rubén Lofiego y Carlos Altamirano. El fiscal de la Unidad Especial de Derechos Humanos, Gonzalo Stara, consideró que la decisión del Tribunal está "ajustada a derecho".

La mayoría de los detenidos estarán alojados en la Unidad 3 de Rosario, en Montevideo y Ricchieri, aunque Olazagoitia cumple prisión domiciliaria, mientras Ibarra, Vallejo y Nast estarán en el Penal Policial.

La causa Feced 2 es un desprendimiento de la megacausa que investiga los delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención del Servicio de Informaciones de la Policía, en Dorrego y San Lorenzo, adonde se estima que pasaron unos 2000 detenidos durante la última dictadura militar.

Un informe preparado por el equipo jurídico de HIJOS Rosario detalla que serán 10 los imputados, con 42 víctimas. Todos los detenidos están acusados de privación ilegítima de la libertad agravada, tormentos y asociación ilícita --a excepción de Lofiego que ya fue condenado por ese delito-- y sólo Altamirano afrontará el cargo de homicidio, por el caso de los asesinados Conrado Galdame, Roy Céspedes Chuang y María Antonieta Céspedes Chuang.

En su resolución, el Tribunal toma en cuenta antecedentes jurídicos de la Cámara de Casación Penal. "No se verifica arbitrariedad en la resolución que ordenó la detención, hasta tanto se tramite el juicio oral y público en todas sus etapas, a fin de garantizar el correcto desarrollo del debate", citan los magistrados. López Arango y Berros pertenecen a la justicia federal de Paraná y Ivón Bella a Santa Fe.

"Se tuvieron en cuenta una serie de intereses jurídicos a proteger: el resguardo y respeto a la integridad física y espiritual de los imputados, de las víctimas, el resguardo y protección de los testigos, la trascendencia de los hechos y su repercusión social", enumeraron.

En cuanto a los imputados, Altamirano actuaba en la patota de la policía rosarina bajo el alias de Caramelo; Nast era El Ronco; Dugour era Picha; Vallejos actuaba como Managua; Travagliante era Traba; Olazagoitía era el Vasco; Fermoselle era Darío y el alias de Ibarra era Rommel. Lofiego -condenado a prisión perpetua- era El Ciego, el segundo en la línea jerárquica de la patota, después del interventor de la policía rosarina Agustín Feced.

A partir de mañana, una vez que se lean los requerimientos de elevación a juicio, el tribunal escuchará a un centenar y medio de testigos sobre los tormentos sufridos en el edificio en el que entonces funcionaba la Jefatura de Policía.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.