CIUDAD › OTRO CRIMEN MAFIOSO SE REGISTRó EN VILLA GOBERNADOR GáLVEZ

Mataron al hermano del Pollo Bassi

Maximiliano recibió dos balazos en el abdomen, frente a la remisería familiar. El Pollo dijo: "La familia es algo sagrado". Cerca de allí, dispararon a la casa de una persona apodada el Chupa.

 Por Lorena Panzerini y José Maggi

Maximiliano Bassi, hermano de Luis "Pollo" Bassi, fue asesinado anteanoche de dos disparos en el abdomen, mientras reparaba un camión estacionado frente a la remisería familiar, en Chile y 20 de Junio, de Villa Gobernador Gálvez. Se trata del segundo homicidio que golpea al sindicado autor intelectual por el homicidio del líder de la banda Los Monos, Claudio "Pájaro" Cantero. Hace un mes y medio, también mataron a punta de pistola a Leonardo Bassi en la puerta de la remisería Cinco Estrellas. "La familia no se toca", salió a decir ayer el propio "Pollo", desde la cárcel de Piñero, donde está encerrado desde mediados del año pasado. "Los que no tenemos nada que ver, estamos presos y los asesinos, en la calle", dijo en declaraciones a Canal 3. Desde la Unidad Fiscal de Homicidios Dolosos, ayer se indicó a este diario que "todo puede disparar en una hipótesis" y "no se descarta nada". En principio se están analizando y teniendo en cuenta todos los procesos penales que tiene la familia Bassi; y también todas aquellas causas en las que éstos aparecen como víctimas. Al cierre de esta edición no había detenidos por el crimen de Bassi. En tanto, en la zona sur, tirotearon la casa de una persona identificada como "Chupa" Acosta, cuya hija, de 9 años, fue rozada por un proyectil. Más temprano hubo otro crimen, y los homicidios ascendieron a 42 en el Gran Rosario.

Eran las 23.55 del martes cuando Maximiliano estaba frente a la remisería donde había un camión estacionado. En ese momento, dos personas a bordo de una moto circulaban de este a oeste por calle Chile, y al pasar por la esquina de 20 de Junio descerrajaron al menos seis disparos, de los cuales dos impactaron en el cuerpo de la víctima. Según trascendió, los propios remiseros que estaban allí movieron al herido y recogieron las vainas servidas de la 9 milímetros.

"Nos comunican por teléfono que esta persona (por Bassi) estaba en estado crítico en el Gamen, donde lo pudieron estabilizar y derivarlo al Hospital Provincial", dijo el fiscal Miguel Moreno. Luego de una intervención quirúrgica de urgencia, Maximiliano quedó en terapia intensiva, pero ya "había perdido mucha sangre", según indicaron los profesionales que lo asistieron en el efector. Alrededor de las 5.30 de la madrugada, falleció. Allí estaba su familia ayer por la mañana, esperando que les entregaran el cuerpo para velarlo; al tiempo que el "Pollo" iniciaba un trámite judicial para poder asistir al sepelio de su hermano, teniendo en cuenta que cuando falleció Leonardo, no pudo ir, ya que a último momento la familia decidió cambiar de cementerio y la Justicia le negó la modificación de recorrido en su salida del penal.

Moreno dijo ayer que hay "un abanico de posibles motivaciones", en el crimen; y pidió tiempo para investigar sin tener que dar a conocer las líneas investigativas que se estarían manejando, aunque se esperan pericias.

Del ataque a la casa de Soldado Aguirre y Liniers donde vive "Chupa", éste salió ileso aunque fue rozada por un proyectil su hija de 9 años. El mismo se registró poco antes de las 5.30 de ayer en el barrio Coronel Aguirre. El Chupa ya había perdido un sobrino: Carlos Ezequiel Acosta, un muchacho de 20 años, asesinado a balazos el miércoles 18 de diciembre de 2013 por la tarde en la puerta de las piletas del Polideportivo Balnearios del Saladillo.

Los investigadores también analizan si existe algún correlato entre tres hechos policiales de las últimas horas: el crimen de Jorge Lavezzi, el tiroteo a la vivienda del "Chupa" Acosta y el asesinato de Maxi Bassi. Es que Acosta es ligado por algunos pesquisas a la familia Cantero, mientras los Lavezzi podría tener alguna relación con el otro clan de la zona, los Bassi.

La familia Bassi apareció mencionada en los medios de comunicación el año pasado, tras el incendio en un pabellón de la Alcaidía, donde murieron tres presos, entre ellos, Miguel Angel Saboldi, oriundo de Villa Gobernador Gálvez. Su viuda, Norma Acosta, culpó a "los Bassi" como instigadores, y los relacionó con el intendente Pedro González, y con el narcotráfico en esa localidad. La investigación penal por el siniestro no arrojó tal hipótesis.

Ayer, el Pollo habló desde la cárcel: "Cómo me van a tocar a la familia; la familia es algo sagrado que se respeta"; y dijo que se entregó a la Justicia "para hacer las cosas bien. Pero a la Justicia de Rosario no le sirve, al gobierno no le sirve. Empujan a la gente a la violencia, a matar, a asesinar", lanzó, y se declaró inocente de los hechos por los que lo acusan. "Presenté pruebas, filmaciones, testigos. Y terminé preso. Los asesinos están en la calle, entran por una puerta y salen por la otra", dijo. Aunque agregó: "No soy ningún perejil; te empujan a que uno haga las cosas mal". señaló. Y dejó un mensaje: "Los que mataron a mi hermano son los verdaderos perejiles. Cómo me van a tocar la familia. Lo de mi hermano me hace sentir mal pero a la vez más fuerte".

Más tarde, su abogado Iván Mendoza, señaló que lo que está pasando con la familia "es una locura", y planteó algunas cuestiones que resultan "llamativas" en relación a las imputaciones de homicidio que tiene su cliente, en los que "no hay pruebas para acusarlo", como es el crimen de Cantero. "Hay algo sospechoso porque no puede ser que en menos de 60 días dos integrantes de la familia Bassi fueron acribillados a balazos en la misma zona", lanzó. En tanto, el defensor espera para hoy el permiso judicial que permita al "Pollo" asistir la funeral de su hermano.

La seguidilla de hechos presuntamente relacionados con el narcotráfico comenzó en 2012, con el triple crimen de villa Moreno. El año continuó con otros asesinatos ligados a redes narco, pero se dio un quiebre con la muerte de Martín "Fantasma" Paz, uno de los primeros episodios mafiosos que conmovió a los rosarinos porque sucedió a plena luz del día, en Entre Ríos y 27 de Febrero. Desde entonces, la seguidilla de hechos se repitió en Rosario y en Villa Gobernador Gálvez, donde en mayo pasado mataron a quien fuera cuñado de Paz, el "Pájaro" Cantero, líder de Los Monos, presuntos abastecedores de estupefacientes en zona sur. Por ese crimen, está imputado Bassi, preso también por el crimen de Juan Pablo Colaso. A poco de quedar preso, fue asesinado su hermano Leonardo. Dos días antes le había tocado a Luis Medina.

Compartir: 

Twitter
 

La policía llega al Provincial, dondue murió Maxi Bassi.
Imagen: Andrés Macera.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.