ECONOMIA › UNA NOVELA DE DOS PRIMOS, DOS DESTINOS

¿García Berro? Me suena...

 Por Julio Nudler

Desde anteayer, el apellido García Berro está asociado a la expectativa de un más eficaz desempeño judicial en la lucha contra la evasión impositiva, dado que una persona así apellidada, y bautizada Diego, asumió como juez en lo penal tributario, tomando a su cargo uno de los tres juzgados que se especializarán en la espinosa materia. Página/12 ubicó telefónicamente al flamante magistrado en su domicilio de Bella Vista, pero declinó formular declaración alguna en relación con su futura labor.
Diego G. B. tampoco quiso referirse a los eventuales vínculos que mantiene con su primo Marcelo, quien un año atrás fue separado de su cargo de fiscal federal de Mar del Plata, por decisión de la Procuración General de la Nación. A este otro García Berro se le imputaba falso testimonio, encubrimiento de la privación ilegal de la libertad y promoción de la prostitución en la investigación por la desaparición de varias meretrices en la ciudad balnearia.
En la agenda personal de una de las prostitutas desaparecidas, Verónica Andrea Chávez, fue hallada la leyenda “Marcelo (oficina abogado) Chevrolet Corsa 5187 (Poder Judicial)”. Según pudo rastrearse con el Excalibur, el fiscal García Berro telefoneaba asiduamente a cabarets del barrio La Perla, habiendo sido divisado por testigos en un vehículo como el mencionado en cercanías de la vivienda de Chávez.
El juez penal Pedro Federico Hooft consignó que este García Berro utilizaba rodados del Poder Judicial para frecuentar la zona roja marplatense, y también teléfonos oficiales para comunicarse con burdeles y gente ligada a tan turbios menesteres. En un comienzo se atribuyeron las fechorías a un supuesto asesino serial, bautizado por las prostitutas como “El loco de la ruta”, sospechado de trece crímenes. Luego se descubrió la existencia de toda una banda, integrada por policías y civiles, incluyendo madamas y rufianes.
Ahora, en un gratificante giro, el apellido García Berro, de tradición judicial, emerge del lado de los buenos, vinculado, Diego mediante, al objetivo de combatir la evasión y, de esa manera, corregir en parte la inequidad fiscal. Si alguien escribiera una novela sobre el juez y el ex fiscal podría titularla “Dos primos, dos destinos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.