ECONOMíA › PAGINA/12 PUBLICA DESDE MAÑANA LA COLECCION BERNARDO KLIKSBERG

“Por un nuevo pacto social”

El reconocido experto en economía social explica los ejes de los cinco libros que ofrecerá este diario entre abril y junio. Las publicaciones reúnen algunos de los conceptos centrales de su obra en relación con la construcción de una economía con rostro humano.

 Por Federico Kucher

Página/12 publicará desde mañana una colección de cinco libros de Bernardo Kliksberg, uno de los especialistas más reconocidos a nivel internacional en economía social. Estas publicaciones reúnen algunos de los conceptos centrales de su obra en relación con la pobreza, la xenofobia, la desigualdad de oportunidades y la economía con rostro humano, entre otros. “La colección llevará el nombre Cuestionar Paradigmas. Parece más necesario que nunca hacerlo en este tiempo histórico, donde el combate entre la realidad y lo que se debería hacer se multiplica a diario”, dijo Kliksberg en charla con este diario. La rebelión contra la injusticia es el principal mensaje que se busca transmitir a través de esta literatura no convencional.

La propuesta de los libros avanza en tres direcciones. La primera es acercar al público datos duros para entender la realidad. “El lenguaje de los economistas de la ortodoxia es enigmático, difícil de comprender. Existen investigaciones que buscan justificar lo injustificable. Intentan explicar que la desigualdad en realidad no es tan mala y que lo peor que puede pasar en economía es incrementar el salario mínimo. Contra esto, lo elemental es contar con datos sólidos, con estadísticas que permitan al lector captar lo que sucede en un mundo oscuro, donde se hace un enorme esfuerzo por ocultar la realidad, las inequidades y la pobreza”, explicó.

El segundo frente al que apuntan los cinco libros que saldrán durante abril (mañana y el domingo 20), mayo (los domingos 4 y 18) y junio (el domingo 1º) es la crítica de “paradigmas convencionales”. En este punto, el autor puso el ejemplo del argumento acerca de que la culpa de la desocupación la tienen los propios desempleados, con lo que el establishment justifica el recorte de subsidios y de transferencias de recursos para los más necesitados.

El tercer eje de la colección se basa en proponer una economía diferente, para lo cual se analizan modelos exitosos de inclusión social. Por caso, se revisa la experiencia de los países nórdicos, donde existe un pacto social para generar ofertas de igualdad de oportunidades a la población.

El primer libro de la colección lleva el nombre Los parias de la tierra. Entre la miseria y la xenofobia. “Este número analiza con detalle a las figuras que representan la exclusión de nuestro tiempo. Esto implica revisar quiénes son estas personas, dónde están, cuántos hay”, indicó Kliksberg. Pese a que las cifras se subestiman, la mitad de la población mundial se encuentra en situación de pobreza y una cuarta parte en pobreza extrema, lo cual implica que sus ingresos no les permiten comprar los alimentos básicos. También que en América latina el 13 por ciento de los niños no tiene documento de identidad, no figuran en ninguna parte, son invisibles. “La idea central es manifestar las múltiples caras de la pobreza. Entre ellas, la vida en los tugurios, la falta de agua potable e instalaciones sanitarias, la falta de electricidad, la doble moral sobre los niños, las nuevas xenofobias, la situación de los pueblos indígenas y afroamericanos”, apuntó el especialista.

El segundo libro de la colección ofrece una lectura diferente de la economía, introduciendo algunos conceptos no abordados por especialistas del mercado como la ética, el capital social, la cultura y los valores. “No se debe leer la economía desde una perspectiva sólo económica sino que es central agregar una serie de dimensiones que enriquezcan el diagnóstico de la realidad. Hay que poner en juego los valores éticos, las relaciones de confianza, el compromiso de la comunidad. También hay que poner el foco en la cultura, un elemento clave en la idea de capital social”, dijo Kliksberg.

En lo que refiere a la tercera publicación, se discuten lógicas tergiversadas por la economía convencional, destacándose debates acerca de la desigualdad, la familia, el género, la inseguridad, la ciudadanía y el medio ambiente. “El libro tres trata de la madre de todas las batallas: la desigualdad. Hay que ponerla en el centro de la escena. En el mundo, las 200 mil personas más ricas concentran 46 por ciento de la riqueza, mientras que 3500 millones de habitantes tienen el 1 por ciento”, indicó.

La cuarta entrega ocupa un papel central para esta colección, porque apunta a repensar una economía alternativa a la convencional. Kliksberg propone que es posible otro modelo de gestión por fuera de la lógica del establish-ment. “La apuesta es romper con uno de los principales paradigmas de los defensores de la ortodoxia, que es que no hay economía posible más allá de la convencional, por lo que salir de sus límites sería dar un salto hacia el abismo”, dijo el autor. Agregó que el desarrollo social ocupa un rol central en esta idea de impulsar una economía con otro formato. “La inclusión no puede ser un mero apaga fuegos, ni un subproducto del desarrollo económico, sino que es repensada como el motor central para el desarrollo. Cuanto más incluida y participativa sea la población, más solidas serán las posibilidades de un crecimiento sostenible y de una sociedad equitativa”, apuntó Kliksberg.

El último libro analiza las herramientas para construir una economía con rostro humano. En este punto, la experiencia práctica ocupa un rol central, donde existen países que pudieron construir sociedades más equitativas. “El modelo escandinavo encabeza la tasa de logros”, indicó. Precisó que Noruega es líder mundial en desarrollo humano desde hace más de veinte años. Se ubica junto con Suecia, Finlandia y Dinamarca en posiciones de liderazgo en las tablas de superación de la discriminación de género, de productividad, de progreso tecnológico, de equilibrio climático, entre otros. “Tienen en común un pacto nacional centrado en la igualdad, lo cual les ha permitido alcanzar los niveles de equidad de la población más elevados del escenario contemporáneo”, cerró Kliksberg.

Compartir: 

Twitter
 

“El lenguaje de los economistas de la ortodoxia es enigmático”, cuestiona Kliksberg.
Imagen: Joaquin Salguero
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.