ECONOMíA › EL BANCO CENTRAL SUMO 200 MILLONES, LA MAYOR SUBA DESDE LA DEVALUACION

Las reservas, para arriba

La autoridad monetaria hizo una fuerte compra de divisas en el mercado gracias a la liquidación de exportaciones de las cerealeras y el ingreso de fondos de YPF. El blue se desinfla.

 Por Cristian Carrillo

El Banco Central adquirió ayer en el mercado de cambios 280 millones de dólares, el mayor monto en el segmento mayorista –sin contar su intervención en futuros– desde mediados de 2012. La participación del organismo se dio en un contexto de fuerte liquidación de las exportadoras de cereales y aceiteras y de parte de los fondos provenientes de la colocación de bonos de la petrolera estatal YPF, según fuentes oficiales. La contrapartida fue un desembolso de 60 millones de dólares para el pago de importación de energía. El resultado fue un incremento en el stock de reservas internacionales de 200 millones de dólares, hasta los 27.207 millones. Fue la primera suba significativa después de la devaluación de enero. En el mercado minorista, el dólar finalizó en 8,01, mientras que el precio del paralelo continuó en descenso y se ofreció a 10,60 pesos, con un retroceso de 15 centavos y un movimiento marginal. Las acciones líderes y los bonos finalizaron la rueda en baja.

La paulatina normalización del ingreso de divisas por parte de cerealeras y aceiteras comienza a darle espacio al Central para recuperar reservas. Los vencimientos de ruedas anteriores impidieron que las compras del organismo se reflejaron en el volumen de reservas. En la jornada anterior la entidad que preside Juan Carlos Fábrega afrontó el pago de 200 millones de dólares en Boden 2015, de los cuales sólo salieron del sistema unos 100 millones. El resto correspondió a inversores locales y organismos públicos, que permaneció depositado en bancos. Analistas prevén que ese monto se reinvierta en títulos de características similares (de corto plazo y en dólares). Sin vencimientos en la jornada, la intervención quedó reflejada en las reservas, que aún mantienen una baja de 11,7 por ciento en el año.

El abultado monto de compras del Central explicó los 698 millones negociados en el mercado. El organismo negoció además 89,50 millones en el mercado de futuros, una operación que se contrata y cancela con pesos.

El precio del dólar para la venta en cuevas de la city y el implícito en opciones de mercado cerraron la semana con fuertes bajas, con lo que algunos valores se ubicaron incluso por debajo de las variantes formales para acceder a la divisa. El dólar paralelo finalizó en 10,60 pesos, precio que no tocaba desde el 5 de marzo último. La cotización implícita para las operaciones de contado con liquidación, que consiste en la compra de bonos y acciones en pesos y su venta en el exterior, finalizó en 9,80 pesos y para la liquidación en el país (dólar-MEP) se ubicó en 10,20. Con estos valores, la brecha se ubica en torno del 32 por ciento respecto de la cotización oficial. La compra de dólares con fines de turismo y gastos de tarjeta en el exterior se mantuvo a 10,81 y para la versión ahorro quedó a 9,80 pesos.

La caída del precio del blue –producto de una menor operatoria ilegal– tiene su correlato en un nuevo escenario de flexibilización en la compra de moneda extranjera y suba de tasas de interés. Fuentes oficiales coinciden en el diagnóstico de que la “mayor apertura para la compra de divisas, principalmente para turismo, permitió que se reduzca la presión en el paralelo. La AFIP informó que ayer se efectivizaron 17.432 operaciones de compra de moneda extranjera por el equivalente a 11,9 millones de dólares. Desde que se habilitó la opción, se realizaron 770.838 operaciones por unos 448,2 millones de dólares. En cuanto al nivel de tasas, sostienen que el actual desestimula tomar crédito en pesos en vez de deshacer cartera en dólares. “Con tasas bajas y una devaluación mensual de 2 por ciento, los especuladores tomaban crédito en pesos. Ahora no es negocio”, explicó una fuente. El costo de dinero para préstamos entre bancos a 72 horas subió del 16 al 17,5 por ciento anual, mientras en el segmento de depósitos a plazo fijo se ofreció un 25,50 por ciento anual y la Badlar promedió el 26,7.

La estabilidad del dólar renovó el interés de inversores en instrumentos bursátiles. De todos modos, el balance de ayer para las acciones líderes fue negativo, con un retroceso del MerVal de 1,7 por ciento y un volumen de negocios de 132 millones de pesos. Las principales bajas fueron para las petroleras, con retrocesos de hasta 3,9 por ciento. Los títulos se negociaron en baja, en una rueda en la que se conoció que la calificadora de riesgo Standard & Poor’s mantuvo la nota de la deuda argentina de largo plazo en moneda local y extranjera. Entre las emisiones más negociadas, el Bonar X bajó 0,75 por ciento, seguido por el Boden 2015, con un 0,7 por ciento, mientras que el Global 17 se ajustó apenas 0,1. La mayor caída fue para el Cupón PIB (ver aparte).

Compartir: 

Twitter
 

La plaza financiera porteña exhibió un clima de tranquilidad, con el dólar estable a 8,01.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.