ECONOMíA › LA CAJA DE VALORES DE LUXEMBURGO RECLAMó AL JUEZ DE NUEVA YORK

Pedido a Griesa para pagar

Clearstream Banking, otro de los agentes de pago contratados por la Argentina para cancelar los bonos del canje, envió una nota al juez para que lo autorice a cumplir con esa tarea. El Gobierno advirtió que lo demandará si no lo hace.

 Por Cristian Carrillo

La caja de valores de Luxemburgo solicitó al juez del Segundo Circuito de Nueva York, Thomas Griesa, una orden que les permita expresamente a los tenedores europeos de bonos bajo ley argentina cobrar el vencimiento cuyos fondos fueron depositados el 26 de junio último. La cámara compensadora Clearstream Banking elevó a Griesa un pedido de clarificación del alcance del fallo con la reinterpretación de la cláusula pari passu, de tratamiento igualitario de acreedores, que los buitres moldearon a su favor. El pedido de Clearstream se sumó al de su par belga, Euroclear, que también solicita cumplir con su función y girar el dinero depositado por el gobierno argentino a sus propietarios, los bonistas. El argumento en ambos casos es que la orden de ilegalidad de Griesa para que cobren los tenedores de deuda reestructurada excede la jurisdicción de ese tribunal. En Europa las cajas de valores bloquearon la distribución de los fondos para evitarse problemas con el controversial magistrado. El Gobierno adelantó que iniciará acciones legales a las cámaras y bancos intervinientes que no cumplan con su función.

“Clearstream SA es una central depositaria de valores internacional con sede en Luxemburgo y constituida bajo las leyes de Luxemburgo. Está regulado por la Autoridad de Supervisión del Sector Financiero de Luxemburgo (Comisión de Supervisión del Sector Financiero) y mantiene su domicilio social en la 42 Avenue JF Kennedy, L-1855 Luxemburgo”, sostiene la presentación de la entidad, buscando dejar en claro que las decisiones de Griesa están lejos de ser aplicables allí. El juez había bloqueado el cobro del vencimiento del 30 de junio de los bonos Discount. El Estado argentino depositó los 832 millones de dólares para cumplir con el compromiso, según el prospecto de las emisiones de estos títulos. Desde el 30 de junio (fecha de vencimiento del Discount) los grupos de acreedores que no cobran son los que tienen bonos con ley de Nueva York, con ley europea y los inversores europeos con títulos bajo ley argentina. Los únicos que pudieron cobrar fueron los tenedores de bonos con ley argentina, que se transfirió desde Buenos Aires.

Durante el fin de semana, grupos de bonistas realizaron las primeras presentaciones legales a las cajas de valores europeas y a la filial europea del agente fiduciario, el Bank of New York Mellon, porque retuvieron los fondos depositados por el Estado nacional el 26 de junio, que deberían haber llegado el 30 de junio. “Los tenedores de bonos europeos iniciaron litigios en Bélgica contra Euroclear y el Bank of New York Mellon Bruselas para obtener una orden que confirme que los mandatos judiciales (emitidos en Estados Unidos) son inaplicables en ese territorio”, planteó Christopher Clark, abogado de bonistas que aceptaron el canje, en un texto elevado a Griesa. El lunes de esta semana el Gobierno además publicó un aviso legal en el Boletín Oficial y en los principales diarios del mundo en el que advierte que “los fondos fueron depositados en el Bank of New York Mellon y deben ser distribuidos a los tenedores a través de las cajas compensadoras intermediarias”.

La presentación de Clearstream se asemeja al planteo verbal del Citibank durante la audiencia del 27 de junio, en el que solicitó información acerca de si podía transferir los fondos para el cobro de los bonos con legislación argentina y pagadero en Buenos Aires. La presentación de John Vassos, representante de la firma Clearstream, consta de tres documentos, ingresados anteayer al tribunal del Distrito Sur de Nueva York, dos de los cuales son un pedido concreto de clarificación escrita del juez, y el tercero una propuesta para una emisión de orden que explicite que pueden pagar. En esas notas recuerda el permiso otorgado a la filial argentina del Citibank a pagar en Buenos Aires y remarca que recibió los fondos de parte de este banco para que se distribuya entre los tenedores europeos.

Vassos ratifica a Griesa que los fondos depositados por la Argentina aún no fueron transferidos a sus clientes por “dudas legales”. Es por esto que, al igual que Euroclear, Clearstream Bank entiende que una orden aclaratoria debería ser concedida. “Y debería ser clarificado que la enmienda de la orden del 23 de febrero de 2012 –que obliga a la Argentina a pagarles a los fondos buitre unos 1500 millones de dólares– no prohíbe pagos que efectúe Euroclear Bank respecto de bonos bajo ley argentina.” “Hago esta declaración en apoyo a la moción de Clearstream sobre una aclaración o modificación de la orden que esta Corte emitió el 27 de junio de 2014 para que especifique si permite a Clearstream transferir los fondos que recibe de la filial argentina del Citibank de los bonos regidos por la ley argentina y pagadero en Argentina a los clientes de Clearstream”, concluye Vassos.

Compartir: 

Twitter
 

Thomas Griesa, del juzgado de Nueva York, impide que los bonistas cobren lo que Argentina pagó.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.