ECONOMíA › SE SUBASTARON DIEZ LOTES PARA SERVICIOS 3G Y 4G ENTRE LAS EMPRESAS TELEFONICA, TELECOM, CLARO Y AIRLIK

Ofertan 2233 millones en la licitación de espectro

Las propuestas superaron en un 13,6 por ciento la base que había fijado el Gobierno. Antes de fin de año las compañías deberán poner el dinero y tendrán hasta 18 meses para ofertar el servicio en las principales ciudades del país.

 Por Sebastián Premici

El Gobierno recibió ofertas por 2233 millones de dólares para los diez lotes de las frecuencias 4G y un remanente de 3G, es decir un incremento del 13,6 por ciento en relación con la oferta base planteada en los pliegos de licitación. De la subasta participaron Movistar (Telefónica), Personal (Telecom), Claro (del magnate Carlos Slim) y Arlink (Grupo Vila-Manzano). Nextel y el Grupo Clarín se bajaron antes del inicio de la licitación. El multimedio buscó frenar todo el proceso a través de una medida cautelar, que no tuvo eco en la Justicia. Las firmas deberán efectivizar el pago antes de fin de año. Cuando el dinero ingrese a las arcas del Estado, quedarán liberadas las frecuencias. Las mejoras de la calidad del servicio de 3G, que es la tecnología que utilizan todos los smartphones y la mayoría de los teléfonos móviles en circulación, comenzarán a percibirse antes de fin de año. Y las primeras pruebas en 4G llegarían durante el primer trimestre de 2015, con un plazo máximo de implementación de 5 años. Las compañías deberán invertir en infraestructura aproximadamente 1500 millones de dólares.

La jornada de ayer representó un extenso proceso de negociación que llevó más de 12 horas. El escenario fue Tecnópolis, donde confluyeron las cuatro empresas en pugna. La disposición de lugar fue pensada para la ocasión. Los representantes de compañías ocuparon cuartos separados. En un piso superior, también había representantes de los privados junto a funcionarios del gobierno nacional. Y en el hall central estaban los funcionarios de la Escribanía General de la Nación que recorrían cada uno de los cuartos para registrar las ofertas para cada uno de los 10 lotes.

“A diferencia de otros países, nos jugamos en reservar un lote exclusivo para una empresa entrante, sin que tuviese que disputar con las empresas ya consolidadas. Fue una apuesta y una subasta en tiempo record”, sostuvo a Página/12 el secretario de Comunicaciones Norberto Berner.

La empresa “entrante” es Arlink, que recibió el lote 1, con frecuencias de 3G y 4G. Su oferta fue por 506 millones de dólares. Los lotes que iban del 2 al 7 estaban reservados a las frecuencias remanentes de 3G. Para este segmento de la licitación, solamente podían participar Telecom y Claro. La española Telefónica quedó excluida, ya que de las tres empresas era la que tenía un mayor espectro para esta tecnología, como resultado de la fusión de Movicon con Unifón. Y la puja más fuerte estuvo entre los lotes 8, 9 y 10, que concentró la oferta de las frecuencias 4G. Fueron subastados 90 MHz en las bandas de 1710-1770 MHz y 2110-2170 y otros 90 MHz en la banda de 698 a 806 Mhz.

El sistema ideado por la Secom preveía que Telefónica, Telecom y Claro pujasen las tres por el lote 8. El ganador fue Telecom, que ofertó 602 millones de dólares, 121 millones más que la oferta base. A partir de este resultado, Claro y Movistar tuvieron que pelear por el lote 9. El ganador de esa instancia fue Claro, con una oferta de 589 millones de dólares, 104 millones más que la base. Por lo tanto, el lote 10 fue para Telefónica, con una oferta de 427,6 millones de dólares.

El dinero deberá quedar acreditado en las arcas del Estado antes de fin de año. Recién ahí, la Secretaría de Comunicaciones liberará las frecuencias subastadas. Las empresas ya comenzaron a invertir en el equipamiento necesario para implementar las mejoras, tanto en 3G como en 4G.

La implementación de los desa-rrollos para el 4G serán graduales, aunque las primeras pruebas podrían percibirse en el transcurso del primer trimestre de 2015. Una vez que se publiquen las asignaciones de frecuencias en el Boletín Oficial, las empresas tendrán 18 meses para ofrecer el servicio en las capitales provinciales, el Area Metropolitana de Buenos Aires, Mar del Plata, Bahía Blanca, Rosario y 13 corredores provinciales como por ejemplo Buenos Aires-Mar del Plata y Buenos Aires-Rosario. La empresa entrante tendrá 24 meses.

Para la segunda etapa las empresas deberán cubrir todas las ciudades con más de 50 mil habitantes y otros 11 corredores provinciales. Esto deberá realizarse en un plazo de 27 meses, que se extiende a 36 para los entrantes. En la siguiente etapa, los operadores deberán extender el servicio a todas las ciudades de más de 10 mil habitantes y otros 10 corredores provinciales, en un plazo que va desde los 36 meses para los operadores vigentes y 47 para los nuevos jugadores.

En la cuarta etapa se prevé llegar a todas las localidades de más de 3 mil habitantes y otros 12 corredores provinciales, con plazos que van desde los 45 meses hasta los 54. Y el último tramo para la implementación total del 4G deberá abarcarse a todas las ciudades de más de 500 habitantes, en un período de 60 meses y 69 para las entrantes.

Más allá de que estos son los plazos y alcances fijados en los pliegos de licitación, la cobertura total del país también quedará amparada por los alcances del Servicio Universal previstos en el nuevo marco regulatorio, que comenzará su debate en el Senado el próximo martes.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La licitación se realizó a puertas cerradas en Tecnópolis. Comenzó poco antes del mediodía y se extendió por 12 horas.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.