ECONOMíA › LOS TRABAJADORES ACORDARON UN AUMENTO DE 27,8 POR CIENTO Y UN ADICIONAL POR PARTICIPACION EN LAS GANANCIAS

Cerró la paritaria bancaria con un plus

El piso salarial será de 14.670 pesos mensuales, al que se sumará cada mes un pago adicional de acuerdo con la rentabilidad de los bancos. “Es un acuerdo histórico y novedoso”, aseguró el ministro de Economía, Axel Kicillof.

 Por Tomás Lukin

Los trabajadores bancarios acordaron con la Asociación de Bancos Públicos y Privados (Abappra) una aumento de 27,8 por ciento en un tramo para todas las remuneraciones y adicionales del convenio. La extensa negociación que requirió la intervención de los ministerios de Trabajo y Economía incorporó un novedoso mecanismo de compensación adicional por participación en las ganancias del sector financiero. Si se mantienen los niveles de rentabilidad actuales, los trabajadores van a participar del 9 por ciento de las utilidades del sistema financiero: entre 8000 y 26.000 pesos adicionales al año dependiendo del nivel de ingresos. “Es un acuerdo histórico y novedoso. Los trabajadores tienen por la Constitución derecho a participar en las ganancias de las empresas. A diferencia de otros sectores productivos, los bancos tienen una rentabilidad extraordinaria y este mecanismo permite que los trabajadores sean parte”, afirmó ayer el titular del Palacio de Hacienda, Axel Kicillof.

El gremio La Bancaria, que encabeza Sergio, celebró la firma del convenio con las entidades públicas y cooperativas que estableció un piso salarial de 14.670 pesos mensuales al que se sumará cada mes el pago adicional por la participación en las ganancias. No se trata de una suma fija sino que el monto para cada trabajador se calculará todos los meses dependiendo de la rentabilidad de todo el sistema financiero. Con los parámetros estimados para el primer semestre un trabajador con un salario entre 19.300 y 25.000 pesos por mes recibirá un total de 7500 pesos correspondientes al período enero-junio.

El acuerdo todavía debe ser rubricado por los bancos nacionales privados nucleados en Adeba y las entidades de capitales extranjeros representadas por ABA. “La fórmula que se acordó no funde a ningún banco pero les hace repartir sus ganancias y eso no les gusta”, señaló un funcionario del equipo que participó de las negociaciones al referirse a la posible resistencia del sector privado para implementar el nuevo mecanismo.

“Por primera vez se logra en un convenio de esta dimensión una participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas”, destacó Kicillof. El sector bancario se suman así a otras experiencias de participación en la rentabilidad de las empresas como la de los trabajadores del sector neumático.

La caída en el poder adquisitivo durante 2014 y las especulaciones en un año electoral habilitaron una mayor intervención del Gobierno en la ronda de paritarias. Desde el mes pasado intenta impulsar la pauta de referencia del 27,8 por ciento que, según afirma el equipo económico, permitirá una recuperación en el poder adquisitivo en un escenario de desaceleración en los niveles de inflación. Con ese objetivo establecido, los sectores con sindicatos con mayor poder de negociación y empresas en condiciones de pagar mejores salarios sin transferirlos inmediatamente al precio de sus productos debieron buscar mecanismos alternativos. “El único techo que puso el Gobierno es a las patronales financieras. La pauta de referencia no es para bajar salarios y estancar la economía. Estuvimos dos años discutiendo con los supermercados para bajar los precios”, argumentó ante Página/12 un funcionario del equipo económico.

Por eso, además de los abultados márgenes del sector, la participación en las ganancias se habilitó ya que los balances de los bancos son conocidos y atraviesan doble auditoría a cargo de la Comisión Nacional de Valores y el Banco Central. Pero, fundamentalmente, la existencia de regulaciones dificulta que, a diferencia de otras actividades, esa reducción en la rentabilidad se traslade a los precios pagados por los usuarios: los techos a tasas de interés y comisiones impuestos a lo largo de los últimos años permiten ese control.

Los trabajadores alcanzados por el convenio, alrededor de 145 mil personas contabilizando a los call centers, cobran en promedio 34.000 pesos brutos por mes. Según la tabla acordada, a ese ingreso le corresponderá una participación anual en las ganancias de 26 mil pesos para cada uno, siempre y cuando que la rentabilidad conserve los niveles actuales de 34 por ciento. De esa forma, los trabajadores recibirán en el año 3800 millones de los 44000 millones de pesos que acumularán en 2015 los bancos.

“La compensación amortigua el injusto efecto del Impuesto a las Ganancias sobre nuestros ingresos”, afirmó La Bancaria a través de un comunicado. Desde los equipos de Trabajo y Economía rechazan esa interpretación. “Argumentar que es una devolución por el Impuesto a las Ganancias es falso. Si fuera así, sólo 6 de cada 10 trabajadores bancarios recibirían un ingreso adicional que son quienes están alcanzados por el impuesto”, señaló a este diario un funcionario del equipo económico.

El acuerdo se firmó en la cartera laboral en la madrugada del viernes después de una extensa negociación. El encuentro que concluyó alrededor de las tres de la mañana contó con la presencia de la secretaria de Trabajo, Noemí Rial, el director nacional de Negociación Salarial, Adrián Caneto, y el viceministro de Economía, Emmanuel Agis. La representación sindical estuvo a cargo de un conjunto dirigentes encabezados por el secretario general del gremio, Sergio Palazzo, mientras que por Abappra el acuerdo fue firmado por el presidente del Banco Nación, Juan Ignacio Forlón.

Compartir: 

Twitter
 

El gremio La Bancaria, que encabeza Sergio Palazzo, celebró la firma del convenio.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.