ECONOMíA › TOMADA PARTICIPO DE LA REUNION DE MINISTROS

El empleo en la agenda del G-20

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, aseguró ayer que el G-20 está avanzando hacia una mayor sensibilidad respecto de la necesidad de mejorar y fortalecer el empleo para alcanzar un crecimiento inclusivo, pese a las dificultades que atraviesa la economía mundial. “Existe una mayor preocupación por la desigualdad y la caída de los ingresos laborales en el mundo, y de ahí surgen compromisos de trabajo para abordar estos problemas con políticas fiscales que fomenten economías productivas e inclusivas”, destacó tras participar de una reunión conjunta entre los ministros de Trabajo y Finanzas de los países industrializados y emergentes en Ankara, Turquía.

Durante el encuentro, el funcionario advirtió a sus colegas sobre las consecuencias de la desigualdad y señaló que “atenta contra nuestras economías reales, el bienestar de nuestros trabajadores y la estabilidad misma de nuestras democracias”. También recordó que después de la crisis argentina de los años 2001/2002 la recuperación se basó en “el rol proactivo del Estado y haber colocado como ejes centrales al trabajo decente y la inclusión social”.

“Sólo la consistencia y articulación de políticas macroeconómicas, financieras y comerciales con las laborales y sociales es lo que permite un crecimiento inclusivo”, dijo Tomada, quien celebró que Argentina haya introducido en la agenda del G-20 el tema de la desigualdad, un hecho que fue reconocido por varios países. Al término de la reunión, no obstante, el ministro argentino dijo que, si bien no se han producido “cambios sustantivos” –en referencia a las políticas de los países desarrollados del G20–, se puede apreciar una “toma de conciencia sobre temas centrales como son mejorar y fortalecer el empleo”. “No hay posibilidad de una sociedad equilibrada y con paz social con esta desigualdad, con estos niveles de pérdida de empleo y esta precarización”, advirtió Tomada.

El ministro señaló como positivo que “desde la política económica el empleo ya se mire como algo que hay que empezar a recuperar”. En ese sentido, Tomada remarcó como positivo el hecho de escuchar a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, “mencionando con interés y preocupación el tema de la desigualdad, algo que habitualmente no figura en su agenda”. “También vemos cómo el secretario general de la OCDE hace propuestas concretas, sobre medidas y acciones que se pueden tomar en el marco de las políticas públicas para reducir la desigualdad”, subrayó Tomada.

“Esta reunión ha sido buena porque tiene la virtud de cruzar a los ministros de Economía con ciertos datos de la realidad que les proporcionamos los ministros de Trabajo”, apuntó. Después de dos días de reuniones, la primera con sus pares y ayer con los ministros de Finanzas del G-20 de la que participó el secretario de Finanzas argentino, Pablo López, Tomada insistió con que “el mundo perdió el vínculo con el trabajo”, y esto debería llevar a que los países de la Unión Europea “se replanteen sus políticas neoliberales”.

“Hay que decir basta de flexibilidad y rebajas de salarios porque significan deterioro, y cuando se pierden los salarios, la sociedad se divide y se pierde cohesión”, enfatizó. Tras el encuentro de los responsables de Empleo y Finanzas, que tuvo lugar en el lujoso hotel Sheraton de Ankara, el viceprimer ministro turco, Cevdet Yilmaz, afirmó en conferencia de prensa que los países del G-20 siguen comprometidos con la meta de crecer un 2,1 por ciento hasta 2018, y de hacerlo de forma “inclusiva”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.