ECONOMíA › EL ANUNCIO DE MACRI DE UNA MEGADEVALUACIóN PROVOCó UNA CORRIDA AL DóLAR AHORRO

Malón de compradores de dólares

En el primer día del mes, cuando se reabre el cupo para adquirir dólar ahorro, el sistema colapsó. Pese a que durante varias horas no funcionó, el saldo de la jornada fue operaciones por unos 76 millones de dólares. Se suspendieron los contratos a futuro.

El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, explicó ayer que los problemas que se registraron en la validación para la compra online de dólares se debieron a una demanda que sobrepasó los límites normales. “La gente salió a cubrirse a mansalva ante la expectativa de una gran devaluación”, señaló el funcionario. El sistema para adquirir divisas en la web del organismo colapsó debido a la fuerte demanda de ahorristas que buscaron aprovechar el cupo mensual para dolarizarse ante la anunciada devaluación de la moneda que anticipó el macrismo a partir del 10 de diciembre. Esto imposibilitó que se concretaran la mayoría de las consultas. Según informó AFIP, se realizaron 110.691 operaciones por unos 736,9 millones de pesos (equivalente a 76 millones), casi la mitad de lo que se vendió para atesoramiento en el primer día de noviembre. El mes previo se había registrado la cifra de venta record de 723,4 millones de dólares.

La demanda de divisas con fines de ahorro es una de las principales vías de pérdida de reservas del Banco Central. Desde que se abrió la opción de compra para ahorro a fines de enero del año pasado, se contabilizaron 14.617.761 operaciones de compra de divisas por un monto equivalente a 9347,6 millones de dólares. Esta situación se hizo más delicada a partir de la decisión de los exportadores de granos de retener buena parte de su liquidación a la espera de una devaluación y un aumento en los precios internacionales. En los últimos meses, a partir de las declaraciones del presidente electo Mauricio Macri –entonces candidato– y de sus principales referentes económicos, la demanda de dólares de parte de ahorristas se intensificó y se registraron compras records: junio (512 millones), julio (680 millones), agosto (680 millones), septiembre (703 millones) y octubre (723 millones).

Durante buena parte de la jornada hubo inconvenientes en la página de la AFIP, aunque se lograron computar operaciones. “El sistema está preparado para tiempos normales con un flujo normal, pero hoy la gente salió a cubrirse a mansalva por las expectativas de una gran devaluación alentada por declaraciones políticas”, explicó el titular del ente recaudador en referencia a los anuncios del espacio Cambiemos. Si bien se mantiene el interrogante de si el ajuste será gradual o un shock devaluacionista, trabajadores en relación de dependencia buscaron anticiparse.

Esta situación fue tomada en cuenta también de la decisión de la Comisión Nacional de Valores (CNV) de interrumpir transitoriamente la operatoria con contratos de dólar a futuros en los tres mercados para la apertura de nuevas posiciones. La medida incluye al Rofex, el Matba y el MAE. Entre las presentaciones judiciales contra el directorio del BCRA por la venta de futuros, la anunciada devaluación por parte del macrismo y las restricciones que el Rofex pretendió imponer a la negociación, la operatoria ya se había desnaturalizado. La negociación de nuevos contratos estaba virtualmente congelada desde que el juez federal Claudio Bonadio dispuso el allanamiento del BCRA y del Rofex en el marco de la causa iniciada por legisladores de la oposición por la intervención del Central en el mercado de futuros, herramienta que utiliza para estabilizar el tipo de cambio.

Luego de diez días sin operaciones, el Rofex pretendió reiniciar ayer sus actividades con limitaciones estrictas en volúmenes y precios. Por un lado, las variaciones en los valores no podrían superar el 0,8 por ciento en los contratos con vencimientos más cercanos y se permitía operar 500 futuros por agente. El objetivo era imponer obstáculos para reducir los volúmenes negociados. Sin embargo, la CNV consideró que la operatoria en el mercado de futuros se había desvirtuado a partir de la judicialización de la actividad y, en cumplimiento del artículo 142 de la Ley de Mercado de Capitales, dispuso la interrupción. Según pudo saber este diario, el congelamiento regirá, al menos, hasta después de la asunción del próximo gobierno.

La dolarización para anticiparse a la devaluación también se registró en las operaciones de contado con liquidación y dólar Bolsa, que consisten en comprar un bono o acción en pesos para su venta en dólares. En este mercado se canalizan las operaciones de mayor volumen. Con un alza del 1 por ciento ambas opciones, el dólar Bolsa se pactó en 14,20 pesos y el contado con liquidación en 14,68. Este último superó el precio que se paga en una cueva financiera. El dólar blue retrocedió 25 centavos hasta los 14,49 pesos. En la plaza mayorista, el Central intervino con ventas por 180 millones de dólares para abastecer la demanda privada, a lo que se sumó el pago del Bonar 18. Esto implicó una caída de 199 millones de dólares en el stock de reservas, que finalizó en 25.406 millones. La cotización oficial sumó un centavo a 9,71 pesos, con lo que la brecha respecto al precio ilegal se redujo a 49,2 por ciento. Por su parte, el Central expandió a través de su habitual licitación de letras y notas la base monetaria en 2202 millones de pesos.

Compartir: 

Twitter
 

“La gente salió a cubrirse a mansalva ante la expectativa de una gran devaluación”, afirmó Ricardo Echegaray, titular de la AFIP.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.