ECONOMíA › LAS VENTAS CAYERON 10,2 POR CIENTO EN JUNIO AUNQUE EL SEMESTRE CERRO 5,8 ARRIBA

Los autos no pudieron eludir el bache

Los primeros meses del año, las ventas habían venido creciendo, sobre todo en los segmentos más caros, impulsadas por los mejores precios de los modelos importados desde Brasil. Sin embargo, la demanda disminuyó fuerte en junio.

En junio se patentaron 51.944 autos, lo que supone una caída interanual de 10,2 por ciento. En la comparación frente a mayo, la merma fue de 14,4. Los datos fueron difundidos ayer por Acara, que agrupa a los concesionarios de todo el país. La entidad prefirió destacar el desempeño del primer semestre, que a contramano del resto de la economía registró un crecimiento de 5,8 por ciento porque la base de comparación del año pasado es muy baja. En el mercado local, los autos importados tuvieron mayor participación en relación a años anteriores. Los concesionarios celebraron la media sanción de la Ley del Autopartismo y minimizaron el impacto del congelamiento del piso para la aplicación del impuesto a los autos de lujo.

“Acabamos de concluir una positiva primera mitad del 2016 donde se observa que luego de 3 años se retomó el crecimiento interanual de un primer semestre, lo que parece consolidar lo que veníamos observando que mediante promociones y ofertas, se había logrado retomar un buen nivel de actividad. Habrá que ver ahora cómo evoluciona este ya famoso segundo semestre”, dijo Dante Álvarez, presidente de Acara.

En diálogo con este diario, Álvarez amplió que “el primer semestre del año pasado –contra el cual se compara el primer semestre 2016– tuvo la particularidad de que no había autos porque no se disponía de las divisas para la importación. Había más demanda que oferta. Ahora es al revés”.

Una de las claves del repunte del mercado de autos es el incremento de las importaciones de vehículos terminados a bajo precio por la crisis en Brasil. Las terminales automotrices aprovecharon el nuevo escenario de mayor liberalización comercial y la disponibilidad de dólares para aumentar fuertemente sus compras al país vecino. De hecho, por primera vez desde mediados de los 90 las empresas argentinas violaron el convenio comercial bilateral. Ese acuerdo se rige por el coeficiente flex, que establece que por cada dólar que Argentina exporta al país vecino puede importar 1,5 dólar. Mientras las exportaciones de autos a Brasil cayeron en el orden del 25 por ciento, las importaciones subieron cerca del 35 por ciento. Eso hizo que el flex “real” esté en 1,8, por encima del 1,5. También impactó positivamente en las ventas la política de promociones y descuentos por parte de las terminales.

Más allá del desempeño anual, el mes pasado las ventas de autos bajaron 10,2 por ciento. La marca líder en junio fue Renault, que explicó el 15,1 por ciento del mercado gracias las ventas del Clio Mio (1852 unidades), del nuevo Sandero (1516) y de la Duster (1067), entre otros. Por debajo quedó Ford, con el 14,7 por ciento del mercado. La marca norteamericana vendió 1632 unidades del Focus II, 1543 Ranger y 1539 del Ka, seguidos por el Kinetic y la EcoSport. La tercera marca del mercado fue Volkswagen, cuyo modelo más vendido fue el Gol (1470), seguida por la Suran, el UP y la Amarok, con 1467 unidades.

En el desagregado regional, el aumento acumulado del 5,8 por ciento del primer semestre fue bastante desparejo. En la provincia de Buenos Aires, en la Ciudad de Buenos Aires y Córdoba, la suba en los patentamientos de autos fue superior al promedio, del 7,8; el 8,6 y el 7,9 por ciento, respectivamente. En cambio, en Santa Fe el incremento fue de 2,5 y en Mendoza, de 3,4 por ciento. La suba más pronunciada tuvo lugar en Tucumán (15,1 por ciento), mientras que la caída más fuerte se dio en Santa Cruz y Neuquén (-12,6 y -12,3 por ciento, respectivamente). En general, las provincias del sur acusaron recibo de la crisis del sector petrolero. En Chubut, los patentamientos de autos acumulados en el primer semestre bajaron un 5 por ciento y en Tierra del Fuego apenas subieron un 0,7 por ciento.

En el informe difundido ayer, Acara celebró la media sanción de la ley de autopartes en la Cámara de Diputados. “Viene a formalizar un viejo anhelo de nuestra asociación y del sector, ya que fomenta una mayor integración de la industria nacional en la producción”, indicó. Además, desde la entidad minimizaron el impacto del impuesto a los autos de lujo, cuyo piso el macrismo decidió no actualizar días atrás.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.