ECONOMíA › LAS ESTADISTICAS OFICIALES REGISTRAN UNA PERDIDA DE 84 MIL EMPLEOS FORMALES EN APENAS CINCO MESES

La crisis laboral traspasó el velo oficial

El discurso oficial niega el aumento de la desocupación, pero las estadísticas no. La caída del empleo privado tuvo su pico en abril, cuando se perdieron casi 50 mil puestos. Construcción y Minería, los dos sectores más castigados.

Pese a que el Gobierno insiste en minimizar la actual crisis laboral, las cifras oficiales vuelven a evidenciar una fuerte destrucción de puestos de trabajo. Entre noviembre y abril últimos se eliminaron 84.232 empleos privados registrados, lo que significó una caída del 1,3 por ciento en ese lapso, según el relevamiento de la Subsecretaría de Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo. Sólo en abril se perdieron 48.486 fuentes laborales, un 0,8 por ciento respecto de marzo. Contra abril del año pasado la baja fue de 0,7 por ciento, pese a que la cartera que conduce Jorge Triaca había difundido la semana pasada una encuesta que anticipaba una mejora de 0,4 por ciento. Los mayores retrocesos en materia laboral estuvieron vinculados con la construcción, con una baja interanual de 10,7 por ciento; seguida por explotación de minas y canteras, con el 5,8 por ciento; actividad pesquera, el 4,9 por ciento; y agricultura y ganadería, el 4,7 por ciento. En la industria manufacturera la baja fue de 1,4 por ciento, pero en términos absolutos fue la segunda más abultada (18.071 puestos).

La semana pasada el Observatorio de Derecho Social de la CTA publicó un informe sobre la base de cifras oficiales, el cual dio cuenta de que la caída del empleo privado desde noviembre hasta abril fue la más profunda desde 2009. El Ministerio de Trabajo publicó una actualización de la Encuesta de Indicadores Laborales de abril, para desmentir que haya destrucción de empleos desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri. En esa encuesta se informó un crecimiento del 0,4 por ciento respecto de abril de 2015. “En este marco, el aglomerado Gran Buenos Aires registró una variación de 0,1 por ciento con respecto a igual mes del año anterior, mientras que en el Total de Aglomerados del Interior la suba fue del 1,3 por ciento”, señalaba, aunque la mejora no se cristalizó en el informe de situación que fue publicado ayer por la misma dependencia. “El Gobierno intenta mostrar un mercado de trabajo que no presenta mayores inconvenientes, aunque para ello tiene que guardar silencio sobre aquellos datos que dan cuenta de una destrucción de puestos, un incremento de las suspensiones y una caída del salario real”, señala el estudio de la central sindical, que advierte que en abril se suspendieron a 12,4 trabajadores cada mil, el mayor valor desde 2006.

El anticipo de la encuesta que difundió la dependencia que conduce Triaca la semana pasada fue contrastado por las cifras concretas que publicó ayer en el informe de Situación y evolución del Trabajo Asalariado en el Sector Privado, sobre la base de datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) de la AFIP. “En abril se contabilización en el total del país alrededor de 6,2 millones de trabajadores asalariados en el sector privado. En la comparación interanual, se advierte una contracción neta de poco menos de 42 mil asalariados formales (41.839 puestos) con respecto al mismo mes del año anterior, lo cual implica una reducción anual del 0,7 por ciento”, advierte el informe. “Desde el punto de vista de la variación mensual, en abril se observa una reducción de alrededor de 48 mil trabajadores (48.486 puestos y un 0,8 por ciento) en relación con el mes anterior”, agrega el documento.

Si se coteja la cantidad actual con la cifra de noviembre pasado, la pérdida asciende a 84.232 puestos, un 1,3 por ciento. El informe de Trabajo sostiene que la caída responde también a factores estacionales. En términos desestacionalizados, la baja de empleos formales desde noviembre fue de 1,2 por ciento.

A nivel sectorial, la construcción fue la actividad más golpeada y la que más evidenció un deterioro del empleo registrado, con la pérdida en abril último de 48.325 puestos (10,7 por ciento) respecto a igual mes del año pasado. La cifra es incluso mayor al promedio total. En el sector minero, actividad favorecida por la quita de retenciones, se perdieron 5145 puestos, un 5,8 por ciento. La pesca redujo su plantilla en 650 puestos, 4,9 por ciento, y la agricultura, ganadería y silvicultura eliminó 15.672 empleos, un 4,7 por ciento. En contraposición, mejoraron su situación laboral respecto al año pasado los sectores de Comercio, con 16.347 puestos (1,4 por ciento); Servicios sociales y de salud, con 10.805 puestos (3,7), y Enseñanza, con 7872 (2 por ciento), según el informe del Ministerio de Trabajo.

En la comparación mensual contra marzo previo, las dos únicas actividades que sumaron personal fueron Enseñanza, con 4090 puestos (1 por ciento) y servicios comunitarios, sociales y personales, con 1284 (0,3 por ciento). En tanto, las ramas con mayor contracción mensual fueron Servicios empresariales, inmobiliarios y de alquiler (13.246 puestos), Industria (8522), Agricultura y ganadería (9086), Comercio (6948) y Hoteles y restaurantes (6967). El informe argumentó que esos retrocesos respondieron a factores estacionales. Por último, se informó que en abril el salario promedio alcanzó a 17.325 pesos, lo que implica un aumento del 32,3 por ciento respecto de las remuneración promedio de igual mes de 2015.

Compartir: 

Twitter
 

La conflictiva situación laboral se fue agravando desde el inicio del año. Las estadísticas del SIPA hasta abril así lo reflejan.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.