ECONOMíA › EL GOBIERNO BUSCA CERRAR UN ENTENDIMIENTO CON LABORATORIOS

Ahora acordar precios es bueno

El macrismo echa mano a un recurso para controlar la inflación que repudiaba cuando era oposición. Intenta cerrar un convenio con el sector farmacéutico para mantener sin subas algunos medicamentos hasta fin de año.

El Gobierno busca un acuerdo de precios con el sector farmacéutico para mantener sin subas el valor de algunos medicamentos hasta fin de año. El titular de la cámara de empresarios de laboratorios farmacéuticos, Hugo Caivano, afirmó que hubo reuniones con los funcionarios para armar un programa del estilo Precios Cuidados con algunos precios congelados hasta 2017. Las farmacias criticaron la iniciativa porque aseguraron que sólo se acordaron moderar remarcaciones con 85 de los 300 laboratorios que operan en el país. “Hace falta un poco más de esfuerzo para ampliar el entendimiento”, dijo Marcelo Peretta, del gremio de farmacéuticos y bioquímicos. Los medicamentos fueron uno de los productos con mayor incrementos de precios en los últimos meses, cuando las medidas del equipo económico potenciaron el proceso inflacionario y provocaron caída de más de 10 puntos porcentuales en el poder de compra de la población, tanto de asalariados como de jubilados y sectores postergados.

Caivano dio detalle acerca de la adhesión de los laboratorios a la propuesta negociada con el Gobierno. “Incluye medicamentos tanto de venta libre como por prescripción, que son las drogas de mayor uso. Se trata de medicamentos para el corazón, para la presión, para el colesterol, antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios. Nosotros nucleamos a 100 laboratorios, y ya 50 de ellos han dado su acuerdo para por lo menos 200 productos”, mencionó. Las tres cámaras que agrupan a los laboratorios ya dieron el visto bueno para firmar el acuerdo, aunque aún falta el resto de los eslabones de la cadena (droguerías y farmacias), puesto que si estos sectores no ingresan al programa no estaría garantizado el congelamiento. Peretta dijo que esperan una convocatoria de los funcionarios para negociar el acuerdo. “Pedimos al Gobierno que nos convoque para estas políticas porque, si convoca solamente a los laboratorios pero después el que tiene que poner la cara frente al consumidor es el farmacéutico, quien no participó de esta política, se hace difícil ya que, después, la gente se enoja con el farmacéutico y le pide explicaciones que muchas veces el farmacéutico no tiene”, dijo.

El equipo económico, que ahora recurre a la idea de controles de precios para intentar contener el proceso inflacionario, fue muy crítico de las propuestas del anterior Gobierno de regular remarcaciones en el mercado interno y establecer precios de referencia. El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, había sido uno de los más críticos respecto de las tensiones inflacionarias de los últimos años, asegurando que la culpa de la suba de los precios estaba en la excesiva emisión de pesos. Pero ahora que se encuentra al frente de la autoridad monetaria, lejos de continuar con el argumento, repite en cada una de sus conferencias de prensa que el Central no decide cuánto billete se imprime sino que la emisión es endógena (se acomoda a los requerimientos de la economía). En su gestión, la inflación subió del 25 a casi 50 por ciento interanual.

La propuesta de Cambiemos para contener las subas en el sector de medicamentos, si bien resta terminar de pulirse, se llamará “Convenio Compromiso de Precio de Venta al Público de Medicamentos”. La intención del equipo económico es moderar las expectativas inflacionarias para la segunda mitad del año, tras el fuerte salto de precios del primer semestre por la devaluación, la quita de retenciones y el ajuste de las tarifas de los servicios públicos. Desde los laboratorios, si bien acordaron limitar los aumentos, se quejaron por problemas de rentabilidad. “La industria viene con precios controlados desde hace siete años, con precios muy atrasados, por debajo de la inflación y perdiendo un porcentaje importante”, planteó Caivano.

El titular del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, mientras tanto, indicó que muy pocas veces en la historia esta clase de acuerdos son efectivos para mantener bajo control los precios del mercado interno. “La experiencia demuestra que esta clase de negociaciones no dan resultado positivo, porque el que fija el precio de los medicamentos es el laboratorio y el compromiso que han dado en etapas anteriores (de regulación) no la han cumplido en la práctica”, precisó Peretta. El jefe sindical manifestó que “la mejor herramienta para que los laboratorios compitan y no se excedan en los valores es la ley de Genéricos, pero la norma no se aplica y el Gobierno debería redoblar los controles para que se implemente”.

Compartir: 

Twitter
 

El gremio de farmaceúticos y bioquímicos reclama participar de la negociación.
Imagen: Sandra Cartasso
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.