EL PAíS › TRAS EL CONFLICTO POR EL JEFE DE LA BONAERENSE, VIDAL VISITO A CARRIO EN SU CASA

Cena y política con Lilita

La gobernadora y la líder de la Coalición Cívica compartieron un pescado a la cacerola. El encuentro duró poco menos de tres horas. Fue un gesto de acercamiento luego del pedido de renuncia a Bressi que incomodó a la mandataria.

 Por Werner Pertot

Si Mahoma no va a la montaña, entonces, viceversa. Eso parece haber sucedido con la gobernadora María Eugenia Vidal, que visitó anoche a Elisa Carrió en la casa de la líder de la Coalición Cívica, en Exaltación de la Cruz. El encuentro fue en busca de un acercamiento luego de que la diputada había denunciado al jefe de la Policía bonaerense, Pablo Bressi, por su presunta vinculación con el narcotráfico y había demandado que Vidal lo apartase del cargo. La gobernadora, en su momento, respondió que no lo removería hasta que hubiese pruebas. Las dirigentes cenaron un pescado a la cacerola (preparado por Carrió) y tuvieron una reunión de dos horas y cuarenta minutos en la que “intercambiaron información”, según ambas partes. “Fue una reunión fructífera”, indicaron en el entorno de la diputada.

El entredicho –por decirle de alguna forma– entre Carrió y Vidal comenzó cuando la líder de la Coalición Cívica aseguró que el jefe de la Bonaerense estaba vinculado a capo narco Miguel Angel “Mameluco” Villalba. Además, Lilita remarcó que durante los últimos cinco meses había tratado de convencer en privado a Vidal de que lo separara del cargo, pero ya no podía guardar silencio. La denuncia dejó offside a la gobernadora, quien se ocupó de aclarar que no existían evidencias que permitieran corroborar lo que decía Carrió.

Ante esto, la aliada en Cambiemos le envió una carta a la gobernadora en la que buscó preservar su figura, al tiempo que cuestionaba a Bressi e incluso al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo. En la carta, sostuvo que “Ritondo pactó el control de esa fuerza con su antecesor Alejandro Granados. Por eso no puede ofrecer soluciones a Vidal, quien es intimidada con episodios extrañísimos cada semana”. “O Bressi es una brillante mente criminal o es un idiota que no puede dirigir ni siquiera a la gente que él conoce y así mucho menos dirigir el combate contra el delito organizado”, indicó Carrió, que brindó como prueba una serie de testimonios de personas condenadas.

“No tengo dudas que desde el 10 de diciembre los famosos sobres y bolsos con dinero se siguieron entregando en los distintos destinos que correspondían para aquel sistema de recaudación ilegal. ¿Su receptor final? No puede ser otro que el flamante Jefe de Policía, comisario general Pablo Alberto Bressi. Este sistema no fue diseñado por Bressi; sinceramente, no posee tanto ingenio”, insistió en esa carta.

Vidal le contestó ese mismo día: “Si hay alguna prueba o elemento concreto que vincule al jefe de la policía de la Provincia o a cualquier otro funcionario con cualquier delito, yo voy a tomar las decisiones que tenga que tomar, mientras eso no suceda no voy a tomar decisiones”, remarcó la gobernadora.

“Lo que tenga que decirle a Lilita se lo voy a decir personalmente”, aseguró Vidal, que la llamó a Carrió ese mismo día. En el entorno de la gobernadora, indicaron que fue para ofrecerle una mayor custodia luego de una amenaza de muerte que denunció Lilita. Desde el círculo cercano a Carrió, en cambio, indicaron que se conversó sobre el tema del narcotráfico y mostraron coincidencias.

En la gobernación no se les escapa que la denuncia contra Bressi sucede mientras se disputa quién será el candidato a senador en la provincia de Buenos Aires por Cambiemos. Lilita tiene pensado ocupar ese cargo, aunque también tiene esa intención el intendente de Vicente López, Jorge Macri, que contaría con el respaldo de Vidal. El ministro de Educación, Esteban Bullrich, podría terciar en esa controversia.

Tras unas semanas de relativa calma, Vidal fue ayer, pasadas las 19, a la casa de Carrió en Exaltación de la Cruz. Mientras ocurría el encuentro, desde el Ministerio de Seguridad bonaerense ratificaron a Bressi en el cargo. “Está limpio”, aseguraron. “No hay nada de lo que denunció ella”, dijeron.

Al cónclave con Carrió, Vidal llegó acompañada de su secretario de Derechos Humanos, Santiago Cantón, y de su secretario de Legal y Técnica, Julio Conte Grand. El encuentro duró dos horas con 40 minutos e incluyó una prolongada cena. Carrió los agasajó con un pescado a la olla con verduras, regado por un vino que fue aportado por los invitados. “Fue una reunión buena y fructifera de trabajo y de intercambio de información”, indicaron cerca de Lilita, una versión que coincidió con lo que contaron desde la gobernación. Según los invitados, Carrió cocina muy bien.

“Quedaron en seguir trabajando juntas, compartiendo los mismos valores”, señalaron cerca de la gobernadora. Uno de los comensales indicó a Página/12 que ni el narcotráfico ni Bressi fueron los temas principales de la charla: “Se habló, sobre todo, de política internacional. Discutimos sobre Turquía, la situación de Europa y Latinoamérica. Coincidimos en que es importante articular a nivel internacional en un momento de crisis. –señaló– Quedamos en seguir trabajando en conjunto e ir ordenando cuestiones de política en general”.

Compartir: 

Twitter
 

Carrió recibió en su casa a Vidal luego de las críticas a su jefe de Policía.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.