EL PAíS › MACRI Y TINELLI SE ENCONTRARON EN OLIVOS Y DIFUNDIERON UN VIDEO AMISTOSO CON SUS ROSTROS MEZCLADOS

Una cita para ponerse las caretas

Tras semanas de tensión con el Gobierno, el conductor visitó la quinta presidencial. Mantuvieron un encuentro a solas durante una hora y decidieron mostrarse reconciliados. “Se hizo una bola donde no había nada”, minimizaron cerca del Presidente.

Macrinelli y Tinellacri. El Presidente y el conductor de TV jugaron con una aplicación para el celular.

Lo que parecía encaminarse hacia un conflicto político entre uno de los comunicadores más importantes del país y el Presidente de la Nación derivó ayer en un video chistoso en una de las redes sociales preferidas por los adolescentes. Mauricio Macri y Marcelo Tinelli intercambiaron sus máscaras gracias a la aplicación Snapchat, luego de mantener una reunión reservada durante algo más de una hora en la quinta presidencial de Olivos. El encuentro, que calificaron como cordial y distendido, se produjo en un contexto complejo, atravesado por tres cuestiones centrales: el malestar del Gobierno por la imitación del Presidente en el programa Showmatch; la denuncia de una campaña oficial en las redes sociales en contra del conductor y por último y no menos importante, el largo conflicto por el control de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), que Tinelli se quedó con las ganas de asumir.

“Nunca hubo guerra, por ende mal se puede hablar de sellar la paz”, minimizaron ayer en la Casa Rosada. Según trascendió, el encuentro había sido solicitado por Tinelli la semana pasada y finalmente se concretó ayer al mediodía, poco antes de que Macri viajara a Perú para la asunción de Pedro Pablo Kuczynski (ver recuadro). Si bien en el Gobierno remarcaban ayer que Tinelli y Macri “se conocen hace como 20 años” y mantienen desde entonces una buena relación, el vínculo entre ambos se venía percudiendo ya desde la campaña electoral del año pasado, cuando el conductor se inclinó sin demasiada sutileza por el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Scioli. Este año la tensión creció a partir de la sátira de Macri que hizo Freddy Villarreal, el mismo humorista que imitó a Fernando De la Rúa en 2001. Posteriormente, Tinelli denunció una campaña orquestada desde el oficialismo para desprestigiarlo bajo el hashtag #TinelliMercenarioK. Además, a principios de esta semana se inició en Twitter otra campaña para boicotear el programa su televisión con la consigna “apagón a Tinelli”. De esa iniciativa participaron algunas agrupaciones vinculadas al macrismo como La Solano Lima.

Desde el Gobierno aseguraron que no realizaron ninguna operación en ese sentido, negaron cualquier vínculo con ejércitos de trolls y desmintieron un enfrentamiento con Tinelli. Sin embargo, el propio Macri reconoció el malestar con el dirigente de San Lorenzo en una nota publicada por Joaquín Morales Solá en La Nación. “Tinelli me satiriza de mala manera ante tres millones de personas en televisión y se ofende porque lo critican 30.000 tuiteros”, se quejó Macri e insistió en que “no hubo trolls ni el Gobierno tuvo nada que ver” con eso. Para rematar, en el macrismo le atribuyeron al conductor una animosidad contra el Presidente porque “está ofendido porque le sacaron la AFA”.

En ese contexto, el encuentro de hoy había generado mucha expectativa. No es la primera vez que Macri recibe a una figura popular para tratar de neutralizar sus críticas o distender la relación. Ya había hecho lo mismo con Mirtha Legrand meses atrás.

En sintonía con la política comunicacional del Gobierno y teniendo en cuenta que buena parte del conflicto se desarrollo a través de las redes sociales, la escasa información del encuentro se difundió a través de ellas: “Gracias al Presidente @mauriciomacri por recibirme en Olivos. Muy linda, profunda y divertida charla. Hablamos de todo”, escribió ayer Tinelli en su cuenta @cuervotinelli. El Presidente, por su parte, subió a su cuenta oficial algunas fotos donde se los ve muy jocosos y además dos videos muy breves. “Jejeje, ¿alguien se va a dar cuenta que somos nosotros?”, le preguntaba Macri a Tinelli mientras el showman lo filmaba con un filtro de Snapchat que recorta los rostros y los mezcla. “Estamos muy bien ahí”, le respondía Tinelli.

Más allá de la información superficial, no trascendió concretamente el contenido de la conversación: “No pasó nada. Se hizo una bola donde no había nada. El programa nos divierte, ellos tienen la mejor y va a seguir así”, se limitaron a transmitir voceros de la Casa de Gobierno.

El resultado de la conversación se irá trasluciendo en las próximos días, cuando vuelva a aparecer en pantalla el imitador de Macri y se vea el tono de la sátira. También habrá esperar para ver si continúan las campañas armadas contra Tinelli en las redes y si se modifica el complejo escenario del fútbol argentino, donde el Gobierno opera a través del presidente de Boca, Daniel Angelici.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.