ECONOMíA › ELIMINARAN LOS ARANCELES PARA TRAER LAPTOPS Y TABLETS DEL EXTERIOR

Otro guiño a favor de la importación

El objetivo es que bajen los precios en el mercado interno, aunque de entrada la medida tendrá fuerte impacto sobre el empleo en las fábricas de ensamblaje de Tierra del Fuego y en las proveedoras del continente. Estiman que podrían perderse 10 mil puestos de trabajo.

 Por Javier Lewkowicz

El Gobierno planea eliminar los aranceles de importación de laptops y tablets. El objetivo es que bajen los precios en el mercado interno, aunque de entrada la medida tendrá fuerte impacto sobre el empleo en las fábricas de ensamblaje de Tierra del Fuego y en las empresas proveedoras del continente. Las grandes firmas del sector están a la espera de una definición, advierten que tendrán que echar trabajadores pero su negocio no peligra porque pueden reconvertirse hacia la importación, como ya ha comenzado a suceder en algunos casos. Las pymes alertaron sobre los riesgos de la liberalización comercial inmediata y calculan que podría haber 10 mil despidos.

Fuentes oficiales confirmaron a este diario la medida. Incluso no se descarta en el corto plazo incluir otros productos electrónicos en la agenda de reducción de aranceles. Las empresas se atajan: “Si se concreta la eliminación de aranceles, no hay forma de competir y va a haber despidos”, dijeron a este diario.

La medida se tomaría el año que viene aunque resta definir si será en una o dos etapas. En este último caso, se aplicaría una baja del 35 a 16 por ciento y otra de 16 a 0 por ciento. Los productos involucrados son notebooks y tablets, aunque en el Ministerio de Producción pretenden en el mediano plazo avanzar sobre otros artículos electrónicos. El diagnóstico oficial es que se trata de un sector no competitivo, caracterización que surge de comparar los precios internos de la electrónica frente a otros mercados. Esa diferencia está en el orden del 30 por ciento, dicen en el sector. El Gobierno estima que la liberalización reduciría los precios hasta un 12 por ciento. La manifestación de esa disparidad es el usual cruce de la frontera hacia Chile (que no cuenta con ningún tipo de industria electrónica) para adquirir productos y luego revenderlos en la plaza local.

La eliminación progresiva del arancel permite que el producto terminado ingrese a valores que están por debajo del precio de salida de fábrica del artículo ensamblado, aunque no está claro en qué proporción podría bajar el precio de venta al público y en qué lapso. El presidente de Newsan, Luis Galli, dijo que “en la cartera de productos de Newsan no es tan significativa la participación de notebooks, pero –la baja de aranceles– impacta porque es un producto menos que vamos a tener en condiciones de fabricar localmente. Impacta en la actividad y en el empleo, porque este era un año en el que no nos podíamos dar el lujo de perder otros negocios. Pero comprendemos la visión del Gobierno de que la laptop es una herramienta de productividad y creen que con una apertura total se pueden conseguir mejores precios”.

Carlos Simone, gerente general de Camoca, que agrupa a las empresas proveedoras de componentes del continente consideró que “una baja de aranceles en productos portátiles de informática le representa al Estado 100 millones de dólares menos de recaudación por año. Esa plata se podría utilizar para mejorar las precios al consumidor a razón de 100 dólares por máquina para un millón de unidades sin tener que destrozar a la industria informática nacional”. “Es inevitable que esta medida destruya a la industria local, no hay forma de competir con los precios de China. Estamos dispuestos a trabajar para mejorar los precios pero de esta forma que plantea el Gobierno van a cerrar los fabricantes de baterías, de cables, las imprentas, el ensamblaje. Hay un piso de 10 mil empleos que se destruyen”, agregó. En tanto, Jorge Luis Cavanna, de Cadieel, calculó que están en juego 12 mil puestos de trabajo. En cambio, el especialista del sector Enrique Carrier consideró que “cuando el arancel era cero en los 90 había un importante mercado de clones que permitía a las pymes ofrecer servicios. Las computadoras se utilizan para la producción, no sólo son bienes de consumo”.

Compartir: 

Twitter
 

El arancel para laptops y tablets es del 35 por ciento y se eliminaría el año próximo.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.