ECONOMíA › SE LARGAN LAS REUNIONES CON LOS BONISTAS

Cara a cara frente al acreedor

Los próximos días serán claves para las negociaciones por la deuda. El jueves, el Gobierno iniciará una serie de reuniones con los acreedores extranjeros, que arribarán a Buenos Aires para discutir cara a cara con los principales funcionarios del equipo económico sobre la propuesta oficial de quita del 75 por ciento. Obviamente, los representantes de los bonistas presionarán al Gobierno para que mejore esa oferta, que hasta ahora rechazan de plano.
La ronda de conversaciones estará a cargo del secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, quien condujo en los últimos meses la mayoría de los contactos que se llevaron a cabo con los acreedores. De acuerdo con el cronograma pautado originalmente, ayer debía comenzar de manera formal el diálogo con los bonistas, ya que Nielsen se entrevistaría con el titular del Sindicato Italiano de Tutela, Investimento e Risparmio, Domenico Bacci. Sin embargo, Bacci canceló el encuentro por motivos personales, por lo que el contacto con los acreedores italianos, que representan el mayor porcentaje de poseedores extranjeros de títulos defolteados, fue reprogramado para los próximos días.
El jueves será el turno de los acreedores alemanes, representados por el titular de la Asociación de Intereses de la Argentina en Alemania, Stefan Engelsberger. En tanto, el viernes Nielsen se entrevistará con los representantes del Comité Global de Tenedores de Títulos Argentinos, el italiano Nicola Stock y el estadounidense Hans Humes.
Por esta última agrupación, el Fondo Monetario presionó, por ahora sin éxito, para convertirla en único interlocutor del Gobierno, en representación de todos los acreedores del exterior. Stock dejó su jubilación como ex directivo del Banco de Roma a instancias de la Asociación Bancaria Italiana. Y fue con el apoyo de esta entidad que conformó una organización que hoy se erige en supuesto representante de tenedores en deuda en default por unos 37 mil millones de dólares. Más aún, la mencionada asociación de bancos italianos intentó, a través de Stock, lavar su responsabilidad ante sus clientes, a quienes vendieron papeles de la deuda argentina hasta pocos meses antes de la devaluación. Aunque los inversores italianos seguramente perderán buena parte de su inversión, los bancos en cuestión ya realizaron pingües ganancias en concepto de comisiones.
En las conversaciones participarán, además de Nielsen, el secretario de Coordinación del Ministerio de Economía, Leonardo Madcur, y el subsecretario de Financiamiento, Sebastián Palla. A diferencia de las anteriores ocasiones, las negociaciones de esta semana tendrán, por primera vez, como escenario Buenos Aires y son consecuencia del ofrecimiento que en su momento hiciera Roberto Lavagna, para que las organizaciones de bonistas vinieran a la Argentina para ver in situ la situación del país.
Lo que suceda en los próximos días será, seguramente, monitoreado de cerca por el Fondo Monetario, que para aprobar la segunda revisión del acuerdo vigente puso como condición se aceleren las negociaciones con los acreedores privados.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.