ECONOMIA › ARGENTINA Y BRASIL SIGUEN SIN
ACORDAR COMO RESOLVER SUS CONTROVERSIAS

Gestos de buena voluntad que no alcanzan

El ministro de Hacienda de Brasil mantuvo encuentros con su par argentino y con el presidente de la Nación, pero hasta ahora los resultados no aparecen. Lavagna y Palocci no consiguieron avanzar sobre mecanismos concretos de integración. Hoy continuarán las conversaciones. El visitante dijo tener “una visión optimista”.

Argentina y Brasil no lograron acercar posiciones con respecto a la “cláusula de adaptación competitiva” propuesta por Argentina para contrarrestar eventuales desequilibrios comerciales. Aunque Roberto Lavagna y Antonio Palo- cci intercambiaron gestos de buena voluntad, no consiguieron avanzar sobre los mecanismos concretos de integración. Fuentes de Economía se conformaron con que Brasil “ya no rechace de plano la propuesta argentina”. También con que la discusión tenga rango ministerial.
En la visita a Brasilia realizada el 10 de mayo pasado, Lavagna presentó una nueva versión de la propuesta para proteger a la industria local de lo que desde este lado de la frontera se considera “la competencia desleal de Brasil”. Por entonces, Lavagna se limitó a declarar que “el próximo paso” en la negociación correspondía al socio mayor de la Unión Aduanera. Según informó a este diario una fuente del Ministerio de Economía, Brasil respondió al reclamo presentando un voluminoso trabajo que compara la cláusula de adaptación competitiva con algunos mecanismos similares previstos por la OMC, en especial, las cláusulas de salvaguarda. En el equipo de Lavagna consideraron que “el ejercicio académico” resultaba interesante, pero que “no tiene nada que ver con la propuesta argentina”, que no es una salvaguarda, sino la formalización de restricciones temporarias a las importaciones sobre “bases de medición objetivas” de los desequilibrios comerciales.
Si bien no existieron avances sobre la cuestión de fondo, en Economía interpretan que “es importante que la discusión siga manteniéndose a nivel ministerial” y que “el tiempo siga transcurriendo sin rechazos explícitos”. Mientras tanto, hasta que no exista una definición objetiva y de consenso de los mecanismos a emplear, Argentina seguirá aplicando medidas “unilaterales”, como por ejemplo las “licencias no automáticas” dispuestas para la línea blanca –lavarropas y heladeras– que hasta ahora consiguieron la “autorregulación” del intercambio privado.
En una conferencia de prensa brindada ayer junto a Lavagna y su par venezolano, Nelson Merentes, Palocci se limitó a repetir las mismas expresiones de buena voluntad que ya había tenido con los funcionarios e industriales argentinos que los visitaron en mayo en Brasil. Dijo tener una “visión optimista” para alcanzar un “crecimiento equilibrado de ambas economías”. “Estamos en el camino de establecer un equilibrio mutuo positivo, siempre de los dos lados y con la participación del sector privado y los gobiernos de ambos países”, se extendió.
El ministro brasileño también se mostró “optimista con la posibilidad de establecer una estructuración adecuada para enfrentar eventuales problemas relativos al comercio bilateral. Esta en nuestra preocupación para el desarrollo equilibrado de nuestros países”, agregó. Por su parte, Lavagna reiteró que “no se trata de generar barreras” al comercio regional, sino “de crear un crecimiento equilibrado”.
En la misma línea, Palocci confió en que “en los próximos meses” aparecerán soluciones a los problemas. Recordó que en septiembre del año pasado “Argentina manifestó su inquietud” por los desvíos comerciales que se habían manifestado en el último año, “que derivaron también en el cambio de destino de varias inversiones”. Si bien se abstuvo de hablar de “salvaguardias comerciales”, Palocci aseguró que “en los próximos días se reunirán técnicos” de ambos países, para continuar avanzando en los temas que afectan al comercio.
Desde que Lavagna presentó la primera propuesta en septiembre pasado, y la segunda en mayo, Brasil se vería obligado a cambiar su ecuación, ya que Paraguay presentó la semana pasada en la reunión del Consejo Mercado Común, que prepara la agenda para la cumbre de Asunción del próximo fin de semana, una propuesta para aplicar de manera transitoria el Arancel Externo Común al comercio intrabloque cuando existan desequilibrios de comercio. Algo que resulta impensable para los dos socios mayores. Lavagna y Palocci también se reunieron con el presidente Néstor Kirchner y luego compartieron un almuerzo en el Palacio de Hacienda con Merentes. La reunión con Kirchner, sobre la que no se informó oficialmente la agenda de temas tratados, se extendió por espacio de 40 minutos en el despacho presidencial, en Casa de Gobierno. El encuentro fue calificado de “cortesía” y “protocolar” por fuentes de ambas delegaciones.

Compartir: 

Twitter
 

Antonio Palocci, ministro de Hacienda de Brasil. Ayer compartió escenario con sus pares de Argentina y Venezuela, Lavagna y Merentes.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.