ECONOMíA › EL ORGANISMO DIFUNDIO OFICIALMENTE LA ULTIMA
REVISION DE LA ECONOMIA ARGENTINA

Cómo son los diez mandamientos del FMI

Para el Fondo “el mayor riesgo es la inflación”, y critica la política de Lavagna para enfrentarlo. Pero hay más: reclama un superávit de 4,5 por ciento del PBI, terminar con los “subsidios” electorales, dejar caer el dólar y que Kirchner le siga pagando echando mano de las reservas.

 Por Maximiliano Montenegro

Pocas veces hubo tantas diferencias sobre el manejo de cada uno de las áreas clave de la política económica entre un gobierno y los burócratas del Fondo Monetario, como las que existen en la actualidad. Las mismas quedaron reflejadas en la última revisión de la economía argentina, que ayer el FMI publicó oficialmente en su página de Internet. Para el organismo, “el mayor riesgo en el corto plazo es que la inflación no está contenida”, alerta sobre el peligro de que se dispare “una espiral de salarios y precios” y critica duramente las medidas que ha adoptado el gobierno hasta ahora para enfrentar el problema. Pero hay más: el Fondo pide expresamente que el superávit fiscal se eleve a un piso de 4,5 por ciento del PBI, recortando “subsidios” en la segunda mitad del año electoral; recomienda dejar caer el dólar; exige la eliminación de los llamados “impuestos distorsivos” (retenciones e impuesto al cheque); dice que “continúa la vulnerabilidad del sistema bancario”; advierte que si se postergan las “reformas estructurales” el crecimiento se reduciría al 2 por ciento anual y que entonces la Argentina podría caer nuevamente en default; y señala que “la falta de progresos en alcanzar acuerdos con las empresas de servicios públicos tendrá dañinas consecuencias para la estabilidad económica y el crecimiento”. Todo detalladamente explicado en un documento de 92 páginas.
Tal vez la única coincidencia, y muy relevante, es que en el Fondo Monetario están agradecidos porque pocos países le pagaron tanto en tan poco tiempo: desde la devaluación, 8500 millones de dólares, incluyendo al Banco Mundial y al Bid. Por eso, dejan en claro que esa actitud de buen pagador debe continuar en el futuro, incluso echando mano de las reservas del Banco Central: “El staff entiende que el uso de las reservas requerirá una decisión del más alto nivel político”.
El punto no es menor, porque el Gobierno confía en refinanciar los vencimientos de capital con el FMI durante los próximos tres años, y sobre este supuesto realiza las proyecciones sobre la evolución de la deuda pública. Sin embargo, para el Fondo ése es “un supuesto irreal”. En Washington consideran que, de una manera y otra, Argentina deberá seguir achicando su deuda con los organismos internacionales.
El secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, partirá hoy rumbo a Washington para iniciar formalmente las negociaciones por un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario. Casualidad o no, el Fondo decidió difundir ayer el documento de la última revisión de la economía argentina, denominado “Consulta del Artículo IV”.
El decálogo de cuestionamientos del organismo ya fue adelantado hace algunas semanas por Página/12. Pero esta vez Lavagna no podrá desconocerlos calificándolos de “comentarios informales”, porque forman parte de un informe público. En resumidas cuentas, los puntos sobresalientes del documento son los siguientes:
- “El mayor riesgo en el corto plazo es que la inflación no está contenida. Para el staff (de economistas del Fondo) se requiere de manera inmediata la aplicación de ajustes en la política macroeconómica, en ausencia de los cuales la inflación alcanzará los dos dígitos en el 2005.”
- “Para las autoridades (argentinas) los recientes incrementos de precios responden a factores estacionales y a un cambio en los precios relativos. En la visión del staff, en cambio, los riesgos de un rebrote inflacionario claramente han aumentado.”
- Después vienen los palos a la estrategia antiinflacionaria de acuerdos sectoriales de precios, llevada adelante por Lavagna y Kirchner. “Los controles administrativos (de precios) y la política de disuasión moral tendrán un efecto negativo en el crecimiento y no reducirán las presiones inflacionarias; al contrario, corren el riesgo de desatar en el futuro un nuevo impulso en el incremento de precios.”
- El FMI sugiere tres medidas para combatir la inflación: ajustar la política monetaria, elevando las tasas de interés; dejar caer el dólar, abandonando la política oficial de intervención cambiaria; poner un freno al aumento del gasto público. Para el Gobierno, esas medidas son recesivas.
- Después reclama más ajuste fiscal: “se alerta que deben tomarse medidas específicas para garantizar que el superávit primario sea al menos del 4,5 por ciento del PBI”.
- También apunta contra el gasto electoral: “debe revisarse la política de subsidios oficiales, los cuales han crecido rápidamente sin un criterio de asignación claro”.
- Finalmente, hay un comentario para el escenario político: “La popularidad de Kirchner se ha basado en un discurso duro contra los inversores extranjeros y los organismos multilaterales en temas como la renegociación de la deuda, las tratativas con las privatizadas y la compensación a los bancos”. Y reconoce que “una clara victoria” en octubre garantizaría su nominación para la reelección en el 2007.

Compartir: 

Twitter
 

Rodrigo Rato, director del FMI: advierte sobre “una espiral de precios y salarios”.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.