EL MUNDO › CRECE LA IDEA DE QUE PAKISTAN
FUE FUENTE DE ENTRENAMIENTO

Los caminos conducen a Karachi

Las autoridades británicas confirmaron que dos de los cuatro atacantes de Londres viajaron juntos en noviembre a la mayor ciudad paquistaní, y un tercero también estuvo el pasado julio. El reconocido foro de debate de política exterior conocido como Chatham House (RIIA) afirmó que la invasión de Irak ayudó a impulsar a la red Al Qaida.

 Por Jason Bennetto*

El MI5 investiga si los atacantes suicidas de Londres habían recibido entrenamiento terrorista de Al Qaida en Pakistán después que se supiera que dos habían viajado juntos a Karachi el año pasado. Dos de los terroristas nacidos en Gran Bretaña, Mohammad Sidique Khan, de 30 años, y Shehzad Tanweer, de 22, volaron desde Karachi en el vuelo 1056 de Turkish Airlines el 19 de noviembre del año pasado. Regresaron tres meses más tarde, el 8 de febrero, en el vuelo 1057 de Turkish Airlines. Los informes muestran que un tercer atacante terrorista, Hasib Hussain, de 18 años –que se autoinmoló en el ómnibus Nº 30– llegó a Karachi en julio pasado en el vuelo SV-714 de Saudi Arabian Airlines. Su fecha de regreso no se conoce.
El MI5 está investigando los informes de los servicios de seguridad paquistaní que dicen que los tres hombres de Leeds fueron a varias madrassas –escuelas religiosas–, algunas de las cuales están dirigidas por grupos terroristas. La creciente evidencia señala a Pakistán como la fuente probable de inspiración y entrenamiento para los terroristas, aunque se desconoce la identidad del cerebro de los atentados y de quien hizo las bombas. Las autoridades de Inteligencia paquistaní han dicho que Tanweer se quedó brevemente en una madrassa y se reunió con un grupo militante nacional ilegal. Los agentes de Inteligencia paquistaní han interrogado a estudiantes, maestros y administradores de la escuela en Lahora, y de por lo menos otros dos centros islámicos radicales de Al Qaida.
Pervez Musharraf, el presidente de Pakistán, dijo que algunas escuelas islámicas estaban involucradas con el terrorismo. Su comentario fue hecho después de que un funcionario de Inteligencia nombrara a uno de los cinco militantes detenidos por las fuerzas de seguridad durante el fin de semana como Qari Usman, un experto en bombas de las organizaciones militantes prohibidas Jaish-e-Mohammad (Ejército de Mohammad). Los militantes fueron detenidos en Faisalabad como parte de una enérgica represión después de los atentados de Londres, aunque no se estableció ningún nexo.
Khan era conocido de Mohammed Junaid Babar, un terrorista prisionero en Estados Unidos que se declaró culpable el año pasado de proveer material de apoyo a Al Qaida, dijeron dos funcionarios de Inteligencia de Estados Unidos. Khan fue investigado por el MI5 el año pasado, pero se consideró que no era una amenaza terrorista. Fue sometido a una investigación de rutina por el MI5 por una conexión indirecta a un supuesto complot para construir un camión-bomba en Gran Bretaña. Fue uno de los cientos investigados, pero no fue considerado un riesgo.
Mientras tanto, se supo que la policía todavía estaba tratando de identificar el tipo de explosivo casero utilizado. Los expertos del Ministerio de Defensa están examinando los químicos y otros equipos para hacer una bomba encontrados en una casa en Leeds, donde se cree que fueron hechas las bombas, y un automóvil alquilado por los tres terroristas. Inicialmente, los especialistas forenses pensaron que el explosivo usado era una sustancia casera, llamada “la madre de Satán”. El explosivo, peróxido de acetona, puede producirse fácilmente siguiendo las instrucciones en Internet. Pero ahora hay dudas sobre la naturaleza del material descubierto.
Los expertos en explosivos siguen también examinando los dos automóviles usados por los terroristas y dejados en la estación de tren Luton la mañana de los atentados. Los atacantes viajaron desde Luton en tren, antes de dispersarse y detonar los explosivos. Una fuente de alta seguridad dijo: “La policía todavía debe establecer el tipo de explosivo utilizado y tomará algún tiempo que la investigación forense demuestre qué explosivos fueron utilizados y de qué manera”. La policía no encontró ninguna bomba armada y tampoco evidencia de una segunda unidad de terroristas suicidas.
Los análisis forenses tampoco encontraron relojes de tiempo en los lugares de las explosiones, lo que sugiere que los terroristas detonaron los explosivos a mano. La sección antiterrorista de Scotland Yard todavía está tratando de establecer los movimientos exactos de los terroristas previos a los atentados de Londres. Están examinando todas las posibles rutas desde los hogares de los tres terroristas en Leeds y del jamaiquino nacido en Gran Bretaña, Germaine Lindsay, de 19 años, de su hogar en Aylesbury, Buckinghamshire.
Como parte de la investigación, se han confiscado más de 12.000 videos de vigilancia, muchos de las estaciones de servicio de las autopistas, y tienen la intención de examinar otros 13.000.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère

Compartir: 

Twitter
 

Dos de los atacantes identificados como Shehzad Tanweer (arriba) y Mohammad Sidique Khan.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.