ECONOMíA

La industria sigue creciendo, con los automóviles picando en punta

En agosto, el sector mostró un nivel de actividad 7,6 por ciento superior al del mismo mes del año pasado. Además de las terminales, tuvieron buen desempeño textiles y materiales para la construcción. La capacidad instalada se está utilizando casi al límite.

La actividad industrial mostró otra vez un crecimiento muy fuerte. La expansión de agosto fue del 7,6 por ciento con relación a igual mes de 2004, un rango mayor al esperado por los economistas que semanalmente responden una encuesta del Banco Central y por los propios empresarios ante las consultas del Indec. La mejora con respecto a julio resultó de un meritorio 1,6 por ciento. Hay un elemento que opaca el panorama: el hecho de que el uso de la capacidad instalada se encuentra en niveles record y se requieren de urgentes inversiones para que no se detenga la recuperación.
Existen cuatro sectores que están empujando la actividad: en primer lugar, el automotor. Es, por lejos, el de mejor performance. Le siguen los materiales para la construcción, los alimentos y los textiles. En cambio, el mes pasado se produjo una fuerte retracción en la fabricación de cigarrillos, de un 7,1 por ciento, tendencia negativa que se eleva al 8 por ciento al comparar lo ocurrido en el último año.
Párrafo aparte para la industria petrolera. En medio del precio record del crudo, la refinación de petróleo aumentó nada menos que un 8,5 por ciento entre julio y agosto. Queda claro que esa suba está directamente relacionada con la cuestión estacional: en lo que va del año, la refinación cayó 1,6 por ciento en relación con el período enero-agosto de 2004.
Un día después de conocidos los últimos datos sobre desempleo, la noticia de que la industria sigue creciendo a buen ritmo es importante para renovar la expectativa de una tendencia decreciente en la cantidad de argentinos con problemas de trabajo.
Sin embargo, hay un dato que enfría las expectativas: la encuesta del Indec reveló que sólo uno de cada diez empresarios industriales piensa tomar personal durante este mes. Y apenas el 13 por ciento de los consultados manifestó que elevará las horas trabajadas de sus empleados.
Un repaso por los distintos sectores permite conocer en detalle el fenómeno industrial:
- Autos. Es el sector estrella de la industria. La producción aumentó 8,9 por ciento entre julio y agosto. Y un 32,1 por ciento con relación a agosto del año pasado. Semejante expansión se da en medio de un apuntalamiento de las ventas al mercado interno y también de las exportaciones. Los créditos prendarios están creciendo a un ritmo anual del 40 por ciento y los empresarios estiman que este año venderán 380 mil unidades en el mercado interno. Paradójicamente, este es el nicho que está más holgado en la capacidad instalada: se utiliza apenas el 46 por ciento.
- Alimentos. Creció 3,1 por ciento contra julio y 6,1 por ciento en el último año. Las carnes blancas, los lácteos y las bebidas son los rubros que traccionan. En carnes, la fuerte expansión en las exportaciones es un tema clave. Particularmente en el caso de los productos aviares, las ventas se concentran hacia China y Sudáfrica. En el último año, la producción creció 21,6 por ciento. La utilización de la capacidad supera el promedio: es del 76,5 por ciento. Necesita de inversiones urgentes.
La mejora en los lácteos está dada, fundamentalmente, por la exportación de leche en polvo. Esta inserción internacional está íntimamente relacionada con el salto que registraron los precios en el sector. Argelia, Venezuela y Brasil son los destinos principales.
- Textiles. La suba de la producción entre julio y agosto fue del 4,5 por ciento. Y del 13,7 por ciento con respecto a un año atrás. La fabricación de tejidos y la elaboración de hilados de algodón lideran la tendencia. A pesar de que se hicieron inversiones, ya está al límite de la utilización de la capacidad: 87,8 por ciento.
- Materiales para la construcción. El rubro creció 4,3 por ciento en agosto y un 17,2 por ciento en relación a agosto de 2004. Existe una fuerte demanda tanto para grandes proyectos de infraestructura como de pequeños corralones. Y comprende a productos como cemento o vidrios. El sector de la construcción atraviesa por un auge. En capacidad instalada hay comodidad: se utiliza el 60 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

El repunte en el sector textil permitió derramar el beneficio de la recuperación hacia las pymes.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.