ECONOMIA › OTRA SUBA DE UN CUARTO DE PUNTO EN LA TASA DE INTERES INTERNACIONAL

Más papista que Alan Greenspan

El nuevo titular de la Reserva Federal (banca central estadounidense), Ben Bernanke, continuó con la política de su antecesor. La tasa se ubicó en 4,75 por ciento anual. Impacto en el mercado argentino.

 Por Claudio Zlotnik

Ya no está Alan Greenspan, pero esta vez fue su sucesor, Ben Bernanke, el responsable de alterar los mercados internacionales. La Reserva Federal (banca central estadounidense) elevó ayer en un cuarto de punto la tasa de interés de corto plazo y la ubicó en el 4,75 por ciento anual. Los financistas aguardaban este ajuste, así como ahora el consenso indica que habrá otro similar en la próxima reunión de la FED, dentro de un mes y medio. La inquietud es porque ni en Wall Street ni en la city local intuyen cuándo Bernanke pondrá punto final al ciclo alcista de la tasa.

La suba de ayer fue la decimoquinta consecutiva desde que, en el año 2001, Greenspan dio inicio a la escalada. La preocupación de los inversores apareció en el último párrafo del comunicado oficial difundido por el directorio de la Reserva Federal. Allí se dejó entrever que, eventualmente, “podrían necesitarse nuevos aumentos (de la tasa de interés) para garantizar un equilibrio entre el crecimiento económico sustentable y la estabilidad de precios”.

La reacción del mercado fue negativa: la tasa implícita de los bonos del Tesoro a 10 años de plazo escaló al 4,78 por ciento anual y el índice Dow Jones de la Bolsa de Nueva York perdió 0,9 por ciento. En la Argentina también hubo retrocesos, en un mercado que estuvo influenciado también por el reemplazo de Antonio Palocci en la conducción económica de Brasil (ver recuadro aparte).

La tendencia alcista de la tasa internacional es perjudicial para los países emergentes, como el argentino. No obstante, y a diferencia de años anteriores, la economía argentina se encuentra ahora a resguardo de las turbulencias. Básicamente porque las necesidades financieras son muy acotadas: hasta fin de año sólo debe cubrirse un bache de alrededor de 1100 millones de dólares.

Los costos directos por el encarecimiento del dinero también lucen menores. Por el stock existente en bonos que ajustan con la Libor –como el Boden 2012 y el Boden 2013– se debería pagar un sobrecosto de 120 millones de dólares anuales. En cambio, no hay variantes para los títulos públicos en moneda extranjera emitidos en el último canje, que fueron colocados a tasa fija.

El aspecto más preocupante está relacionado con los efectos menos inmediatos que acarrea un cambio en el escenario financiero internacional: la posibilidad de un enfriamiento de la economía estadounidense, con impacto sobre el resto, que provoque una caída de los precios de los commodities, que son un pilar fundamental en la balanza comercial argentina. Los bancos internacionales descartan, por ahora, un escenario tan complicado. Advierten, en cambio, que los próximos meses se caracterizarán por una alta volatilidad en los mercados financieros, a consecuencia de la incertidumbre.

Hasta que se fue Greenspan, el consenso entre los operadores era que la suba de la tasa terminaría en el 4,5 por ciento anual. Se basaban en que no existían indicadores que mostraran una presión inflacionaria. En verdad, ahora tampoco están a la vista: la inflación en los Estados Unidos se sitúa en el 2 por ciento anual (sin contar el petróleo) y en el 3,6 por ciento anual si se añade ese producto. José Siaba Serrate, analista de mercados internacionales, analizó la situación: “En Estados Unidos funcionan al revés que en la Argentina. Son más precavidos con la inflación. En lugar de actuar cuando tienen el problema encima, la FED prefiere prevenir”, señaló en diálogo con Página/12. La cuestión central es que nadie sabe hasta dónde subirá la tasa internacional.

Compartir: 

Twitter
 

Las acciones y bonos en la plaza local retrocedieron por la suba de la tasa y por Brasil.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared