ECONOMIA › UN FISCAL INVESTIGA LA PARTICIPACION DEL SECRETARIO DE COMERCIO

Dos citas para hablar del Indec

La Fiscalía de Investigaciones Administrativas citó a declarar para el lunes a Graciela Bevacqua, la directora de precios del Indec desplazada por Moreno antes de la difusión del 1,1% de enero. Quiere determinar si cometió delitos al intervenir en el organismo.

 Por Maximiliano Montenegro

El fiscal nacional de investigaciones administrativas, Manuel Garrido, citó a prestar declaración testimonial para el lunes próximo a Graciela Bevacqua, la ex directora de precios del Indec, desplazada por el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, antes de la difusión del polémico 1,1 por ciento que marcó la inflación oficial en enero. La Fiscalía de Garrido abrió un expediente en el que se investiga si Moreno pretendió violar el secreto estadístico exigiendo a los funcionarios del Indec que revelaran los comercios visitados por los encuestadores del organismo, tal como aseguran, por ahora anónimamente, técnicos de la institución. También deberá comparecer ese mismo día Clyde Trabuchi, directora nacional de Condiciones de Vida –superior jerárquica de Bevacqua–, quien habría sostenido un duro cruce verbal con el secretario de Comercio durante la elaboración del IPC de enero. Si Bevacqua o Trabuchi confirmaran la versión ante Garrido, entonces Moreno podría estar en serios problemas, ya que la Fiscalía debería radicar una denuncia penal contra él por diversos delitos, como abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionarios público y violación del secreto estadístico. Sin embargo, por ahora, las testigos más buscadas del Indec no son fáciles de hallar.

En los últimos días, la Fiscalía de Investigaciones Administrativas envió una carta al titular del Indec, Lelio Mármora, a quien en tono imperativo se le solicita “arbitre con carácter urgente” los mecanismos para que Bevacqua y Trabuchi se presenten a prestar declaración testimonial el próximo lunes a las 10.30 y le recuerda las potestades del Ministerio Público para hacer cumplir tal citación “en el marco de la ley 24.946 y los artículos 142,143 y 144 del Código Procesal Penal”.

Mármora hace tres semanas que no aparece por Diagonal Sur y Perú, aduciendo una licencia médica a causa de stress, así que la responsabilidad recae sobre Mario Krieger, el segundo del Indec, quien en los últimos días se encargó de acordar con Moreno y Felisa Miceli designaciones de funcionarios políticos en áreas clave, ratificando la intervención de facto del organismo por parte de Economía.

Esta es la segunda citación que realiza Garrido a las mencionadas funcionarias, que no contestaron la anterior ni los llamados telefónicos de los investigadores. De no presentarse el lunes, la Fiscalía podría ordenar a la policía que las busque y las escolte a prestar declaración.

El expediente 2376 fue abierto por la Fiscalía de Investigaciones en base a una denuncia del bloque de senadores del radicalismo, en la que se solicita que se investigue si Moreno quiso violar el secreto estadístico al exigir que le entregaran la nómina de 8000 comercios en los que los encuestadores del Indec relevan precios. La versión que circula con fuerza en el Indec es que le habría solicitado esa información a Trabuchi, quien se negó a brindársela y luego tuvo que adelantar sus vacaciones para correrse de la línea de fuego.

Si la Secretaría de Comercio accediera al listado de negocios encuestados, entonces toda la medición actual del IPC quedaría desvirtuada. De ahí a rebautizar al IPC (Indice de Precios al Consumidor) como “Indice de Precios Controlados” habría sólo un paso.

Después de ese incidente, Moreno habría decidido reemplazar a la directora de precios, Bevacqua, quien se negaba a introducir una serie de cambios metodológicos en el IPC, por Beatriz Paglieri, una funcionaria que le reporta directamente. Cuando llegó, Paglieri se presentó ante los empleados del área con una frase antológica: “No se preocupen, yo vengo del campo nacional y popular”, les dijo.

Los cambios metodológicos aplicados en los rubros turismo, medicina prepaga y alimentos frescos permitieron que el IPC de enero arrojara sólo 1,1 por ciento, por debajo del 1,3 por ciento de enero de 2006.

En turismo, por ejemplo, se dejó de lado el relevamiento habitual del organismo y se tomó como referencia una encuesta de la Secretaría de Turismo, para la cual –aunque parezca insólito– las tarifas de la temporada 2007 se mantuvieron congeladas respecto de la temporada 2006. En el caso de los productos frescos, se suavizó el impacto de algunos productos que mostraron un fuerte salto estacional, como la lechuga. En tanto que con la medicina prepaga se contabilizó un 2 por ciento de aumento, cuando la mayoría de los afiliados –según las propias empresas– habría optado por quedarse con sus planes originales pagando la suba del 22 por ciento y el resto sufrirá un incremento superior a través del sistema de copados.

El gran interrogante que circula por algunos despachos oficiales es qué actitud tomarán Bevacqua y Trabuchi. Por ahora, en privado, se habrían mostrado más predispuestas a negociar su continuidad en el Instituto que a divulgar los pormenores del torpe desembarco de Moreno. Según pudo saber este diario, no son pocos las presiones que debieron soportan en los últimos días para que guardaran un discreto silencio. Sin embargo, sólo ellas puedan aportar los datos necesarios para esclarecer lo sucedido. El canal institucional está abierto.

Compartir: 

Twitter
 

Además de Bevacqua, fue citada Clyde Trabuchi, que sostuvo un fuerte cruce con Moreno.
Imagen: DyN
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.