ECONOMíA › SUPERAVIT EN CUENTAS EXTERNAS DEL TRIMESTRE

Sin aprietos desde afuera

Durante el primer trimestre la economía continuó creciendo sin restricciones externas a la vista. Según datos del Indec, la cuenta corriente de la balanza de pagos registró un superávit de 861 millones de dólares, un 27,7 por ciento menos que en el mismo período del año anterior, debido a la reducción del superávit comercial. En tanto, la cuenta financiera alcanzó ingresos netos por 3049 millones, como consecuencia del fuerte aporte de fondos del sector privado, en concepto de inversión extranjera directa, compra de acciones y depósitos en el sistema financiero local. Ambos ítem, cuenta corriente y financiera, posibilitaron un aumento de 4660 millones de las reservas internacionales, la mayor variación trimestral registrada por el Indec en su serie.

El amplio superávit de la balanza de pagos luego de cinco años de crecimiento desmiente, por ahora, a aquellos analistas que pronosticaban el estrangulamiento externo como un destino ineludible para un país endeudado y con una estructura económica primarizada como la argentina. Desde Economía señalaron que la reducción del superávit comercial (606 millones menos que el valor registrado en el primer trimestre de 2006) se debe a un comportamiento atípico de las exportaciones de productos primarios que, si bien aumentaron 17 por ciento en valor, registraron una leve caída en cantidades. La explicación oficial es que durante los primeros meses del año las lluvias e inundaciones en parte de la zona pampeana retrasaron la cosecha de soja, pues a fin del trimestre restaba levantar el 25 por ciento de la cosecha, mientras que en igual período del año esa tarea ya había concluido. Otra de las causas fueron las importaciones, que crecieron un 24 por ciento.

Por su parte, la cuenta financiera produjo un ingreso neto de 3049 millones de dólares. El sector público no financiero y el Banco Central registraron ingresos por 1045 millones por colocaciones de títulos, compensados en parte por pagos netos de capital e intereses a organismos internacionales por 603 millones de dólares, mientras que el sector privado no financiero generó ingresos por 1859 millones de dólares.

Entre los rubros que encendieron una luz amarilla se destaca el incremento de la deuda externa y el mantenimiento de un alto nivel de remisión de utilidades al exterior. La deuda externa total aumentó 3675 millones de dólares en el primer trimestre y acumula una suba de 8248 millones respecto a igual período de 2006. De ese total, 6067 millones correspondieron a las nuevas demandas de financiamiento surgidas del sector público (73,5 por ciento del incremento total). Pese a ello, la deuda estatal es un 46,7 por ciento menor a la registrada en diciembre de 2004, pocos meses antes de la realización del canje, cuando el pasivo acumulaba 115.884 millones.

Por su parte, la remisión de utilidades y dividendos se mantuvo prácticamente sin cambios respecto del mismo período del año pasado, pero en un nivel muy alto. Las empresas extranjeras radicadas en el país giraron a sus casas matrices 1111 millones de dólares, apenas 22 millones menos que en el primer trimestre de 2006. Ese dato revela que, pese a los lastimosos reclamos que suelen realizar los principales empresarios en cada foro que los congrega, las ganancias continúan siendo extraordinarias, aun después de la devaluación del peso.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.