ECONOMíA

Lo peor ya pasó, según De Vido

El ministro de Planificación indicó que seguirá la construcción de gasoductos.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, dio por superado ayer el momento más difícil generado por las restricciones energéticas al afirmar que “acabamos de pasar el invierno más frío de los últimos 45 años con la sequía más pronunciada en la zona del Comahue en 30 años y simplemente ha habido algunas restricciones horarias a la industria”. Además, aseguró que “el ciento por ciento de las generadoras de energía eléctrica en la Argentina están haciendo sus aportes normalmente para la construcción de los gasoductos”. De este modo, desestimó una supuesta paralización de las obras de ampliación de los gasoductos generada a partir de la investigación judicial sobre el caso Skanska.

El funcionario destacó que los recortes en el servicio eléctrico y de gas para el sector fabril no derivaron en caídas de la actividad: “No hemos bajado los índices de producción casi nada, cero, el sector de la producción automotriz creció 32 por ciento anual a junio pasado”. En declaraciones radiales, De Vido explicó que “realmente hay un esfuerzo del sector industrial y de todos los argentinos para poder avanzar con las obras que el país necesita y que se están haciendo”.

Para desmentir una supuesta paralización de las obras luego del caso Skanska, sostuvo que hace una semana “el Banco Nación realizó la apertura de las cartas de crédito para que continúen los embarques de caños desde Brasil que ya están fabricados”. “Trabajamos semanalmente para dar prioridad a los tramos de obra que más nos convengan y poder cumplir con la meta pautada”, señaló.

El objetivo del Gobierno es incorporar ocho millones de metros a la red de gasoductos antes de abril de 2008 para garantizar la provisión de los volúmenes necesarios para que las dos plantas generadoras (San Martín y Manuel Belgrano, que también están en plena ejecución y que van a generar 1600 megavatios entre el año 2008 y 2009) puedan tener el combustible necesario. De Vido aclaró que el aportante de los fondos es la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), “cuyos socios son el ciento por ciento de las empresas generadoras de electricidad”. “Estas firmas están haciendo los aportes normalmente para la construcción de los gasoductos”, agregó. Según el cronograma oficial, en febrero se incorporarán, a través de la planta de Campana, 250 megavatios, en marzo-junio de 2008 se llegará a 1000 megavatios y los últimos 600 van a entrar entre diciembre de 2008 y febrero de 2009.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Julio De Vido y las restricciones energéticas.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.