CIUDAD › EL GOBIERNO ENDURECE SU POSTURA CON LA CCC

Sin solución a la vista

Un día después que los acampantes rechazaron la oferta de
la provincia, desde Promoción Comunitaria advirtieron que
podrían sacarle a la Corriente la ayuda que ya reciben.

 Por Cladio Socolsky

Los vecinos de varios barrios humildes de Rosario, que llevan adelante una protesta en la Plaza San Martín, frente a la sede local de la Gobernación, comenzarán hoy con la tercera semana de acampe, en un escenario que está lejos de solucionarse, a pesar de la propuestas y contrapropuestas realizadas entre los funcionarios de Promoción Comunitaria y los representantes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC). Ayer, luego de haber pasado una jornada que estuvo marcada por un festival solidario, la nota destacada fue el llamado que recibió Eduardo Delmonte, el referente de la organización, de parte de Roberto Bursich, Director de Gabinete Técnico de Promoción Comunitaria, manifestándole que si no aceptaban la propuesta del gobierno, retirarían toda la ayuda que la organización venía recibiendo anteriormente. "Es una extorsión, ya que amenazaron con sacarnos la comida que llevamos por los barrios", precisó Delmonte a Rosario/12, quien destacó además que ayer se realizaron asambleas en distintos barrios de la ciudad, "y se está pensando en incrementar la lucha, sin dejar la plaza, con cortes zonales de gente de otros barrios que se sumarían a nuestra lucha".

Los manifestantes pudieron ayer -después de haber recibido el sábado el portazo de los funcionarios provinciales, que se retiraron de las negociaciones por considerar que la entrega de materiales para que la gente pueda tener una habitación con piso de cemento, no figuraba en el listado de ayuda- disfrutar de una tarde soleada al compás de la música, que varios artistas de la ciudad ofrecieron en solidaridad con las familias que están acampando en la Plaza San Martín.

De todas maneras, los momentos de alegrías que significaron los bailes se vieron empañados por una comunicación telefónica que alteró los ánimos de los manifestantes. Según relató Eduardo Delmonte a este diario, ayer por la tarde recibió "una llamada de Roberto Bursich, diciéndonos que Jorge Obeid y Juan Carlos Forconi se habían reunido, y habrían decidido que si no aceptábamos la propuesta que nos hicieron, retiraban toda la ayuda que recibíamos anteriormente. Esto es, claramente, una extorsión".

El dirigente agregó que hoy "llevaremos a cabo una asamblea, y se está pensando en incrementar la lucha, inclusive con piquetes en distintos puntos de la ciudad. Además, hoy habrá una reunión en ATE, a las 10 de la mañana, donde se les pedirá solidaridad a los gremios; y mañana se realizará una movilización de la Multisectorial Rosario, a las cinco de la tarde, hacia la Plaza San Martín".

Por otra parte, varios militantes de la Corriente Clasista y Combativa viajaron hasta la Capital Federal, para realizar una movilización hacia la Casa de Santa Fe, en Buenos Aires. Más aún: el próximo miércoles se llevará a cabo una jornada nacional de lucha en todo el país.

Delmonte destacó que, a pesar de que la protesta entrará en su tercera semana consecutiva, "la gente está bien, esperando a ver qué pasa. El Festival estuvo lindo, la gente se divirtió. Tuvimos la visita de Madres de Plaza de Mayo, de los artistas que demostraron su solidaridad con los vecinos, y nos llamó nuevamente el Padre Bufarini".

Las negociaciones entre el gobierno y los manifestantes, que contó con la mediación de Cáritas Rosario, tuvieron su punto de inflexión durante la última reunión, el sábado en la Fundación Fraternitas. Allí, los funcionarios ofrecieron un conjunto de jogging, un par de medias, una frazada, un colchón, un par de zapatillas, una carga de garrafa por mes y un kilo de carne para 3500 personas. El ofrecimiento dejaba afuera, según Delmonte, "uno de los puntos que la gente considera elementales: la entrega de materiales de construcción, que servirán, básicamente, para hacer un contrapiso para una casilla tipo de cuatro metros por cuatro".

Compartir: 

Twitter
 

El acampe de los vecinos humildes en la Plaza San Martín entra en su tercera semana. "Es una extorsión, amenazan con sacarnos la comida que llevamos por los barrios", dijeron.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.