ECONOMíA

Los ahorristas se arman un colchón

Bancos y casas de cambio están vendiendo el doble de divisas que en las últimas semanas. Caen los plazos fijos en pesos y suben las tasas de interés.

 Por Claudio Zlotnik

A cuatro días de las elecciones, el dólar se convirtió en el refugio favorito de los pequeños ahorristas. Ayer, entre los bancos y las casas de cambio despacharon entre 75 y 85 millones de dólares, de acuerdo con un relevamiento realizado por Página/12. Ese monto duplica la demanda diaria promedio de las últimas semanas, aunque no alcanza a los 100 millones que se vendían en medio de las turbulencias financieras de hace un par de meses. Como parte del mismo fenómeno, se nota una caída en los plazos fijos en pesos. La cotización del dólar terminó sin cambios a 3,19 pesos para la venta en las casas de cambio de la city, pero el Banco Central debió vender 20 millones en el mercado para evitar un recalentamiento en el segmento mayorista.

El comportamiento conservador de los inversores es típico en las semanas previas a las elecciones. En el último mes, el stock de plazos fijos de empresas e individuos se contrajo en 580 millones de pesos. La tendencia se aceleró en las últimas jornadas, señalaron a este diario desde algunas entidades financieras líderes.

En contraposición, se nota un incremento de los depósitos en billetes verdes que prácticamente compensa la baja de los nominados en pesos. Entre el 13 de septiembre y el 12 de octubre pasado (último dato oficial disponible), las colocaciones dolarizadas crecieron en 115 millones.

La consecuencia de este proceso es un alza de las tasas de interés. Los plazos fijos mayoristas, superiores al millón de pesos, saltaron del 12 al 13,5 por ciento anual en la última semana. Los pequeños inversores también están recibiendo un rendimiento superior por sus ahorros. El plazo fijo promedio del sistema, que en la actualidad ronda los 55 mil pesos, rinde un 10 por ciento anual si se lo coloca a 30 días, y un punto adicional si se pacta a entre 60 y 90 días. Estas tasas se incrementaron alrededor de dos puntos en la última quincena.

En los bancos coinciden en que, a diferencia de los momentos de crisis financiera, ahora no hay una corrida. Prueba de esto, si se toman en cuenta los depósitos totales del sistema financiero hechos por empresas y particulares –y no sólo los plazos fijos–, se evidencia un incremento global de 1900 millones de pesos durante el último mes. Este salto, que se contrapone con lo que sucede con los plazos fijos, significa que hay compañías que están traspasando sus inversiones a plazo a cuentas a la vista (cajas de ahorro y cuentas corrientes). A pocos días de las elecciones, los empresarios prefieren disponer de liquidez en lugar de tener el dinero inmovilizado en un plazo fijo.

Los pequeños y medianos ahorristas, en cambio, se vuelcan mayoritariamente al dólar. Lo mismo sucede con algunos bancos y con empresas que distribuyen su liquidez entre las cuentas a la vista y los billetes verdes. En este contexto, el Banco Central se vio obligado a vender divisas. Ayer, al igual que el lunes y el último viernes, registró un saldo neto negativo de unos 20 millones de dólares. Con esa intervención logró frenar la suba mayor de la divisa en el mercado mayorista. La cotización quedó en 3,1730 pesos contra 3,17 de la jornada anterior, y el BC intervino cuando la cotización amenazaba con llegar a 3,18. Las reservas se encuentran en 42.901 millones de dólares.

En el Gobierno quieren que el tipo de cambio tenga un techo de 3,20 pesos. La pregunta que se formulan en la city es si ese valor se quebrará después de las elecciones del domingo. En la Casa Rosada aseguran que evitarán un salto mayor por temor a un recalentamiento de la inflación. Algunos altos funcionarios piensan que la última suba brusca del tipo de cambio, cuando pasó de 3,10 a 3,20 pesos en el mes de julio, en medio de las turbulencias en los mercados internacionales, presionó sobre los demás precios de la economía. Y que, después de esa experiencia, ahora no quieren sobresaltos. Para evitar que se genere incertidumbre, el BC también vendió billetes verdes en el mercado de futuro y volvió a asegurarles liquidez a los bancos a través de líneas de pases activos.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La cotización del dólar terminó sin cambios, a 3,19, pero el Central debió vender 20 millones.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.