ECONOMíA

Con dólar y acciones débiles, fue el año del oro, el euro y la plata

El cierre financiero de 2007 encontró ganadores y perdedores nítidos. La crisis de las hipotecas en Estados Unidos golpeó títulos y acciones, mientras que el petróleo fue la estrella.

El inversor que a principios de 2007 eligió comprar oro a 635,7 dólares la onza, euros a 4,06 pesos o plata a 12,9 dólares la onza hoy puede festejar. Esas resultaron las mejores inversiones financieras del año, mientras que aquellos que apostaron al dólar o a la Bolsa de Comercio obtuvieron ganancias magras, que quedaron muy lejos de compensar la inflación. Seguramente ningún inversor con una dosis mínima de sofisticación habrá mantenido inmóviles sus inversiones a lo largo del año, pero los indicadores sirven para analizar cómo evolucionaron las distintas opciones en los últimos doce meses.

Una variable macroeconómica clave son las reservas del Banco Central. El primer día de 2007 se ubicaban en 31.581 millones de dólares, mientras que ayer cerraron a 46.151 millones. El incremento fue del 46,1 por ciento. La constante acumulación de divisas fue materia de debate entre economistas de la city y el Gobierno, que finalmente se saldó a favor de las autoridades a partir de la crisis de las hipotecas en Estados Unidos. El temblor financiero mundial pasó prácticamente inadvertido en cuanto a sus efectos sobre la economía real. En los ’90, los sucesivos shocks externos, desde el Tequila hasta la caída de los tigres asiáticos, pasando por la devaluación brasileña y el default ruso, golpearon de lleno en el nivel de actividad. Ahora, la peor parte la sacaron las cotizaciones de bonos y acciones.

Los títulos públicos emitidos en el canje de deuda, como los par y descuento, soportaron caídas de entre 6 y 11 por ciento en el año. Otro título que es referencia en el mercado, el Boden 2012, subió 6,4 por ciento. Con la Bolsa ocurrió algo parecido. El índice MerVal de acciones líderes comenzó el año en 2090,5 puntos y lo terminó en 2151,7, con un alza de 2,9 por ciento. En Wall Street, el Dow Jones hizo un recorrido de 12.501,5 a 13.365,8 puntos, con un incremento de 6,9 por ciento. La Bolsa local se despidió ayer con una baja de 0,7 por ciento, que hizo retroceder al MerVal 2,5 por ciento en el mes.

Como ocurre cada trimestre, a partir del 2 de enero se renovará el panel del MerVal. Habrá 17 incorporaciones, con lo cual el indicador pasará a estar compuesto por 42 sociedades, en lugar de 25. Se suman los papeles del Banco Patagonia, Socotherm, Paty, Celulosa, Carboclor, Ledesma, Fiplasto, Santander, Metrogas, Telefónica, Repsol, Agrometal, Longvie, Casado, Gas Natural, Juan Minetti y Boldt.

Los que apostaron al dólar ganaron poco y nada. El aumento en la cotización entre el 2 de enero y el 30 de diciembre fue de 2,2 por ciento, al pasar de 3,09 pesos a 3,16 para la venta. El euro, en cambio, trepó 15,1 por ciento: de 4,06 pesos a 4,69 para la venta. En el segmento de monedas, a principios de año hacían falta 2,13 reales para comprar un dólar y ayer se necesitaron 1,77, 16,9 por ciento menos.

A nivel internacional, lo mejor resultó el petróleo. El barril de WTI escaló de 60,4 a 97,9 dólares, un impactante 62,1 por ciento, en tanto que el Brent subió de 60,5 a 95,7 dólares: 58,1 por ciento. La onza de oro fue lo que más se acercó, con un ajuste de 32,6 por ciento: de 635,7 a 842,7 dólares. La onza de plata trepó 15,2 por ciento: de 12,9 a 14,9 dólares. La opción más cercana para los inversores minoristas son los plazos fijos en pesos a 30 días. Esa inversión empezó con una tasa de 6,6 por ciento anual y terminó con otra de 8,9.

Compartir: 

Twitter
 

La onza de oro experimentó una suba de 32,6 por ciento en el año, al trepar a 842 dólares.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.