ECONOMíA › CARBAP RESPALDó A LLAMBíAS, PERO NO EL ACUERDO

Mesa con una pata coja

La principal filial de CRA, la ultraconservadora Carbap, tuvo que replantear sus cuestionamientos de la semana pasada. Apoyó a Llambías y a la Mesa, pero no el acuerdo.

 Por Raúl Dellatorre

Después de cuestionar los resultados de las negociaciones y el acuerdo alcanzado una semana atrás entre el Gobierno y la Mesa de Enlace, ayer la Confederación de Asociaciones Rurales Pampeanas y Bonaerenses (Carbap) debió expresar públicamente su respaldo al titular de CRA, Mario Llambías, quien el martes firmó las medidas acordadas. Carbap buscó salvarlo de la incómoda situación en que lo dejó, en particular frente al nuevo encuentro de hoy de la Mesa con el Gobierno. La alianza entre las cuatro entidades rurales empresarias corre riesgo de resquebrajarse frente a las ventajas que podrían obtener los productores extrapampeanas si a los acuerdos firmados suma hoy un avance en particular en el capítulo de economías regionales.

La argumentación elegida por Carbap para justificar el cambio de postura fue que, durante la reunión del Consejo Directivo del viernes último, Llambías informó “pormenorizadamente” lo actuado en el ámbito de la negociación. Tras debatir “ampliamente”, Carbap reivindicó la gestión de Llambías, pero eludió pronunciarse sobre los acuerdos.

La entidad de productores medianos y grandes de Buenos Aires y La Pampa expresó su “total apoyo a la gestión de Mario Llambías como hombre de la Confederación” (...) y su participación en la “Comisión de Enlace Nacional, haciendo votos para que la buena fe y voluntad de diálogo puesta de manifiesto por la misma sea claramente valorada por el gobierno nacional”.

Carbap había buscado diferenciarse la semana pasada de la postura asumida por la Mesa de Enlace, descalificando el acuerdo al que trató como una expresión vacía respecto de las demandas del sector. Pedro Apaolaza, su titular, había asumido la posición más dura. Pero en igual sentido se había pronunciado Alfredo De Angeli, dirigente de Federación Agraria de Entre Ríos, aunque últimamente más proclive a acompañar las posiciones de fuerte raíz conservadora de Carbap que a alinearse con el titular de su propia entidad, Eduardo Buzzi. De hecho, las críticas de De Angeli y su expresión que, de haber estado en las negociaciones, él no hubiera firmado como lo hizo Buzzi, despertó una reacción airada de este último, que se manifestó “un poco hinchado las bolas de las bravuconadas de quienes critican al lado de la ruta”. Llambías, en cambio, permaneció en silencio frente a los cuestionamientos de Carbap.

Los acuerdos ya firmados y publicados para los productores de trigo, de carne y de leche llevaron cierta tranquilidad al sector de pequeños productores, que ahora esperan respuestas concretas de apoyo a cultivos regionales. La Presidenta de la Nación ya adelantó la reducción a la mitad de las retenciones a las exportaciones vitivinícolas y ahora se esperan gestos de igual proporción para productores de lana y de frutas de la Patagonia o de girasol y algodón del Norte. Si avanza el acuerdo, crecen las chances que grupos más ligados a la pampa húmeda busquen una ruptura de la Mesa, utilizando la rebaja a las retenciones de soja como bandera indeclinable.

Compartir: 

Twitter
 

Mario Llambías, bien custodiado. Su “base” respalda, pero no firma.
Imagen: Gustavo Mujica
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.