DEPORTES › OPINIóN

Charlemo’ un ratito, ¿eh?

 Por Diego Bonadeo

“Se informa que el estadio y el predio de entrenamiento se encontraban debidamente custodiados.” Con esta contundencia comenzaba el informe del Coprosede respecto de lo que ayer por la mañana sucedió cuando el plantel de Racing se entrenaba despues de la derrota 1-4 frente a Tigre. Habría que determinar cuál es el criterio que las autoridades de la “seguridad deportiva” –como si la seguridad no fuese una sola, deportiva o no– tienen para entender qué quiere decir “debidamente custodiado”.

Pintadas con amenazas de muerte con mensajes “cuasimafiosos”, como parece ser de estilo calificar por estos tiempos a cuestiones mucho más incruentas, aparecieron en lugares “debidamente custodiados”, mientras integrantes del grupo de amenazados, como el locuaz director técnico de la barba candado, Ricardo Caruso Lombardi, y los futbolistas Franco Sosa y Pablo Migliore –este último conocedor desde su paso por Huracán del modus operandi de los barrabravas– dialogaban un rato con los “visitantes”, quitándole la primicia al religioso Juan Gabriel, integrante de la comisión directiva de Racing, que un par de semanas atrás sugirió que una reunión de los futbolistas con los de profesión apretadores podía ayudar a solucionar los problemas del club.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.