ECONOMíA › CONVERTIBILIDAD

“Duró siete años de más”

–¿Usted cuándo hubiera devaluado?.............
–La convertibilidad se montaba sobre tres supuestos, que nunca nadie explicitó. Que no iba a subir el gasto público, que los mercados internacionales de crédito y de divisas se iban a mantener en condiciones normales y que la Ronda Uruguay del GATT iba a terminar en 1992 con una fuerte valorización de los productos que nosotros exportamos. Ninguno de esos tres supuestos se cumplió. El gasto público subió espectacularmente, los países desarrollados y no desarrollados devaluaron y la Ronda de Uruguay terminó desde el punto de vista de nuestros intereses en un fracaso total porque no hubo ninguna liberalización del comercio agrícola o agroindustrial. Con esos tres datos, la convertibilidad sólo era sostenible hasta el final de 1994. Hace siete años que venimos haciendo malabares financieros, llamados blindaje, megacanje, etcétera, mediante los cuales la deuda externa aumentó más del doble. Esto terminó cuando acabó el financiamiento. La explicación es obvia, estaba ahí, quien no lo quiso ver no lo hizo por razones políticas o porque había buenos negocios para los bancos.
–¿Por qué el Fondo no la veía?
–A veces se habla del Fondo, de Estados Unidos, como si fueran entidades absolutamente homogéneas. No lo son. La verdad es que los bancos hicieron muy buenos negocios. La relación entre el Fondo y los bancos es muy obvia.
–Esa relación sigue hoy.
–(ríe) Supongo que sí.
–¿Cuál es el tipo de cambio de equilibrio hoy para Argentina?
–Antes existía la ficción creada por la convertibilidad de que Argentina tenía un Producto Bruto per cápita de 9000 dólares. Hoy hay una ficción creada por el mercado. El valor del tipo de cambio hace que hoy estemos hablando de un PBI per cápita de alrededor de 2000 dólares. Ayer era obvio que Argentina no era un país de 9000, hoy es obvio que no es un país de 2000.
–¿De cuánto es?
–Algo intermedio.
–Usted no lo quiere decir, pero el cálculo da alrededor de 1,8-2,0. Al respecto, ¿no es peligrosa la estrategia del Banco Central de dejar el dólar a 3,30?
–Ese valor tiene adentro un grado muy alto de incertidumbre.
–¿Para bajar la incertidumbre no es necesario usar más reservas?
–La incertidumbre no se maneja usando reservas. En Inglaterra en 1992 la señal que llevó a los especuladores a unirse a Soros en el ataque contra la libra la dio el propio Banco de Inglaterra con su intervención masiva en el mercado.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.