ECONOMíA › ENTRA EN VIGENCIA LA NUEVA LEY DEL MERCADO ARGENTINO DE CAPITALES

El fin de la autorregulación

“Todos somos buenos, pero cuando nos controlan somos mejores”, señaló Cristina Fernández de Kirchner al informar en la Bolsa de Comercio que ya firmó la reglamentación.

 Por Cristian Carrillo

“Todos somos buenos, pero cuando nos controlan somos mejores”, señaló la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al lanzar la nueva ley de mercado de capitales ayer, durante un acto por el 159º Aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. El nuevo marco regulatorio había sido aprobado en diciembre último por el Congreso y la semana pasada se concluyó la reglamentación que estará vigente esta semana. “La nueva ley que ponemos en marcha exige dotar al mercado de nuevos instrumentos y formas de negociación que le impriman transparencia, agilidad y seguridad a los inversores”, aseguró la jefa de Estado, quien ya firmó el decreto 1023 a través del cual se tornará operativa la flamante ley. Bajo el nuevo marco legal, según anunció la mandataria, se aprobó el primer fideicomiso para financiar ciencia y tecnología y otro de 48.000 millones de pesos para el Pro.Cre.Ar.

La Presidenta arribó al emblemático edificio de la Bolsa –fundada el 10 de julio de 1854– acompañada por el jefe de Gabinete, Abal Medina, cerca de las 20. La esperaba en el primer piso el resto del gabinete, que luego la secundaría en el estrado donde dio su discurso, y los principales directivos de la Bolsa, incluso el ex presidente de la institución, Adelmo Gabbi. La recibió el nuevo titular, Horacio Fargosi, quien además, como anfitrión, fue el encargado de las palabras de bienvenida. En la calle se dispuso un operativo y un vallado por 25 de Mayo desde Tte. Gral. J. D. Perón hasta Corrientes. “La estructura de funcionamiento resultado de la nueva ley nos lleva a que entremos a los 160 años con un nuevo paradigma”, aseguró Fargosi.

La Presidenta felicitó a los presentes por los festejos. La concurrencia fue significativamente menor a otros años. Sólo se pudo acceder por invitación, las cuales se cursaban hasta anteayer. “Es un buen marco y un buen momento para anunciar que ponemos en marcha la Ley 26.831 (de mercado de capitales) en reemplazo de la 17.811, de 1969, una ley de la dictadura”, señaló la Presidenta. La nueva ley pone fin a la autorregulación de los mercados, reivindica el rol del Estado fortaleciendo el rol de la Comisión Nacional de Valores, pone en el centro de la escena la protección al inversor, invita a las universidades a competir con las calificadoras de riesgo y establece nuevos productos y proyectos. “Bajo este nuevo esquema, la CNV aprobó el primer fideicomiso de ciencia y tecnología, que sólo tiene ahora Argentina e Israel”, informó Fernández de Kirchner. El Fondo de Innovación Tecnológica es un fondo común de inversión con oferta pública que tendrá como objetivo la realización de inversiones en empresas que estuviesen emprendiendo este tipo de proyectos. Además, la CNV le aprobó al Banco Hipotecario la emisión de deuda por 43.785 millones de pesos para la línea Pro.Cre.Ar.

Los cambios que se dispusieron en la nueva reglamentación buscan darle a la Bolsa una mayor profundidad –financiamiento empresario–, que actualmente representa el 7 por ciento del PIB, mientras que en Estados Unidos implica el 154 por ciento; en Chile, el 140 por ciento; y en Brasil, el 44 por ciento. “Profundidad tampoco es un indicador bueno en sí mismo. Es sólo un instrumento que sirve para crecer, pero después debe servir para mejorar condiciones socioeconómicas”, agregó. El espíritu de la norma tiene la pretensión de ir en ese sentido.

La mandataria se focalizó en los principales puntos de la nueva ley para los mercados de capitales. “El primer punto es la interconexión on-line de carácter obligatorio, lo que permitirá configurar una plataforma de operaciones federal”, apuntó. Los mercados deberán tener sistemas de negociación interconectados, para permitir el intercambio de información, la negociación, la liquidación y compensación, y libros de órdenes comunes, con el objetivo de concentrar liquidez en cada instrumento logrando la mejor ejecución de las órdenes, según la reglamentación a la que pudo acceder este diario y que se publicará en el Boletín Oficial. “No va a ser necesario ser socio de ningún mercado para operar, para que no sean cotos cerrados, mientras que las Bolsas se constituirán como sociedades anónimas “, agregó CFK. Según la reglamentación, los Mercados otorgarán membresías a los agentes sin exigir la calidad de accionista.

El punto más discutido es la autorregulación de los mercados. “Cada Bolsa establecía su propia regulación, hasta que luego de Lehman Brothers, vimos cómo termina la falta de intervención del Estado”, remarcó. La CNV pasa a tener el régimen disciplinario y sancionatorio de forma directa sobre los agentes, personas físicas y jurídicas comprendidas en el ámbito del mercado de capitales. Se incorpora también una mayor capacidad de control y fiscalización, al incluirse el intercambio de información con otros organismos públicos, según el texto definitivo de la reglamentación. Otro punto es el de las calificadoras de riesgo. La ley torna no obligatoria la calificación de deuda y crea las condiciones para que las universidades públicas participen. “Es el reemplazo de una estructura que ahora se adecua a los pedidos internacionales”, opinó Fargosi. Con el impulso de la sanción de la Ley 26.831, la CNV trabajan en la firma del Memorando Multilateral de Entendimiento de la Organización Internacional de Comisiones de Valores (Iosco), el cual se encuentra en la etapa final para su aprobación.

Compartir: 

Twitter
 

La Presidenta estuvo acompañada por sus ministros durante el discurso en la Bolsa de Comercio.
SUBNOTAS
  • El fin de la autorregulación
    Por Cristian Carrillo
  • Cifras record
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.