EL MUNDO › ARABIA SAUDITA ES LA PRIMERA PARADA DE SU GIRA, QUE TAMBIéN INCLUYE EUROPA

Obama fue a Medio Oriente a saludar a amigos

El presidente estadounidense, Barack Obama, emprendió ayer su primera gira por Medio Oriente, donde buscará el respaldo del mundo árabe a sus iniciativas para resucitar el proceso de paz en la región. El palacio real en Arabia Saudita será su primera escala y allí Obama se reunirá con el rey Abdulá, quien intenta relanzar una iniciativa de paz entre el mundo árabe e Israel desde el 2002 que contaría con el respaldo de la mayoría de los países árabes e islámicos. “Creo que la administración está interesada en el plan saudita de abril de 2002”, confirmó Steven Cook, del influyente Consejo para las Relaciones Internacionales de Nueva York.

La iniciativa saudita propone la total normalización de las relaciones entre los países árabes e Israel a cambio de que Tel Aviv se retire a sus fronteras previas a 1967, se cree un Estado palestino y se encuentre una solución para el problema de los refugiados palestinos de 1948.

Sin embargo, la visita a Egipto y el discurso que desde la Universidad de El Cairo Obama dará mañana a todo el mundo árabe sobre el proceso de paz y los esfuerzos que él hará para acercarse a los pueblos de la región es el momento más esperado de su gira.

Por eso, el número dos de la red Al Qaida, el egipcio Ayman al-Zawahri, apareció ayer y buscó anticiparse al norteamericano al criticar el discurso que éste dará desde El Cairo, asegurando que sus palabras no cambiarán en nada el comportamiento sangriento que su país envía a los musulmanes de Irak y Afganistán. “Sus mensajes sangrientos fueron recibidos y todavía son recibidos por los musulmanes, y no serán ocultados por las campañas de relaciones públicas ni por visitas ridículas ni por palabras elegantes”, lanzó el segundo de Osama bin Laden, en un mensaje de audio difundido por Internet.

A su vez, Al-Zawahri afirmó que los funcionarios egipcios que darán la bienvenida a Obama son esclavos de Estados Unidos que convirtieron a su país en una estación internacional de tortura en la guerra de Estados Unidos contra el Islam, refiriéndose así al revelado programa ilegal de la inteligencia estadounidense llamado de “entregas extraordinarias”, por el que agentes de la CIA trasladaron a presuntos fundamentalistas capturados a distintos países, entre ellos Egipto, para ser interrogados.

En este sentido, Al-Zawahri instó a los egipcios a repudiar a Obama cuando dé su discurso y sostuvo que su decisión de viajar a El Cairo demuestra que Estados Unidos persiste en su alianza con gobiernos corruptos y dictatoriales de Medio Oriente, tal como Al Qaida considera a la administración del presidente egipcio Hosni Mubarak, en el poder desde comienzos de los años ’80. “Es un claro mensaje de que Estados Unidos no está a favor de la reforma y el cambio, sino a favor de la continuación de los existentes regímenes tiránicos y podridos”, disparó el egipcio en una grabación citada por la cadena estadounidense CNN.

Antes de partir, el presidente estadounidense señaló que confiaba en relanzar las negociaciones israelo-palestinas, a pesar de lo cual la Casa Blanca se mostró evasiva sobre la estrategia a seguir tras una serie de reuniones con líderes de la región en las últimas semanas, en especial la que Obama mantuvo con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Y es que Obama defendió repetidamente una solución que implique la existencia de dos Estados, uno israleí y otro paletsino. No obstante, Netanyahu, por ahora, sigue construyendo asentamientos en Cisjordania y no quiere ni escuchar hablar de tal opción.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.