EL MUNDO › SE DESPEGA DE LACALLE CON UNA CAMPAñA TRANQUILA Y CUIDADOSA

Pepe encara la recta final

Mientras Mujica se cuida de las declaraciones fuertes y no aparece mucho en los medios, Bordaberry protege su capital político y le retacea apoyo a Lacalle, quien erró el camino al intentar vincular al candidato del FA con un arsenal ilegal.

 Por Mercedes López San Miguel

El candidato del centroizquierdista Frente Amplio, José “Pepe” Mujica, acaricia el triunfo en el ballottage del domingo. Ubicado en el arranque en una posición favorable, el ex líder tupamaro ha sabido capitalizar la base conseguida en primera vuelta, tanto el 48 por ciento de votos como la mayoría parlamentaria. En contraste, su rival del Partido Nacional (o Blanco), Luis Alberto Lacalle, no ha podido revertir la brecha de entre 7 y 10 puntos que lo separan del favorito, como lo muestran todas las encuestas de opinión.

A cuatro días de los comicios, la balanza se inclina hacia un nuevo gobierno frenteamplista. Algunos analistas se refieren a que sólo un “milagro” o un “gran acontecimiento” a último momento podría revertir la tendencia. Ignacio Zuasnabar, de la consultora Equipos Mori, explicó a Página/12 qué factores jugaron en este último tramo electoral. “Lacalle debería haber sido impecable y Mujica malo, un escenario que nunca se dio. Se consolidó la diferencia entre ambos.”

Asesorado por su comando, Mujica apareció poco o casi nada en los medios internacionales. El candidato suele ser desbocado y espontáneo, una virtud para algunas ocasiones y un defecto para otras. Esta vez cuidó sus palabras. En una reciente entrevista con la cadena estadounidense CNN se le preguntó si pensaba convocar a una asamblea constituyente. El contestó con un categórico no. Ante los eventuales temores de un electorado más moderado, el presidenciable transmitió tranquilidad a los mercados, delegando la política económica en su compañero de fórmula y ex ministro de Economía, Danilo Astori.

Como claro segundo, Lacalle era quien debía correr más riesgos. Se equivocó al insistir en vincular el hallazgo de un arsenal ilegal enorme con los tupamaros de los años ’60. “Sin tener ninguna evidencia el Partido Nacional se embanderó en una denuncia y como mínimo perdió una semana valiosa de campaña, como máximo le costó políticamente. Distrajo el foco de la campaña”, señaló Zuasnabar.

Lacalle tenía por delante tres desafíos: alinear el electorado de centro detrás de su figura, mantener a su base contenta y dar vuelta algunos votos de frenteamplistas menos convencidos. Parece no haber avanzado en ninguno. Se debió en parte a que Pedro Bordaberry no se movilizó con su dirigencia. “Ante un escenario poco estimulante y difícil de revertir, era razonable que Bordaberry, quien tiene una carrera por delante, no se jugara por Lacalle, para no quedar pegado a una derrota. No hizo lo que hicieron los blancos con Batlle en 1999”, dijo el consultor.

Ante esta poca convocatoria desde el Partido Colorado, ¿cómo votarán sus electores este domingo? Zuasnabar ensayó la respuesta. “Los más ideologizados, los colorados históricos (centroderecha y derecha), seguramente votarán por Lacalle. Pero aquellos independientes que votaron a Bordaberry el 25 de octubre probablemente no voten a Lacalle. “Hay un 10 por ciento de los colorados que votará por Mujica.”

En la primera vuelta del 25 de octubre, el Frente Amplio obtuvo 47,96 por ciento de los votos, y se aseguró mayoría parlamentaria, mientras que el Partido Nacional recibió 29,07 por ciento, en tanto el Partido Colorado cosechó 17 por ciento y el Partido Independiente 2,49 por ciento.

Para la segunda vuelta, Mujica supera el porcentaje: obtiene el 49,6 por ciento de las intenciones de voto y el ex presidente neoliberal de los noventa recibe el 42,1 por ciento de las adhesiones, según la encuesta de Interconsult difundida ayer, último día para publicar sondeos de opinión. “Si estas intenciones se mantuvieran (para el domingo), el triunfo de Mujica-Astori estaría asegurado, aun si todos los indecisos se inclinaran por Lacalle-Larrañaga”, dijo Juan Carlos Doyenart, director de Interconsult, en su presentación de la encuesta en el diario Ultimas Noticias. Consciente de los datos, pero sin tirar la toalla, el candidato a vice Jorge Larrañaga dijo ayer que espera “un cambio de última hora”. Todos los blancos lo esperan.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Con errores, Lacalle no consiguió remontar la diferencia de la primera vuelta.
Imagen: Télam
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.