EL MUNDO › ASUMIO LA NUEVA LEGISLATURA EN URUGUAY, CON MAYORIA OFICIALISTA

Amplio Congreso del Frente

La futura primera dama Lucía Topolansky e Ivonne Passada, responsables de la Cámara alta y baja respectivamente, inauguraron la jura. Entre otras medidas, se estima que la despenalización del aborto volverá a la agenda del recinto.

Los festejos por los veinticinco años de la vuelta a la democracia en Uruguay coincidieron ayer con la inauguración de un nuevo Poder Legislativo, en una jornada colmada de entusiasmo y expectativa. Los flamantes legisladores surgidos en los comicios nacionales de octubre pasado prestaron ayer su juramento para el próximo período 2010-2015, en lo que fue el primer acto formal del segundo gobierno del Frente Amplio (FA), que conservará la mayoría en ambas Cámaras.

A dos semanas de la asunción del futuro presidente, José Mujica, la Asamblea General Legislativa uruguaya renovó ayer a sus 30 miembros del Senado y a los 99 representantes en diputados, en una ceremonia protocolar en la que por primera vez dos mujeres presidieron los juramentos de defensa a la Constitución y correcto desempeño a los funcionarios públicos. La senadora y esposa del presidente electo, Lucia Topolansky, y la diputada y también ex integrante del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN) Ivonne Passada, responsables de la Cámara alta y baja respectivamente, fueron las encargadas de inaugurar el Congreso entrante.

“Es un evento especial: es la primera vez que coinciden dos mujeres en la historia del país”, dijo Pa-ssada tras su asunción como presidenta en diputados. “Tanto Lucía como yo no estamos por una cuotificación política y eso no es menor”, señaló ante el vigoroso aplauso de sus compañeros, quienes destacaron además su compromiso con la lucha política. Passada, docente de enseñanza técnica, de 54 años, comenzó a militar en Tupamaros en 1985 y desde 2002 integra la dirección del Movimiento de Participación Popular (MPP), del cual Tupamaros forma parte. Entre 2002 y 2004 formó parte de la dirección de la central obrera PIT-CNT y es diputada titular desde 2005, cuando sustituyó en su banca a Eduardo Bonomi, ex ministro de Trabajo y designado titular de Interior por el nuevo presidente.

Horas más tarde, el Senado realizó su sesión inaugural en manos de la primera dama Topolansky. Con 65 años y una amplia experiencia en la militancia política, la esposa de Mujica estará al frente de la Cámara alta de su país, pero sólo hasta el 1º de marzo, cuando el vicepresidente Danilo Astori asuma su cargo junto al presidente electo. En su carácter de legisladora más votada, Topolansky fue la encargada de entregar las investiduras a los senadores y senadoras electos, felicitando y deseando un “buen trabajo” a cada uno de ellos.

El bloque oficialista, al igual que en la gestión anterior, conservará su mayoría en ambas cámaras, con 50 diputados y 16 senadores, mientras que la oposición contará con 63 (de los 130 legisladores de la Asamblea General) divididos entre el Partido Nacional (Blanco), con 30 diputados y nueve senadores; el Partido Colorado, con 17 diputados y cinco senadores, y el Partido Independiente, con tan sólo dos bancas en la Cámara baja.

A partir de ahora, la Cámara alta contará con pesos pesados de la oposición nacional, como el ex presidente del Partido Nacional Luis Alberto Lacalle y el dirigente colorado Pedro Bordaberry, ambos competidores de Mujica en las últimas elecciones presidenciales. El ex candidato a vicepresidente por el Partido Blanco Jorge Larrañaga será otra de las figuras fuertes del nuevo Congreso. La jornada de ayer tuvo asimismo sus despedidas. El dos veces presidente colorado Julio María Sanguinetti y al ex canciller Reinaldo Gargano, único dirigente que estaba en el Parlamento desde la restauración democrática de 1985, dijeron adiós a su función legislativa tras varios años de militancia política.

La nueva administración enfrenta varias prioridades legislativas que son clave para el gobierno entrante. Cuestiones tales como una reforma educativa, más inversión en seguridad e infraestructura, la reestructuración en el transporte y la puesta en marcha de un plan de vivienda para mejorar las condiciones habitacionales de los sectores de menos recursos son algunas de los trabajos conjuntos que le esperan debatir tanto al oficialismo como a la oposición. También se estima que cuestiones más polémicas, como la despenalización del aborto, volverán a la agenda del recinto parlamentario.

“Hace mucho tiempo que no se ve a los principales líderes políticos ocupando bancas”, aseguró el reconocido politólogo Juan Carlos Doyenart al ser abordado con preguntas sobre el tema. “Esto favorece la negociación y le da al Parlamento una relevancia que no tenía”, señaló, advirtiendo las nuevas fortalezas del Poder Legislativo uruguayo. “Este período comienza más auspicioso que el anterior, por la amplia predisposición al diálogo de Mujica. Aunque la clave de lo que ocurra lo va a determinar la incorporación o no de la oposición”, pronosticó.

Terminado el acto formal, los festejos continuaron por la noche montevideana, con un espectáculo artístico desarrollado en las escalinatas del Palacio Legislativo.

Compartir: 

Twitter
 

En su carácter de senadora más votada, Topolansky fue la encargada de entregar las investiduras a sus pares.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared