EL MUNDO › EL PRESIDENTE VENEZOLANO SOSTIENE QUE COLOMBIA COMENZARíA UN ATAQUE DESDE EL OPOSITOR ESTADO DE ZULIA

Chávez teme una agresión y cancela un viaje a Cuba

Chávez versus Uribe. Entre nuevas acusaciones, este último dijo que termina su gobierno con “tristeza” por no haber podido acabar con las guerrillas. Al parecer, Caracas llevaría una posición de paz a la cumbre de la Unasur.

 Por Por Katalina Vásquez Guzmán

Desde Medellín

La posibilidad de una guerra entre Colombia y Venezuela sigue marcando la agenda en ambos países, desde que el jueves Hugo Chávez ordenó a sus diplomáticos salir de Bogotá y rompió relaciones con este país. Estados Unidos, según denuncia el presidente venezolano, es el tercer actor en esta confrontación con un supuesto plan para atacarlo desde Colombia que cada vez está más cerca de ser real, según Chávez. Ayer los gobernantes enfrentados continuaron una sarta de declaraciones que, entre agresión y acusación, trajeron el anuncio de una oferta de paz de Caracas para Bogotá y la confesión melancólica de Alvaro Uribe por dejar el poder sin lograr acabar con la guerrilla.

En entrevista al diario El Tiempo de Bogotá, Uribe, próximo a abandonar el Palacio, señaló que termina su gobierno con “tristeza” porque “estos terroristas no han sido capturados”, refiriéndose a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), principales facciones armadas de izquierda en este país. “Yo sí me voy con la tristeza de que estos terroristas sigan con la capacidad de hacer daño y desde el extranjero”, dijo tres días después de que envió a su embajador en la OEA a presentar fotos y videos como pruebas de que Venezuela, según Colombia, protege cabecillas guerrilleros y alberga más de 80 campamentos y 1500 rebeldes.

En el Palacio de Miraflores se insiste en la versión de que las denuncias son parte de un plan estadounidense para atacarlo. Por esa sospecha ayer Chávez Frías suspendió un viaje a Cuba. “Una agresión armada contra territorio venezolano desde Colombia en este momento tiene una probabilidad como nunca la tuvo en cien años (...). Todo indica que el gobierno de Estados Unidos es el gran culpable, el planificador, el instigador”, dijo en un acto público del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Según Chávez, el ataque comenzaría en el estado de Zulia, pues es gobernado por un opositor a su gobierno. Su temor está basado, según explicó, en “un conjunto de informaciones, de intenciones recogidas por distintas vías, abiertas, encubiertas, nacionales, internacionales”. Animado por el público chavista, el jefe de gobierno anunció que suspenderá los envíos de petróleo a Estados Unidos “aunque tengamos que comer piedras” en caso de hacerse real el ataque anunciado.

Defendiéndose de las acusaciones de Uribe, Chávez dijo en el mismo discurso que “jamás permitiría” la presencia de guerrilleros extranjeros en su país. Su canciller, Nicolás Maduro, afirmó horas más tarde que el próximo jueves, durante la cumbre de cancilleres de la Unasur en Quito, “nosotros vamos a llevar la posición de paz que propone Venezuela para Colombia”. El ministro no detalló si la proposición trata sobre la presunta presencia de guerrilla en su país, pero sí se sumó a las fuertes declaraciones contra el gobierno de Uribe, de quien dijo que “termina muy mal, aislado totalmente en América latina, despreciado por los pueblos del continente, investigado por grandes asesinatos y masacres, pero además derrotado por la guerra; la guerra ha derrotado a Uribe”.

Caracas se defendió una vez más de Colombia acusando a Norteamérica. “No puede haber relaciones entre vecinos si uno de los vecinos te está agrediendo, te está amenazando, presta su territorio para que un malandro como Estados Unidos ponga sus bases militares”, agregó Maduro, esperanzado en que el clima binacional mejore desde el próximo 7 de agosto, cuando en Colombia asume el poder Juan Manuel Santos, ex ministro de Defensa de Uribe. Para Venezuela, según aseguró ayer su presidente, es indispensable que el nuevo gobierno tenga “voluntad política real” de mejorar las relaciones. “Señales claras e inequívocas” de ello demandó Chávez “para reemprender el camino del diálogo, sin trampas, y sin obviar que Uribe deja tierra arrasada detrás de sí y todos los puentes rotos”.

“Confío en que la Colombia bolivariana, la Colombia que piensa y ama, la Colombia profunda que encarna su pueblo, la Colombia de sus grandes intelectuales y sus verdaderos líderes políticos, haga sentir la fuerza de su voz contra quienes quieren convertirla en la plataforma de una intervención militar estadounidense en Venezuela”, afirmó el jefe de Estado venezolano. “Si hay respeto, habrá coexistencia, convivencia y cooperación”, explicó el canciller Maduro desde San Antonio del Táchira, disponiendo, aparentemente, una posibilidad de mejorar el ambiente durante la cita de Unasur, donde ya no está invitado Estados Unidos.

Colombia, Ecuador y Venezuela son los integrantes de la Unasur además de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Guayana, Paraguay, Perú, Surinam y Uruguay. Este organismo internacional no está en competencia con la OEA, aclaró ayer su secretario general, el chileno José Miguel Insulza, ampliamente criticado por convocar la sesión extraordinaria de la semana pasada que provocó la ruptura de relaciones. Fue allí donde Colombia puso en el escenario internacional la denuncia que repite desde hace años: tolerancia de Venezuela con las FARC y el ELN. Insulza afirmó que no intervendrá en este conflicto “salvo que Colombia presente sus solicitudes por escrito y que Venezuela asienta”.

Compartir: 

Twitter
 

Ante un público de simpatizantes, Hugo Chávez dijo: “Confío en que la Colombia bolivariana haga oír su voz”.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.