EL MUNDO › FORMó GOBIERNO CON LA DEMOCRACIA CRISTIANA

Hoy manda la derecha en Portugal

El primer ministro electo de Portugal, Pedro Passos Coelho, anunció ayer su gobierno conservador, formado por sólo once ministros. Con respecto al saliente Partido Socialista se trata de cinco menos. Además hay dos mujeres y tres independientes.

Passos Coelho, que ganó las elecciones del pasado 5 de junio, deja además tres ministerios –Exteriores, Seguridad Social y Agricultura– en manos de los democristianos del Centro Democrático y Social (CDS-PP) con los que ayer firmó un pacto de legislatura para garantizar la mayoría absoluta en el Parlamento. Miembros del Partido Social Demócrata (PSD, centroderecha) del primer ministro asumirán las carteras de Justicia, Interior, Asuntos Parlamentarios y Defensa, mientras que Finanzas, Economía, Educación y Salud quedarán en manos de personalidades independientes.

Passos Coelho había anunciado en la campaña electoral un Ejecutivo de sólo diez miembros que se amplió a uno durante las negociaciones del pacto de gobierno con el CDS-PP. En el gabinete conservador desaparecen dos ministerios de la etapa socialista (Cultura y Presidencia) y otros tres quedan integrados en carteras diferentes (Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones se integra en Economía, Ambiente en Agricultura y Enseñanza Superior en Educación). Passos Coelho, designado primer ministro el martes por el jefe de Estado, Aníbal Cavaco Silva, de su mismo partido, tomará posesión la próxima semana, cuando se constituya el nuevo Parlamento luso. El dirigente conservador, cuyo partido cuenta con 108 de los 230 diputados de la Asamblea, firmó un pacto de legislatura con el líder del CDS-PP y nuevo ministro de Exteriores, Paulo Portas, que con 24 diputados garantizará la mayoría absoluta del Ejecutivo.

Los socialistas, que llegaron al poder en 2005, perdieron en las elecciones de hace dos semanas 23 diputados y con 74 asientos en el Parlamento, serán la primera fuerza de oposición. El acuerdo de gobierno entre el PSD y el CDS-PP da prioridad a los compromisos financieros de Portugal, que debe cumplir un severo programa de austeridad y reformas a cambio de recibir los 78.000 millones de euros otorgados por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en abril. Con las acciones previstas en su pacto de gobierno los dos partidos conservadores de Portugal quieren sacar al país de su grave crisis y recuperar la confianza de los mercados, que mantienen el acoso a la deuda lusa y exigían hoy más del 11 por ciento de interés, un record histórico, por el bono luso a diez años.

Passos Coelho destacó que ha cumplido el compromiso de cerrarlo de manera muy rápida para que el país pueda conocer en tiempo record quién va a gobernarlo en los próximos cuatro años. El nuevo primer ministro luso anunció a los portugueses que habrán de vivir con grandes dificultades para salir de la crisis.

Compartir: 

Twitter
 

Passos Coelho (izq.) saluda en la presentación del nuevo gobierno.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.